×
×
Red Internacional

Nuevamente fracasaron las negociaciones entre representantes de la UOM y las cámaras de las patronales metalúrgicas. Los empresarios ofrecen respetar el acuerdo vigente y otorgar un 5% en enero, otro en febrero y marzo. La UOM está pidiendo adelantar para julio el 15% restante que se cobraría en octubre y para ese mes, recibir un 20% adicional, lo que cerraría el acuerdo en un 65% final pero mentiroso si se anualiza el cálculo.

Luciano MolinaDelegado en Acindar Villa Constitución, integrante del Movimiento de Agrupaciones Clasistas

Miércoles 13 de julio | 16:37

Tras varias reuniones en las que las patronales y la "nueva" conducción de la UOM discuten los salarios de más de 200 mil afiliados, no llegaron a un acuerdo y pasaron a un cuarto intermedio. Ellos se toman su tiempo, total no viven con el salario metalúrgico, licuado en los últimos años a niveles históricos. Lo que fracaso no son las reuniones de ahora, queda en claro que el fracaso fue cerrar unas paritarias acorde a lo que marcaba el gobierno de los Fernández hecho a medida de las patronales y muy por debajo de lo que marcaban los índices de inflación. Estos sectores siempre jugaron a favor de los gobiernos de turno, llevando al trabajador metalúrgico a tener uno de los salarios más bajos de la industria.

Pero lo peor de todo ésto, es que lo discuten nuestros sueldos sin la mínima participación de las bases. Ya no es novedad que el secretariado nacional firma las paritarias y luego las baja si que haya concenso entre los metalúrgicos. Lo vienen haciendo hace años todos juntos, el "renunciado" Caló junto a Furlan, Brunelli y todos los otros que ahora se presentan como renovación. Está claro que los intereses de los metalúrgicos de recompener un salario que alcance los niveles de antaño y cubra las necesidades de la canasta familiar, no son los intereses de los sindicalistas que quieren quedar bien con el gobierno de turno y mucho menos de los empresarios que solo ven como horizonte aumentar su rentabilidad. Hoy el secretariado hace un llamado a qué se realicen asambleas y quite de colaboración en todo el país. Pero éste llamado está lejos de ser parte de un plan de lucha serio, todo lo contrario, es parte de una estrategia para que intervenga el estado vía el ministerio de trabajo, dictando conciliación obligatoria y seguir dilatando las negociaciones, ahora con el ministerio como árbitro, y ya sabemos para que equipo juega.

Te puede interesar: Acindar: asambleas y paro por reapertura de paritarias

Por eso es más urgente que nunca que los trabajadores metalúrgicos y siderurgicos, efectivos, contratados, tercerizados o la modalidad de contratación que sea, nos unamos y reclamemos que se llamen urgente a asambleas resolutivas dónde sean las bases las que pongan el número a discutir, que sea un básico inicial que cubra la canasta familiar. Y no que lo siga poniendo gente que hace tiempo que no vive con el sueldo de un trabajador. Son muchas las conquistas que se fueron perdiendo en la última década, es necesario que se haga oír la voz de los trabajadores del metal.

La lucha del neumático, que ya consiguió cerca del 70% para la revisión paritaria y sigue peleando por las "horas al 200% el fin de semana" , con más de 11 paros hasta hoy, es un ejemplo a seguir.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias