×
×
Red Internacional

En el 2021 se aprobó un presupuesto educativo a la baja, quitándole el derecho a trabajar a docentes y dejando a muchísimos estudiantes sin clases. La mayoría de las suplencias no se cargan por los tiempos arbitrarios que se manejan en los Actos Públicos Digitales (APD), o en el mejor de los casos los publican cuando la suplencia está por vencer. Una gran estafa de este gobierno que cuenta con la complicidad de las conducciones sindicales oficialistas, que permiten la precariedad laboral por fuera del estatuto docente.

Lucas MenconiMaestro de grado en San Fernando y Tigre

Jueves 11 de noviembre | Edición del día

Los APD comenzaron cuando la cuarentena se prolongó a sabiendas de que las escuelas continuarían cerradas. Es decir, sólo para realizar el trabajo docente en forma virtual.

Esta metodología -en un momento de nula presencialidad- intentaba cubrir mínimamente algunas suplencias (escasas, la mayoría ni se cargaban) y no contemplaba a todas las modalidades. Por ejemplo, las de Especial y Adultos quedaron fuera de toda oferta y demanda.

Al ser virtual y ante la falta de trabajo en la crisis pandémica, colapsaron los actos y solo pudieron acceder aquellas o aquellos que tenían mayor puntaje, o sea los de mayor antigüedad, o quienes compraron puntos en cursos (económicamente costosos, pero con el beneficio de sumar puntaje).

De esta forma, se perjudicó a las y los docentes suplentes que esperaron la oportunidad de volver a tener un cargo o módulos, que ya de por sí era mínima.

En junio de este año volvió la presencialidad para quedarse. El 1 de septiembre fue decretada la vuelta total de estudiantes, ya sin burbujas y con un protocolo que va desapareciendo lentamente.

Si todas las escuelas están abiertas: ¿Cómo puede ser que la Secretaría de Asuntos Docentes (SAD), la encargada de realizar los actos públicos, aún siga cerrada? ¿Cómo se explica que en una escuela pueda haber 500 estudiantes y la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) no pueda garantizar un acto público con como máximo 50 docentes?

La explicación es fácil y muy sencilla: no quieren cargar las suplencias, eligen el recorte educativo. Les interesa ajustar en educación, incluso recortando el presupuesto ya aprobado.

Te puede interesar: Docencia precarizada: Kicillof no paga lo acordado a los docentes ATR

Menos trabajo = menos educación

Los cargos suplentes por duración de un mes con los APD se reducen a suplencias de unos pocos días: menos trabajo para los docentes, menos clases para el alumnado.

Este recorte no solo afecta a los docentes suplentes que necesitan trabajar, también a todos los estudiantes que se quedan sin profesores al frente del aula, y a sus familias que, después de una cuarentena interminable, siguen padeciendo el no poder tener clases presenciales.

Lo más grave es que planean que los APD continúen para poder seguir recortando con total impunidad, esperan que una licencia esté por vencer para subir en última instancia un decreto por 3 o 4 días y sin continuidad.

Te puede interesar: Programa +ATR: ¿Una reforma laboral de hecho contra les trabajadores de la educación?

Las responsables de precarizar

La responsabilidad política es del gobernador de Buenos Aires y de todo el gobierno nacional, ambos en la misma sintonía de recortar, precarizar, y encima no garantizar un comedor digno para las escuelas más castigadas. Es una vergüenza ver las viandas que llegan a sabiendas de que en muchos casos es "el plato fuerte" del día.

No solo es grave la actitud del gobierno, desligado totalmente al exministro Trotta que en abril aseguró la presencialidad y el mismo día se volvió a la virtualidad (casi renuncia), como en junio también aseguraba que no volvíamos a las aulas y a las horas se decretó la vuelta.

Está claro que no es quien tiene el poder, más bien es sólo una figurita para los que empatizan con la misma línea que Acuña en Capital Federal, y lograr mostrar una imagen diferente.

Lo peor de todo es sin dudas el silencio total (y la complicidad) de los representantes gremiales que cogobiernan descaradamente, y que ni siquiera se los escucha ante tanto desorden organizado.

Sindicatos que dicen ser democráticos (pero se atornillan en el poder durante décadas), feministas (sin embargo las caras visibles siguen siendo hombres) y combativos (me eximo de aclaración, sin palabras).

Los docentes son los que se tienen que hacer escuchar. Aunque nuestros representantes parezcan de recursos humanos de una patronal, hay que lograr llevar todos los reclamos a viva voz, que nadie nos haga callar, y que las y los docentes simplemente puedan tener el derecho a trabajar.

Párrafo aparte para los ATR donde la precarización laboral se disfrazó de "beca", sin aportes ni obra social y por fuera del estatuto docente. El derecho a trabajar vulnerado, y la precarización a la orden del día.

Los APD son el gran recorte en educación que nadie muestra, que nadie denuncia, que no se expone en ninguno de los grandes medios, y que tiene un silencio cómplice del FUDB que sí está al tanto de escuelas abiertas con jornada completa y sin comedor, mientras las SAD siguen cerradas.

Te puede interesar:ATR: Más ajuste para la escuela pública y millones al FMI

¿Qué ocurre en la zona norte del GBA?

En el norte del conurbano el recorte se hace sentir, pocas suplencias con decenas de postulados para un solo cargo, lo que obligan a muchos profesionales de la educación a tener que aceptar el precarizado programa ATR con tal de poder cubrir las necesidades básicas. Escuelas que trabajan ya sin el protocolo con todos los alumnos y alumnas y la secretaria de asuntos docentes cerrada no es una casualidad es un recorte pensado, que además intenta quedarse, mientras los representantes de las y los docentes ni siquiera lo reclamen.

Otro gran recorte es el del comedor cerrado en varias escuelas de la periferia, con alumnos y alumnas que lo único que reciben es un mate cocido diluido con 3 galletitas, o una taza de leche acuosa con una barrita de cereal, muy lejos del desayuno y la merienda de los hijos de los funcionarios, que seguramente cuentan con las 4 comidas diarias.

Se abre la escuela sí, pero no se abre el comedor, no se abre la SAD y nadie dice nada. Para algunos está todo bien, el reclamo es de acuerdo al color del político de turno, y no ante las necesidades básicas no contempladas. Queda claro que para los referentes sindicales la indignación se da de a ratos de acuerdo a como sople el viento.

El consejo escolar de Tigre cerrado, escuelas con problemas de infraestructura o pérdida de gas: "mandá un mail" es la respuesta, la presencialidad para algunos, la escuela abierta con 500 o hasta 1000 chicos, y la SAD y el Consejo Escolar cerrado, porque no pueden "garantizar" 20 personas en una oficina.

Movilizar y reclamar

Todos los docentes se tienen que movilizar y reclamar para que se pueda garantizar el derecho al trabajo. Hay una enorme cantidad de docentes suplentes que son los que más sufren este recorte. Se habla mucho de educación pero nadie cuida a los educadores, más bien todo lo contrario, por eso todos los docentes tienen que manifestarse por nuestros derechos, la peor acción es el silencio cómplice.

La educación lo más a la derecha posible, un gobierno popular que ejerce recorte en los APD, recorte en los comedores y viandas, recorte en infraestructura (nada se hizo con tiempo de sobra), recorte en tecnología (casi nula en pandemia), recorte en el sueldo docente, recorte a los trabajadores de la educación jubilados, recorte en el presupuesto educativo, sumemos la precarización de los ATR, y la vulneración del derecho a trabajar.

Un gobierno con unas medidas de ajuste que marcan una agenda bien de derecha, y si le sumamos que todo ese recorte solo sirvió para pagar miles de millones de una deuda fraudulenta (del amigo del amigo Horacio) que ni siquiera se discutió, podemos concluir que solo son empleados del FMI que ajustaron en el peor momento económico de las últimas décadas, le pese a quien le pese, la realidad está en los hechos, y en la mano que nos metieron en nuestros bolsillos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias