×
×
Red Internacional

Contra su voluntad y la de su comunidad, continúan avasallando los derechos de la abuela María Quispe de Querusiyal con la construcción de un camino, que atraviesa sus tierras y daña su pastoreo. La responsabilidad del gobierno de Jujuy.

Lunes 25 de abril | 16:38

Días pasados se publicó en LID sobre la avanzada del gobierno con patotas, infantería de la policía y Vialidad de la Provincia sobre las tierras de María Quispe del paraje de Chiquero, de la comunidad de Querusiyal, en Tilcara.

Actualmente, la construcción del camino para la megaminería contaminante continúa.

Te puede interesar: Pueblos-originarios-con-patotas-e-infanteria-del-Gobierno-de-Jujuy-avanzan-sobre-la-Comunidad

El estado es responsable

Esta situación demuestra, una vez más, que el estado no garantiza la consulta y obtención del Consentimiento Libre, Previo e Informado relativo a su territorio; reconocido por la Defensoría del Pueblo de la Nación en 2015. Ni el artículo 75 inciso 17 de la Constitución Nacional.

Mientras, Hortensia Colque habitante de Querusiyal, alertó en el medio Radio Pueblo “siguen atropellando a los territorios de la comunidad, la abuela está mal, sí ocurren cosas peores, hacemos cargo al gobierno”.

Además, dieron a conocer las denuncias realizadas en las instituciones gubernamentales, como: el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), Defensoría del pueblo de ciudad capital y la dependencia de Tilcara presentando un amparo. Sin embargo, la respuesta que obtuvieron fue “ no pueden hacerlo (el amparo) porque el gobierno está involucrado en este caso, aparte nos dijeron que la minería se va a hacer en el territorio porque nosotros tenemos documentaciones de años anteriores que hay minería el territorio de Querusiyal, pero no es así”.

De esta manera el gobierno de gobierno de Jujuy, aunque en sus discursos habla sobre los derechos de las comunidades y contenga una Secretaria de Pueblos Indígenas, en realidad a diario violan los derechos indígenas y el respeto por su forma de vida, haciendo uso impune de la violencia y las instituciones estatales para imponer su política económica de extractivismo y contaminación.

“Las comunidades y sus integrantes tienen que ser partícipes primarios en la toma de decisiones y la planificación de lo que se hace en sus territorios. Sin embargo el caso de Querusiyal, es un ejemplo más, de lo que no se garantiza. Por eso seguimos afirmando que el Estado es el principal responsable de esta situación.” afirmaba al respecto, Natalia Morales Ex- Diputada Provincial del PTS-FIT.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias