×
Red Internacional

El mismo día que el secretario general de los petroleros aseguró que iba a “mover 30.000 personas” para desalojar a los trabajadores de salud de las rutas, su par de ATE Carlos Quintriqueo agredeció que el longevo burócrata y exsenador del MPN lo llamó “para ponerse a disposición de los estatales”.

Viernes 23 de abril | 20:51

Cuando las bases se rebelan, los burócratas tiemblan. Y también cierran filas. Así lo demostraron los secretarios general del Sindicato del Petróleo y Gas Privados de Neuquén y Río Negro, Guillermo Pereyra, y el de ATE Neuquén, Carlos Quintriqueo, quienes dejaron atrás viejas “disputas” entre los “privados” y los “estatales” para unirse contra las y los autoconvocados de la salud.

En la mañana, en declaraciones a FM Fuego de Cutral Có-Plaza Huincu, Pereyra había asegurado en tono explícitamente amenazante que “la paciencia tiene un límite. Nosotros vamos a poner un plazo en las próximas horas. Pero si esto no se soluciona vamos a salir a la ruta, 20, 30.000 trabajadores. Porque van a participar seguramente otros gremios seriamente afectados, como el personal Jerárquico, Camioneros. Vamos a salir a la ruta y les vamos a pedir amablemente a los trabajadores entre comillas, porque no son trabajadores, trabajadores son aquellos que se están rompiendo el culo en los hospitales... A estos grupos anárquicos que tratan de desestabilizar les vamos a dar la lección”.

Leé también Pereyra contra el personal de salud: “A esos grupos anárquicos les vamos a dar una lección”

El hace 40 años ininterrumpidos secretario general de petroleros, fue más allá y dijo que “el tema tiene que encauzarse a través de la organización sindical representativa. El gobierno no va a negociar con estos grupos anárquicos. Estaría desconociendo a una organización sindical. No puede negociar con gente que no tiene representatividad. Si todo se encauzara en el marco de ATE y UPCN, estaría perfecto. Fijate que ATE a lanzado un paro por recomposición salarial. Está perfecto. Ese es el camino”. Un claro apoyo a Quintriqueo contra la rebelión de las bases de salud.

Y Quintriqueo le devolvió la “gentileza”. A la salida de una reunión de conciliación claramente acordada previamente entre ATE y el Gobierno, para abrir una negociación que intenta usufructuar la lucha de los autoconvocados, el dirigente de ATE le devolvió los elogios. "Me llamó Guillermo Pereyra, para ponerse a disposición de los estatales. Nobleza obliga es trasladarle el saludo y el agradecimiento", aseguro en un claro mensaje mafioso.

Pero mientras los burócratas sindicales se cubren las espaldas, las y los trabajadores en los hospitales se siguen organizando como autoconvocados, en sus asambleas de base y la interhospitalaria. Y siguen en los piquetes en las rutas del petróleo desde hace 17 días, como parte de un plan de lucha que ya lleva más de 55 días ininterrumpidos por un aumento al básico del 40 % y el pase a planta de todos los eventuales. Quintriqueo, después de haber acordado un 12 % en febrero contra los mandatos de las asambleas, ahora se quiere reubicar con un paro “por tiempo indeterminado”, y exigiendo un 45 % de aumento. Por más que hayan planificado con el Gobierno un acuerdo para desarticular a los autoconvocados, los elefantes siguen en lucha y saben que cualquier conquista es producto de su lucha y no de un burócrata sindical que tiró para atrás desde el primer día.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias