×
×
Red Internacional

PICANDO POR IZQUIERDA.El fútbol en zona Sur: La hora referí

Picando por izquierda, la sección semanal del fútbol en la zona Sur del Gran Buenos Aires, esta vez nos trae una nueva historia protagonizada por Lanús -el escolta de River en el campeonato- y Arsenal, en un partido que terminó en escándalo.

Domingo 9 de noviembre de 2014 | 23:20

Foto: Cancha llena

Sábado a la tarde, la izquierda terminaba de arrebatarle al kirchnerismo la conducción del centro de estudiantes de Salud Comunitaria de la Universidad de Lanús; la alegría de los jóvenes militantes no podía ser mayor, también la de los veteranos que nos acercamos a apoyarlos. Con la alegría enorme a cuestas, luego de festejar mucho, nos fuimos cruzando las naves inmensas de los viejos talleres ferroviarios ahora reciclados para el funcionamiento de la universidad. Fue en esta retirada cuando uno de los militantes, a pesar de la felicidad que arrastraba por el logro político alcanzado, soltó la bronca que todavía le quedaba del día anterior. No era para menos: el compañero era fana de Arsenal de Sarandí y la derrota frente a Lanús -más por la forma en que se dio- no dejaba de generar esa bronca enorme.

El viernes a la noche, en La Fortaleza de Lanús, el Granate recibía a Arsenal de Sarandí. Los mellizos contra Palermo le ponían pimienta a un encuentro donde además el local necesitaba del triunfo para no perderle el tren al puntero, River.

El partido entre los dos equipos sureños se enfilaba a ser uno más, con poco fútbol, y el visitante ya tenía prácticamente el triunfo en el bolso. Pero nada terminó como se pensaba. En un par de minutos todo se convirtió en un nuevo caos, otros más de esos a los que el fútbol local nos tiene acostumbrados. Y otra vez un mediocre arbitro en el centro de la tormenta.

Arsenal ganaba 2 a 1 y el árbitro Andrés Merlos otorgó 5 minutos que fueron fatales. Ya se cumplía el tiempo otorgado y Lanús consigue el empate por parte de Diego González; Palermo y sus jugadores enloquecieron de bronca y Merlos no tuvo mejor idea que otorgar otro minuto más y para su desgracia el local llega al tercer gol por intermedio de Lautaro Acosta luego de una mano previa de Romero. Para ese entonces ya se llevaban jugado 9 minutos de tiempo adicionado. Peor imposible.

Arsenal se convirtió en una verdadero arsenal de furia. Merlos huía de los jugadores de Arsenal, Palermo desaforado y hasta uno corriendo con un revolver fue el final bochornoso vivido en Lanús por responsabilidad de otro árbitro de poca monta como tantos que pululan en nuestro fútbol.

“La hora réferi, qué tenes reloj de arena” fue una frase que recuerdo desde niño y cuyo ingenioso autor fue un desesperado hincha que tenia parado al lado mío en un partido de final apretado y con nuestro querido equipo contra el arco. Merlos pareció tener, siguiendo a aquel acalorado hincha, un reloj de arena pero además, mojada. Demostró ser un claro exponente de una camada de árbitros de pésimo nivel. Ahora se dice que el defenestrado árbitro del partido Lanús Arsenal, el domingo dirigía un partido clave de la liga de Pehuajo. Pobres, ellos tampoco se lo merecen.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias