×
×
Red Internacional

El jefe comunal aseguró que las tierras reconocidas a la comunidad Quijada serían municipales y que el INAI se manejó “de manera inconsulta”. Ni una palabra dijo acerca del despojo y hostigamiento que el country Arelauquen viene llevando adelante hace años contra la Lof.

Jueves 10 de junio | 13:10

Gustavo Genusso se refirió en su cuenta de Twiter al reciente reconocimiento por parte del INAI a la Lof Che Celestino Quijada y su derecho ancestral a ocupar las más de 300 hectáreas de su comunidad. Entre sus declaraciones aseguró que "Vemos con gravedad cuando organismos nacionales deciden sobre el territorio y la vida urbana de ciudades del interior, sin estar en el lugar ni tomar en cuenta a los actores locales".

Las declaraciones del Intendente llegan días después de que el Juez Gustavo Zapata dictara una orden para que el Country Arelauquen Golf restituyera a la comunidad, "en un plazo no mayor a 20 días", el camino de acceso a su territorio.

La decisión del juez Federal de Bariloche, se basa en la Resolución 43/2021 dictada por el INAI y publicada en el boletin oficial el 14 de mayo, que marca el fin del relevamiento y establece la presencia histórica de esa comunidad en el territorio.

En la resolución, emitida en los primeros días de junio, se ordenó al barrio privado Arelauquen Golf & Country Club SA, que restablezca el paso “de tránsito libre e incondicionado entre el territorio ocupado por la comunidad y el barrio Unión de esta ciudad”. Además, dispuso “la paralización inmediata de toda obra y/o movimiento de suelo que esté desarrollando sobre el territorio ocupado por la comunidad” refiriéndose a las obras que el consorcio inmobiliario estaba realizando en un sector perteneciente al territorio de la Lof y que el barrio privado alambró de manera ilegal.

En plena cuarentena de covid-19, en Bariloche nadie podía circular y solo estaban autorizados los trabajos esenciales. La comunidad denunció por entonces que el barrio privado avanzó con nuevos desmontes y alambres sobre el territorio comunitario. El caso fue registrado en un informe especial de Amnistía Internacional, titulado “las comunidades indígenas y el impacto de la covid-19”, donde detalla violaciones de derechos indígenas en tiempos de coronavirus y precisa el accionar del country Arelauquen.

Te puede interesar: Bariloche: usurpadores vip en territorio mapuche

Matías Scrhaer, abogado de la comunidad comentaba "la municipalidad se presentó ante el INAI, exigiendo que se anule la resolución que reconoce la ocupación tradicional de la comunidad sobre este territorio, entendiendo erróneamente que uno de los lotes en los cuales está la comunidad le pertenece al municipio, ya que por ordenanza municipal de 1977 se lo sede al ejército y a partir de ese momento ese lote pasa a integrar la nómina de bienes que el ejército tiene en Bariloche; esto no sé si el intendente no lo sabe o fue mal asesorado, no entendemos”.

“Nos llama la atención que sea una especie de acción conjunta con Arelauquen por parte de Gennuso, ya que el municipio debe resguardar los intereses de los vecinos de la ciudad, no de un barrio privado”, expresó el abogado, además de agregar que “el INAI comenzó el relevamiento en el año 2012, luego se interrumpe por falta de presupuesto en el organismo, y en marzo de 2020 se constituye en el territorio de la comunidad con un equipo técnico y culmina el relevamiento que terminó hace unos meses con una resolución de la presidenta del INAI”.

“No entendemos porque justo ahora que Arelauquen se opone a estas medidas cautelares, el intendente recién sale a oponerse a la resolución del INAI, cuando el año pasado convocó a la comunidad para ver cómo los podía ayudar con el camino y ahora cambia su postura”, finalizó.

Bariloche para pocos

Genusso adelantó que "Hemos presentado un recurso de nulidad, para que el INAI retrotraiga esta decisión inconsulta, y nos convoque a una mesa de trabajo, en la que podamos poner sobre la mesa todas las cuestiones de planeamiento urbano que han sido dejadas de lado en esta cesión"

También indicó que "Las tierras se encuentran en la ladera Sur del Cerro Otto, en cuyos parámetros urbanísticos venimos trabajando hace años, ya que se trata de una zona muy impactada y que requiere una planificación muy específica para su conservación". Una planificación a favor de los barrios privados que avanzan sobre territorios mapuches y protegidos.

Arelauquen y Burco Desarrollos son algunas de decenas de firmas con las que opera Belgian Urban Renovation Company (BURCO) en Argentina, acaparando al menos 24.000 hectáreas en la zona rural de Río Negro. El country comenzó su instalación en 2007, un siglo más tarde que la comunidad mapuche Lof Quijada. Cuando el barrio cerrado llegó a territorio mapuche ya estaba vigente el artículo 75 de la Constitución Nacional, el Convenio internacional 169 de la OIT y la Ley Nacional 26.160, todas normativas que protegen los derechos de los pueblos indígenas. El año pasado se desprendió de dos fracciones cercanas a El Foyel, al traspasar el paquete accionario de una de sus firmas, Río Villegas SA, a capitales qataríes.

Bajo el capitalismo, los funcionarios públicos toman en consideración muchos recaudos cuando los damnificados son algunos de los grupos económicos más poderosos del país, pero hacen silencio cuando esos mismos grupos o terratenientes compran grandes extensiones de tierras o usurpan los territorios ancestrales de las comunidades




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias