×
Red Internacional

La semana pasada se realizó el Conversatorio: “Esterilizaciones forzadas: Más de 20 años de impunidad”, organizado por la colectiva comunitaria Awqa feminista, La Izquierda Diario Perú y la organización feminista Pan y Rosas. Aquí las y los asistentes dejaron constancia de la responsabilidad que tuvo el gobierno de Alberto Fujimori en las esterilizaciones forzadas que afectaron a miles de mujeres de los sectores más pobres del país.

Adriana Paniura Bachiller en Psicología y militante de Pan y Rosas Perú

Lunes 31 de mayo | 20:13
Foto: AMPAEF

Se contó con la participación de María Elena Carbajal Cepeda, presidenta de la Asociación de víctimas de esterilizaciones forzadas de Lima y Callao, Victoria Vigo, sobreviviente de las esterilizaciones forzadas y el primer caso que se hizo público en el Perú sobre estas políticas. Así mismo participó Tadeo Bourbon, fotógrafo documentalista, quien desarrolló el trabajo fotográfico documental titulado “Pecati, esterilizaciones forzadas en el Perú”.

Recordemos que las esterilizaciones forzadas fueron realizadas entre los años 1996 – 2000, en el marco del Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar del gobierno de Alberto Fujimori.

Estos hechos son considerados como una grave violación de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, debido a que se vulneró el derecho a la dignidad, a la integridad y a decidir sobre su capacidad reproductiva. La responsabilidad política de estos hechos se le adjudica al ex presidente Alberto Fujimori ya que fue durante su gestión que se realizaron estas esterilizaciones y, según lo evidencian las investigaciones, el ex dictador habría tenido mucho que ver en el diseño y la implementación de las mismas.

El fujimorismo en la actualidad, a través de Keiko Fujimori, no ha aceptado, ni ha hecho mea culpa sobre lo ocurrido, por el contrario, lo han negado permanentemente, y últimamente, Keiko, en un intento de restarle importancia, refirió que eran casos aislados y que obedecían a las políticas de planificación familiar. Esto se contrapone a las diversas pruebas y testimonios que los incriminan con estos crímenes que violentan los derechos humanos.

Intervenciones en el conversatorio

En su exposición Maria Elena Carbajal manifestó que la respuesta por parte del Estado peruano, frente a la exigencia de encontrar justicia, verdad y reparación integral a las víctimas de esterilizaciones forzadas, durante todos estos años no ha sido óptima, así mismo los diversos presidentes no han contribuido en nada a lograr ese objetivo, mucho menos los representantes del Ministerio de Justicia, Ministerio de la Mujer y el Ministerio de Salud, quienes solo se limitaron a invitarlas a mesas de trabajo, dilatando la búsqueda de justicia, ya que a estas mesas asistían representantes de las y los ministros, quienes no se comprometían a buscar una solución.

La última vez que lograron reunirse por única vez y conocer a la Ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Teresa Revilla, tomaron la decisión de volver a hacer un análisis o estudio, para identificar la problemática, lo cual “era volver a cero”. “Era indignante tener reuniones, donde se hacían peticiones, no solamente de Lima sino de cada provincia, cada una exponiendo sus necesidades y al final volvían a cero porque no nos daban la importancia debida, ni la solución de tener un proceso”, así mismo, menciona Maria Elena que la búsqueda de justicia ha tardado mucho y actualmente se ha logrado que el gobierno se comprometa debido a la presión y la exigencia de salir a las calles y hacer fuerza no sólo en Lima, sino también en provincia, sin embargo aún son indolentes ante sus casos.

“Han pasado más de 20 años, es indignante que después de tantos años se vea una primera audiencia de las compañeras, las 1312 víctimas, y que digan que esto fue una planificación, no hay seriedad, no hay compromiso, no hay deber moral de que se haga justicia, el pretender culpar a los médicos como hace muchos años para que el médico repare y que el gobierno se lave las manos como Pilatos, no nos parece justo”

Victoria Vigo, expresa que en más de 20 años que está durando este proceso penal, la reflexión que le queda es que:

“Las cosas no han avanzado absolutamente nada, el cuerpo de la mujer ha sido utilizado siempre como una bomba, siempre ha sido puesto en la sociedad, el útero... la mujer en sí. No castraron, pero si nos mutilaron a nosotras, pudieron haber sido los hombres, pero no, la mujer tenía que llevarse la peor parte”

Considera que las esterilizaciones forzadas fueron una grave violación de derechos de género, refiere “no se si fue contra el género... contra nosotras las mujeres…. pero en realidad fue contra el género, porque siempre ha sido nuestro cuerpo un arma de batalla y se utilizó políticamente”. Además, se mutiló a la gente más humilde y no hubo juicio, no se les escuchó ni se les escucha ahora. Cuando la prensa en los 90’ estaba en contra de Fujimori hablaban del tema por la coyuntura, sin embargo, en la actualidad no se hace nada concreto para solucionar esta problemática.

En otra parte de su intervención Victoria mencionó: “Estos 25 años han sido contra viento y marea, estos 25 años han dicho cosas nefastas de nosotras, hemos sido relegadas a un costado. Han dicho por ejemplo que las mujeres esterilizadas tienen muchos hijos, que para qué las vamos a escuchar si esas son mentiras, a ellas se les paga, se les paga por movilizarse”.

Menciona que recién se está viendo una luz al final del túnel, sin embargo, no se sabe si esa luz será algo positivo, ya que recién las están escuchando, aunque ella cree que sólo están dilatando el proceso, ya que los abogados defensores de los denunciados mencionan diversos argumentos para no seguir con el proceso mientras la indiferencia y la impunidad continúan.

Tadeo Bournon expresó que:

Las esterilizaciones forzadas fueron un tema que llamaron la atención en el extranjero debido a que son una violación a los derechos humanos de las mujeres, mientras que en el Perú, a estos casos se les ignoró y se los negó.

La finalidad del trabajo elaborado por el fotógrafo documental fue aportar con memoria visual al caso y que quede registro, así como ayudar y colaborar desde el lugar que tiene como comunicador, aprovechando sus medios y canales para visibilizar los testimonios. La indignación por los más de 20 años de impunidad, el hecho de que muchas mujeres víctimas de esterilizaciones forzadas están muriendo sin siquiera haber llegado a un juicio y la urgencia por visibilizar estos casos lo motivaron a elaborar este trabajo ya que no habían muchos registros, ni demasiados trabajos. En su investigación recogió testimonios de mujeres de Lima, Sicuani - Cusco y diversas comunidades de Pucallpa, y reconoce que faltan muchos más. Bourbon refiere: “Las mujeres del Amazonas, en general, tienen menos voz que las mujeres de la sierra”.

El panorama jurídico es el siguiente:

Milton Campos, abogado por DEMUS, informó que en las últimas audiencias del proceso penal que se sigue en contra del ex presidente Alberto Fujimori, seis ministros de salud y otros, por delitos en contexto a graves violaciones a derechos humanos como fueron las esterilizaciones forzadas, se encuentran en una etapa en la que un juez está escuchando la denuncia del fiscal, es decir la defensa de las víctimas, y a la vez la posición de los investigados o denunciados. En esta etapa, aún no se ha evaluado la responsabilidad de ningún denunciado, solo se está convenciendo al juez para que pasen a la siguiente etapa que es la investigación judicial.

Ver conversatorio:




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias