×
×
Red Internacional

La ministra de Educación, Cristina Storioni, hizo pública la definición del Ejecutivo y envío a las escuelas la resolución 440/2021, que resuelve con el voto de los vocales del gobierno, un plan de lo que llaman presencialidad administrada. La conducción del sindicato Aten es cómplice de esa política.

Yazmín Muñoz SadAgrupación Negra en ATEN

Belinda FigueroaAgrupación Negra - ATEN

Sábado 12 de junio | 20:15

La misma indica que según el semáforo epidemiológico algunas ciudades volverían a las clases presenciales a partir de la semana el 14 de Junio y argumentan además que el 85% de las y los trabajadores de la educación ya tienen la primera dosis de la vacuna. Pero por las dudas aclara que la asistencia a clases presenciales no será obligatoria, quizás tomando en cuenta la situación del gobierno de Horacio Larreta en la Ciudad de Buenos Aires que a pesar de haber tomado la medida demagógica de abrir las escuelas, cuenta (como denuncia el sindicato UTE) con una tasa bajísima de asistencia de estudiantes.

Ante esta decisión de la ministra Storioni, los vocales en representación de los y las trabajadoras en el Consejo de educación, no avalaron la resolución y la conducción del sindicato llamó a un Plenario de secretarios generales para oponerse a la misma, exigiendo que la suspensión de presencialidad dure por lo menos hasta el 21 de Junio. Esa decisión la tomaron sin convocar a asambleas y como única medida emitieron un comunicado de prensa con el conjunto de seccionales afines al TEP (FdT)

Esta conducción que se llena la boca con la democracia de Aten, en ningún momento convocó a la base a participar de una asamblea y en lugar de convocar a una medida de fuerza que respalde su propuesta de rechazo a la resolución 440 emite un comunicado y deja a llos y las trabajadoras enfrentando individualmente la presión de directivos y supervisoras , para asistir a las escuelas. Una vez más el TEP posa de oposición al gobierno mientras le garantiza su política.

El comunicado de Marcelo Guagliardo y el TEP, menciona tres ejes para rechazar la presencialidad: el calendario de vacunación, los indicadores epidemiológicos y el pedido de la Ministra de salud de bajar la circulación.

Cuando hacen referencia al “colapso en salud" lo mencionan como un suceso mágico. No hay gobiernos responsables de la situación y en algún momento descenderán los casos y existirá la normalidad. Sin cuestionar y exigirle al gobierno provincial que la suspensión por si sola no tiene sentido si no se garantiza personal de salud en los hospitales públicos de toda la provincia, como así también el pase a planta permanente de trabajadores eventuales. El cese de sumarios a las y los trabajadores de salud que siguen estando en la primera línea..

Convocan a sostener la no presencialidad pero tampoco dan cuenta de la problemática que atraviesan docentes y estudiantes al momento de las clases virtuales. No se le exigió ni exige al gobierno garantizar en tiempo y forma los dispositivos, el servicio de Internet gratis y la cantidad de módulos de alimentos para el conjunto de estudiantes. Ni siquiera denuncian que la plataforma Lazos la mayoría de las veces no funciona y que la están utilizando para vigilar y castigar a lxs docentes y que tampoco se garantizan las fotocopias a estudiantes de acuerdo a la necesidad real.

El gobierno provincial en su resolución resuelve una profundización de la reforma laboral con el teletrabajo y la bimodalidad educativa, al plantear que la asistencia presencial es optativa de las familias y una responsabilidad de los/ as directivos como así también de les docentes que deben garantizar las clases. También plantea que las escuelas permanecerán abiertas para la distribución de alimentos (que nunca llegan o llegan pocos) y cuadernillos como si esos docentes no estuvieran dando clases virtuales. Es decir que además de invisibilizar la enorme sobrecarga laboral que implican el teletrabajo y la bimodalidad, recarga más tareas y responsabilidades en las espaldas de los y las trabajadoras de la educación. Ubicándolos frente a las familias como los responsables de garantizar el derecho a la educación.

Una vez más el gobierno se corre de su responsabilidad de garantizar presupuesto, infraestructura, conectividad, acceso ilimitado a fotocopias, etc. y ubica a las y los docentes como los “culpables” de la situación de la educación.

Mientras tanto los sindicatos escriben comunicados, mientras dan la espalda a la situación real de las trabajadores y las comunidades educativas.

Desde la Agrupación Negra exigen a las conducciones de Aten, ATE y la CTA la convocatoria a asambleas para discutir toda esta problemática y a definir planes de lucha en defensa de los derechos laborales, del derecho a la salud y la educación públicas. Y convoca a las trabajadoras de la educación de toda la provincia a tomar en sus manos las jornadas institucionales del 16 de Junio para discutir la situación, votar delegados y delegadas y empezar a trazar planes de lucha en defensa propia.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias