×
×
Red Internacional

Luego de haberlos desalojado este viernes, un operativo policial y municipal no permitió este sábado a los vendedores ambulantes y manteros de José C. Paz que vuelvan a instalar su feria. Más de 100 familias son las perjudicadas y no les ofrecen soluciones. Se están organizando por su derecho al trabajo.

Rodrigo LescanoRedacción Zona Norte Gran Buenos Aires @lescano559

Sábado 7 de mayo | Edición del día
El municipio de Mario Ishii impidió a feriantes volver a sus puestos - YouTube

La Policía bonaerense y personal municipal impidieron a los vendedores ambulantes armar su feria, ubicada sobre las vías abandonadas del Ferrocarril Urquiza y la Plazoleta Eva Perón, este sábado por la mañana. El pasado viernes habían sido desalojados sin ninguna orden judicial previa. Son más de 100 familias que no están pudiendo realizar sus actividades.

Uno busca laburar para vivir, ya son dos días de pérdida”, enfatizó Ernesto, uno de los vendedores que no pudo colocar su puesto esta mañana. Ante la negativa de las autoridades municipales y policiales para el armado de la feria, tanto él como sus compañeros decidieron realizar una reunión en el mismo lugar este domingo al mediodía para analizar cómo seguir. “Este lunes queremos cortar 197 y llamar a los medios que nos quieran acompañar”, expresó una de las feriantes a este medio.

Hasta el momento, la gestión del Intendente Mario Ishii (Frente de Todos) no ha ofrecido argumentos ni soluciones, solo represión como la que vivieron este viernes.“Vino la gente del municipio con picanas y nos amenazaron de que iban a confiscar la mercadería”, manifestó Ernesto. Otra vendedora denunció para Canal 13 que el personal municipal hacía “chispazos” al aire con sus picanas para exigirles que levanten sus mantas. También protestaron de que, en épocas de elecciones, políticos del Frente de Todos se acercan a ellos con promesas que luego no se cumplen.

Operativo policial de desalojo en la feria este viernes.

Son más de 100 familias que ganan su sustento diario con la feria. Ubicada a metros de la estación del Ferrocarril San Martín y de la Ruta 197, son vendedores ambulantes que ofrecen, principalmente, ropa usada, accesorios y otros productos de segunda mano. Su reclamo es volver a su lugar de trabajo. Cuentan con el apoyo de los comerciantes y de la comunidad.

Decisiones irrazonables

La represión del viernes en José C. Paz contra la venta ambulante fue la tercera de esa semana en el conurbano bonaerense. Tanto en Florencia Varela como en Morenose vivieron situaciones similares, en las cuales hasta hubo detenidos. En todas estas ciudades gobierna el Frente de Todos.

Ante la consulta para este medio sobre los fines políticos de estos desalojos, Omar Guaraz -secretario general del Sindicato de Vendedores Ambulantes Vendedores Libres- expuso que, con estas medidas, los intendentes profundizan la pobreza de los sectores populares y que son “decisiones totalmente irrazonables en tiempos de ajuste”.

Te puede interesar:"En la Feria ya no hay puestos de trabajo, por las topadoras de Alberto y Mariel Fernández, Kicillof y la policía de Berni"

Ante la consulta sobre la difusión de rumores sobre que en las ferias se comercializa mercadería robada y que operan mafias desde allí (y que por esto no tendrían que estar funcionando), el dirigente gremial advirtió que esos dichos solo culpabilizan a los trabajadores y permiten negociados entre el poder policial y el político. Guaraz ejemplificaba como en la Ciudad de Buenos de Aires se construyó, desde arriba, un relato que estigmatizaba a los manteros y esto permitía, una vez desalojados, la formación de zonas liberadas por parte de la Policía de la Ciudad. “Lo que genera inseguridad es la policía”, exclamó.

Desalojos que visibilizan la precariedad laboral

La resistencia a los desalojos que se vieron en la semana y la persistencia de los feriantes paceños a volver a su puesto de trabajo son la respuestas de los que menos tienen ante la actual crisis económica. Según el Observatorio de les Trabajadores de LID, la informalidad laboral entre 2020 y 2021 aumentó del 32,7% al 33,3%. El análisis de la caída del salario real arroja que el 50,6% de los trabajadores informales se encuentran bajo la línea de pobreza.

Te puede interesar: Informalidad sin "control": la fórmula de Cristina Kirchner no estaría funcionando

La pandemia impactó en un mercado de trabajo ya deteriorado y la recuperación del empleo tras el derrumbe en el 2020 y cruzado con el acuerdo con el FMI todavía resulta débil. Ante una inflación que no cesa, en las grandes ciudades surgieron trueques y ferias (protagonizados en su mayoría por mujeres), así como también la venta ambulante ha crecido exponencialmente en los últimos años.

Por estas razones, es clave defender los puestos de trabajo de los vendedores ambulantes y unir esta lucha al reclamo de trabajo genuino. Se hace urgente la necesidad de reducir la jornada laboral a 5 días y 6 horas a la semana, con un sueldo igual a la canasta básica, para repartir las horas de trabajo entre ocupados, sub-ocupados y desocupados.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias