VILLA CONSTITUCIÓN

El gordo tramposo: la misa de Villa Constitución

El sábado 16 de julio se presentó la banda local frente a 150 personas en el “Bar de la Tana”. A pesar del frio, el infierno estuvo encantador.

Fabricio Rodríguez

Estudiante del ISPEL 3 | Santa Fe, Villa Constitución

Martes 19 de julio de 2016 | 00:00

Durante la helada noche del sábado 16 de julio y atravesados por tanto tarifazo, decidimos evitar hacer girar los medidores de gas de nuestras casas apelando al calor de un viejo y conocido pogo de la ciudad. Una vez más, El Gordo Tramposo, un histórico tributo a Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, nos deleitó con un show que convocó alrededor de 150 personas en el tan conocido “Bar de la Tana”, de la cuidad de Villa Constitución.

Los integrantes de la banda, iniciada en 2003 por Julián Costa, Nicolás Martínez y Paulo Pinasco, a quien señalaron como un libro abierto, nos contaron de sus orígenes, algunas historias, sus separaciones y sus vueltas a pedido de la gente que los sigue desde entonces. Desde sus comienzos hasta ahora, fueron pasando por diversas formaciones e integrantes y en la actualidad está compuesta por cinco músicos: a los anteriormente nombrados se sumaron Luciano Rimoldi y, la última adquisición, el saxo de Fabio Bárbaro.
Durante horas agitamos nuestros brazos con las canciones clásicas de Los Redondos, que son, según nos contó Paulo,"la piedra angular" de todas las presentaciones que hacen. También confesaron que intentaron incursionar con temas propios, pero pronto se dieron cuenta que lo que funcionaba era la fórmula ricotera. Recordaron que comenzaron juntándose a escuchar Los Redondos y hoy hacen latir corazones desde los escenarios, llamando a “su gran misa”, una simple reunión de amigos.

El lazo principal que hace que vibrar a El Gordo Tramposo, es la amistad de sus integrantes, quienes buscan compartir en las reuniones un clima agradable y precisamente, entre amigos. El trabajo que realizan es todo a pulmón, parte espontáneamente desde ellos la idea de organizar un show y no solo transportan sus instrumentos sino también equipos de sonido buscando tocar en lugares generalmente más pequeños para poder utilizarlos. El sábado tuvieron la oportunidad de llevarlos al bar que mantuvo las puertas abiertas durante 10 años para las bandas locales y de la región, Impass Bar. Sin embargo, para los músicos independientes de Villa Constitución no es nada fácil conseguir una fecha para poder mostrar su arte por la falta de espacios físicos para tocar en la ciudad, además de no contar con incentivos por parte del gobierno municipal para que puedan desarrollarse las bandas más nuevas o menos conocidas, que por no convocar tantos espectadores, no cuentan con las puertas abiertas en los pocos lugares que sí existen.

Acerca del rol que cumple la música en sus vidas, Nicolás respondió que además de ser su hobbie es su trabajo, porque es profesor: "es el canal directo con el arte y la imaginación"; muchos se juntan a jugar al fútbol, ellos a hacer música. Paulo contó que intentaron desarmar la banda un montón de veces, ya que cada uno cuenta con proyectos personales y otras bandas, pero la volvieron a armar a pedido de la gente, de sus amigos. “Nos dimos cuenta de que la banda cumple un rol social, lo hacemos porque ésta es nuestra reunión”. De esta manera, los integrantes de El Gordo Tramposo están cumpliendo los objetivos que se fijaron al formar la banda: pasarla bien entre amigos.

Después del calor, las cervezas y el pogo, nos volvemos a casa habiendo compartido y disfrutado una vez más de la ya clásica reunión, nuestra propia misa villense. La gran convocatoria del sábado nos demuestra, nuevamente, la importancia y la necesidad de que existan en Villa Constitución más espacios donde los y las artistas locales puedan desarrollarse, permitiendo un mayor acceso a la cultura a todos sectores de la ciudad, especialmente a la juventud.







Temas relacionados

Juventud    /    Rock   /    Villa Constitución   /    Santa Fe   /    Música

Comentarios

DEJAR COMENTARIO