×
Red Internacional

ABUSO ECLESIÁSTICO E IMPUNIDAD.El papa Francisco recibió al cardenal Pell, acusado de abuso y encubridor de curas pederastas

El papa recibió este lunes, 12 de octubre, en una audiencia privada al Cardenal australiano George Pell, condenado y luego absuelto por abuso en su país. Además está acusado de encubrir varios casos de pedofilia.

Claudia Savo@ClaudiaUrquia1

Martes 13 de octubre de 2020 | 11:00

El Cardenal Pell, fue absuelto por casos de pedofilia luego de ser condenado en el 2018 en su país, Australia y regresó a Roma el miércoles 30 de septiembre, después de tres años de ausencia. La noticia, fue confirmada a través del Boletín Oficial del Vaticano, que precisa a diario las actividades del sumo pontífice.

George Pell, ex titular de la Secretaría de Economía del Vaticano, de 79 años, había sido hallado culpable por abuso de menores contra dos niños del coro de la catedral de Melbourne entre 1996 y 1997, cuando se desempeñaba como arzobispo de la ciudad australiana, luego, en 2003, fue acusado de abusar de un niño de 12 años, pero el caso fue desestimado.

Te puede interesar: “No denuncies a tu tío” y “rezá por mí”: reacciones de Francisco ante una víctima de abusos

El sacerdote Gerald Ridsdale, amigo personal de Pell, abusó de decenas de niñas y niños en Melbourne a mediados de la década de 1970. En consecuencia, fue condenado por la justicia civil a prisión hasta 2019, algunas de sus víctimas se suicidaron. El cardenal, en ese momento asesor del obispo, aseguró no estar al tanto, encubriendo de esta manera, los abusos.

Numerosos sobrevivientes de los abusos acusan a George Pell de haber participado activamente de los encubrimientos y de no haber tomado medidas para separar a los curas pederastas de la Iglesia.

Sin embargo, el papa Francisco, el 24 de febrero de 2014 lo nombró titular de la Secretaría de Economía del Vaticano. Luego, el mismo papa se pronunció en contra de los abusos. Ordenó la creación de un tribunal especial para juzgar obispos encubridores de los casos de abuso. Los curas juzgarían a los curas y los procesos se llevarían a cabo en el Vaticano. En conclusión los casos se mantendrían en la impunidad.

En diciembre de 2018 Pell había sido declarado culpable de delitos sexuales sobre menores y en febrero de 2019 se ordenó su ingreso en prisión. Tras la condena, el cardenal había sido apartado por el papa Francisco de su cargo como jefe de las finanzas vaticanas, además de recibir una prohibición para el ejercicio público del ministerio sacerdotal y para cualquier contacto con menores.

Te puede interesar: Francisco habla de pobreza, pero las cuentas vaticanas atesoran más de € 4.000 millones

En abril pasado, la Corte Suprema australiana había anulado la condena a seis años de prisión que pesaba contra George Pell en la causa que investigaba abusos a menores, al existir “la significativa posibilidad de que una persona inocente haya sido condenada con unas pruebas que no establecían la culpabilidad con el grado de prueba requerido”, siendo Pell inmediatamente puesto en libertad.

La iglesia protege como siempre a los curas pederastas, mientras señala como enfermas y enfermos a las minorías como el LGTBIQ, reafirma su postura en contra de los anticonceptivos y ejerce presión sobre los gobiernos para que no salga la ley por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito entre otras cosas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias