×
Red Internacional

El cura de las villas es muy admirado por el operador mediático de la derecha. En una charla por Radio Rivadavia, el sacerdote creyó aportar al debate sobre la legalización del aborto con más conceptos religiosos.

Jueves 17 de diciembre de 2020 | 13:34

Este jueves el cura José María “Pepe” Di Paola habló por Radio Rivadavia con Eduardo Feinmann sobre el debate en el Senado respecto a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

Por un lado el sacerdote coincidió con el animador en que el aborto legal sería una especie de violación a los derechos humanos, tal como lo expresó semanas atrás en su exposición ante Diputados. “Se tienen que contemplar los derechos humanos del niño en el vientre de la madre”, insistió Di Paola, maniobrando discursivamente para pasar de argumentos sobrenaturales a supuestas fundamentaciones científicas, que sustentarían su posición en favor del aborto clandestino.

Mirá tambiénAndrea D’Atri: "Siguen las presiones de la Iglesia en el Senado"

Escuchar a Feinmann hablando de la defensa de los derechos humanos es como escuchar a Videla defendiendo la libertad de expresión. Y eso el Padre Pepe no solo lo sabe sino que es prosecretario de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM). Sin embargo las coincidencias antiderechos de las personas gestantes pueden más y la charla amena derivó en consideraciones un poco más esotéricas.

Luego de hablar de supuestas encuestas (tan creíbles como aquel Indec de Guillermo Moreno) que demostrarían que el 70 % de la gente de las villas está contra la legalización del aborto, Di Paola metió dos temas ajenos a la discusión para defender su postura: el FMI y los usureros internacionales, por un lado, y la Navidad por el otro.

“Acá se mueven los grandes intereses económicos, que están detrás del control poblacional”, dijo el cura en referencia al Fondo Monetario Internacional, Rockefeller, demás actores de la geopolítica y la mar en coche.

Leé también ¿Cómo es la campaña de la Iglesia católica contra la legalización del aborto en el Senado?

Entonces Feinmann le metió ficha. “Claramente hay que decirle a Alberto Fernández, com católico que es, que el aborto es un pecado”, sugirió el animador. Di Paola aprobó y agregó que “además el aborto es mirar el pesebre y pensar que no nació Jesús. El 25, cuando veamos el pesebre… yo no lo puedo… para mí, si hay aborto, no hay Navidad en Argentina, no festejemos nada”.

“¡Claro, Jesús no hubiera nacido”, pinchó Feinmann. “La verdad es que el niño Jesús no hubiese nacido”, repitió el cura. Y al explicar por qué, volvió a tirar una curiosa definición: “y, porque era una madre soltera (después José la reconoce) y en estas situaciones cualquier médico de estos muchachos le hubiese dicho ‘y bueno, a golpes es la mejor forma de terminar con esto’, ¿no? Y así no tendríamos al Mesías”, remató.

Di Paola es parte del grupo de curas villeros avalado y protegido desde el Vaticano por el encubridor de criminales sexuales Jorge Bergoglio. El Papa, de hecho, suele tener al Padre Pepe de vocero, al igual que al arzobispo de La Plata y también encubridor tenaz de pedófilos Víctor “Tucho” Fernández.

Todos ellos ya están organizando una serie de manifestaciones religiosas para la semana que viene en defensa del aborto clandestino, que seguramente serán reproducidas y festejadas por Eduardo Feinmann y otros derechistas. Mientras, los lobbistas de la Conferencia Episcopal Argentina siguen rosqueando con las senadoras y los senadores para sumar votos en el poroteo de estas horas de cara a la votación del 29 de diciembre.

Leé también Ocho derechos que la Iglesia católica rechazó en Argentina




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias