Mundo Obrero

POLITICA

El pago del bono de $ 8000 y la pelea de los jubilados de Neuquén

Comenzó esta mañana el pago del bono a 28 mil pasivos de la provincia. Del movimiento de jubilados de Aten señalan que la medida llega tarde, es insuficiente y no resuelve el problema de fondo del sector que más sufre el ajuste.

Martes 2 de febrero | 12:00

Comenzó el pago por única vez a las y los jubilados estatales. Esta medida fue tomada por el Gobierno luego de que las y los jubilados estatales denunciaran y comenzaran a organizarse, estableciendo un plan de lucha contra el ajuste en sus salarios, contra el vaciamiento de la obra social del Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN) y la caja jubilatoria.

Omar Gutiérrez remarcó el "enorme esfuerzo" que hace la provincia para pagar el bono a 28 mil jubilados, teniendo en cuenta la difícil situación económica en que quedaron las arcas provinciales luego de la pérdida de 25 millones de pesos en concepto de regalías durante la pandemia del covid 19.

Liliana Obregón referente del movimiento de jubiladas y jubilados de Aten, en relación a la lucha que dieron, sostuvo que organizaron manifestaciones "en conjunto con otros sectores de jubilados para denunciar que el Gobierno de la provincia no nos había pagado la suma que le otorgó a los activos. Nuestra posición es recuperación salarial y de acuerdo a la canasta familiar, indexada a la inflación y retroactivo al 2020 porque no hemos tenido ningún tipo de aumento".

Al ser consultada sobre cómo fue recibido este bono al interior del movimiento de jubiladas y jubilados, Obregón indicó que "la reacción rápida fue considerar absurda esta suma, que además está recortada porque es como si fuera el 80% del monto del bono y en realidad cuando la suma es fija se debe pagar la totalidad. Somos críticos con el Gobierno y con la conducción del sindicato, incluso algunos jubilados exigen la renuncia de los consejeros por darle la espalda a las demandas de los jubilados. Mantenemos nuestro rechazo a una suma fija, una demanda de recomposición salarial es el objetivo".

En la provincia de Vaca muerta, las y los trabajadores que tienen sus salarios congelados desde el 2019 ven como la inflación golpea al bolsillo, con una canasta básica que llegó a acumular una inflación del 39.1% en el 2020. Así la canasta básica de familia de 4 integrantes haciende a $57.014 pesos.

En el marco de una crisis sociosanitaria profunda, las y los jubilados siguen siendo tratados como trabajadores de segunda por los gobiernos nacionales y provinciales. Sufriendo ataques a sus condiciones de vida, mientras se beneficia a los bancos, las petroleras. Tratan a nuestros jubilados como la variable de ajuste para seguir las directivas del régimen del FMI.







Temas relacionados

Pandemia   /    Omar Gutiérrez   /    Jubiladas y jubilados   /    ATEN   /    Ajuste   /    Neuquén   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO