×
×
Red Internacional

En él tomará la palabra Ramón Brau, líder neonazi que fue absuelto por el Supremo en 2011. Mientras la Judicatura y el ministerio del Interior son implacables contra huelguistas y luchadores, con la extrema derecha prima el “guante de seda”.

Irene Ruiz@IreneYpunto

Jueves 9 de diciembre de 2021 | 16:47

Devenir Europeo, grupo hitleriano que figura en el listado de asociaciones reconocidas por Interior desde 2008, celebrará un acto en Zaragoza para reclutar adeptos en el que participará Ramón Bau, un veterano y conocido ultraderechista, afín al movimiento nacionalsocialista.

Devenir Europeo, organización que defiende al régimen genocida de Adolf Hitler y que está inscrita en el registro legal del Ministerio del Interior, buscarán atraer a nuevos miembros este sábado esta vez en Zaragoza. Será en un encuentro, cuya convocatoria no es pública, que está orientado a reclutar nuevos militantes que participen en los "frentes de lucha" de esta organización neonazi.

En el evento, Ramon Bau Fradera, uno de los fundadores de Devenir Europeo, hablará, según ha publicado el diario Publico, de "¿Por qué es necesaria nuestra lucha” y dará una conferencia sobre “¿Qué somos y qué no somos? ¿Cuáles son nuestros objetivos? o ¿Qué podemos hacer hoy día?". Tratan así de seducir con las ideas nazis a jóvenes especialmente, en un momento de crisis en el que el avance de la extrema derecha puede hacer que muchos desencantados se unan a sus filas.

Ramon Bau, unos de sus lideres y fundadores es un nazi español, ingeniero industrial, nacido en 1948, que comenzó su militancia en Falange a los 13 años, a los 16 se vinculó a otros neonazis y acabó en CEDADE, una organización hitleriana fundada en Barcelona en 1966 que fue referente para grupos neonazis en toda Europa.

Por su militancia Bau ya fue juzgado junto a otros activistas neonazis por la difusión de ideas genocidas, asociación ilícita, y un delito contra los derechos fundamentales. La Fiscalía pedía penas que sumaban ocho años de cárcel, además de señalarle como líder de la organización neonazi Círculo de Estudios Indoeuropeos (CEI). Los acusados fueron condenados y posteriormente absueltos por el Supremo en 2011.

Devenir Europeo, que fue inscrita legalmente ante el Ministerio del Interior el 28 de febrero de 2008, y figura en el registro de asociaciones en la categoría de entidades dedicadas a actividades "históricas". Volverá a intentar el sábado que el testimonio de este veterano neonazi les sirva para captar nuevos reclutas. Durante las últimas semanas, este colectivo volvió a mostrar desde las redes sociales su admiración hacia distintas figuras del nacionalsocialismo. Además, rindieron homenaje a un antiguo miembro de las SS que está enterrado en el cementerio de Denia (Alicante).

Como vemos, no se ocultan, ni lo necesitan. Devenir Europeo difundió una declaración en la que reivindica abiertamente la ideología nazi: "Si el nacionalsocialismo fuese algo tan absurdo y diabólico, no habría sido el movimiento político con más apoyo popular que ha conocida la historia. No hace falta poseer grandes dotes de inteligencia para percatarse de ello", sostienen.

Los neonazis, que ahora buscan nuevos miembros en Zaragoza, pretenden mostrarse como outsiders del sistema con un discurso que se autodefine "contra el poder del dinero, contra el globalismo, contra la decadencia de nuestra cultura, etc...” a pesar de que el nazismo jamás ha puesto en jaque el sistema capitalista o cuestionado la propiedad privada, sino que fue la salida reaccionaria de última instancia para salvarlo de su crisis y la posibilidad de una revolución obrera. Por ello avanzó financiado por grandes marcas y corporaciones como JAB Holding Company, L’Oréal, Chanel, el Grupo Volkswagen, Ford, Hugo Boss y BMW entre otras. Como decía Lenin el fascismo es capitalismo en descomposición.

Mientras el gobierno “más progresista de la historia”, el que se dice que incluso tiene ministros comunistas, envía tanquetas contra los huelguistas en Cádiz, mantiene la persecución judicial a más de 3000 independentistas catalanes y los aspectos más lesivos y racistas de la Ley Mordaza, a estos neonazis les permite campar a su anchas o que puedan celebrar misas en honor a Franco a las que asiste el líder de la oposición. Si la extrema derecha no tiene problema para manifestarse con su discurso de odio, no ocurre lo mismo para muchas organizaciones de la izquierda o para raperos que se atreven a cantar o hablar contra la monarquía que acaban en prisión.

Quienes se dicen de izquierda hacen políticas de derecha. Es así como abonan el terreno para que estas ideas o formaciones como Vox o el PP de Casado sigan avanzando. La decepción y traición de la izquierda reformista les pone la alfombra roja. Es esta política la que permite el avance de organizaciones e ideas que no tienen tantos complejos ni tragan tantos sapos como los “comunistas” que gobiernan con el PSOE.

No será esta izquierda la que “vaya a parar al fascismo”. En las elecciones de Madrid, el neorreformismo ya utilizó el “que viene el fascismo” para desarrollar su campaña electoral del mal menor. En ella ni siquiera ilusionaron con su proyecto, que se muestra como el enésimo gobierno de izquierda al servicio de Su Majestad y el IBEX35, sino con la letanía de que sino lo que venía era peor. Cuatro días después de la derrota, Pablo Iglesias dimitió desarmando toda la maquinaria y marchó a Galapagar.

No podemos confiar ni dejar en manos de esta izquierda, su gobierno o su ministro del Interior, el juez con récord en sentencias de Estrasburgo por ni investigar torturas, combatir a la extrema derecha. Es necesario organizarse para construir una izquierda radicalmente distinta a la existente en el estado español, fortalecer la autoorganización y capacidad de lucha de la juventud y la clase trabajadora para hacerles frente desde ahí. Es hora de organizarse y militar contra el capitalismo y la peste de su descomposición, el fascismo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias