×
×
Red Internacional

Un niño y adolescente solitario, fascinado por las letras. Un obsesivo de la mitología griega y un artista de la literatura fantástica. Su primer libro se llamó Presencia, no estaba firmado por él y son sonetos publicados en 1938 bajo el nombre Julio Denis. Un dossier que recorre parte de su vida y obra.

Tomás Máscolo@PibeTiger

Jueves 26 de agosto | 00:00

«Rayuela es un libro excesivamente individualista. Es la historia de un personaje, sobre todo, y algunos que giran en torno a él, que están metidos en sí mismos, no tienen ningún sentimiento histórico, ninguna conciencia histórica; sus problemas personales, sus pequeños problemas, problemas burgueses o pequeñoburgueses son el centro de su vida, y aunque, desde luego, son problemas importantes porque los individuos son individuos en cualquier sociedad, de todas maneras el libro peca por no estar abierto hacia la Historia. Ésa es una etapa que me faltaba a mí por franquear y creo que ya te he contado en qué circunstancia se produjo. Julio Cortázar sobre Rayuela.

Infancia

A los 6 años el padre lo abandonó a él, sus dos hermanas y a su madre. Ella que sabía Inglés, alemán, francés y español quedó a cargo de la casa y de la crianza de sus hijos sola. El propio Cortázar dijo que se crió en un mundo machista, de una Argentina en la década del ’20.

“Tuve suerte, porque si la familia hubiera seguido digamos en las condiciones en que estábamos cuando mi padre trabajaba en la diplomacia, probablemente me hubiesen mandado a esas escuelas pagadas inglesas o alemanas o francesas, donde me hubieran deformado mucho más que en escuelas públicas en que yo me crié en compañía de compañeros que eran gente muy humilde, muy pobres, hijos de obreros, hijos de pequeños empleados", dijo en una entrevista en las cabinas de Radio Habana Cuba. Y eso se nota, en varios de sus relatos.

Te puede interesar: Claudia Piñeiro: "Los cuentos de Julio Cortázar están vivos"

Autoexiliado

Cuando llegó el primer Gobierno de Perón decide marcharse y viajar a Europa. Hay muchos papers y tesis sobre sus posturas políticas alrededor del cuento Casa Tomada, sin embargo hay una entrevista que le hacen en el ciclo A fondo donde dice que el cuento fue producto de una pesadilla. Su postura siempre fue clara.

Cortázar hace una periodización de su vida como escritor y su obra, dividida en tres etapas: una estética, una metafísica y otra histórica. En este primer período podemos incluir todos sus cuentos escritos en la Argentina. En Bestiario de 1951, se ve la fuerte influencia de Jorge Luis Borges.

La etapa metafísica de Julio se fue plasmando a lo largo de dos novelas: Los Premios y Rayuela. Éste último él mismo dijo que lo escribió en un estado de concentración máximo. Tal que su segunda esposa Aurora Bernardez iba a darle de comer y avisarle del paso del tiempo. Es parte del boom latinoamericano: la novela Rayuela, la cual se convirtió en un clásico de la literatura.

Dato de color: tras la publicación de Rayuela surgieron los primeros comentarios por el gran parecido de la Maga a Alejandra Pizarnik. Algo que nunca negó ni afirmó. Según él, Rayuela fue escrita para un público adulto, pero sin embargo fue furor en la juventud.

Histórica. La tercera etapa en la obra de Cortázar está marcada por la politización del escritor y el trasfondo de la Revolución Cubana. Afirma que "en 1961 se produce en mi vida un hecho muy importante: es que yo hago mi primer viaje a Cuba y tomo contacto aquí con el mundo cubano, con la Revolución Cubana, y eso —ya lo he dicho muchas veces, pero me gusta repetirlo— fue coagulante, el catalizador que me mostró a mí hasta qué punto yo era latinoamericano, hasta qué punto yo era argentino, cosa que había ignorado durante muchos años. Puedo decir que a mí la Revolución Cubana me metió en la Historia, me hizo entrar en la Historia". Durante esa visita también conoció personalmente a José Lezama Lima, con quien se escribía desde 1957.

En 1971 se opuso a la persecución y arresto del autor Heberto Padilla, desilusionado con la actitud del proceso cubano. En mayo de 1971 reflejó su sentir ambivalente hacia Cuba en «Policrítica en la hora de los chacales», poema publicado en Cuadernos de Marcha y reproducido después por Casa de las Américas.

Te puede interesar: La revolución permanente en Cuba

La última dictadura militar cívico militar prohibió los libros del escritor. Según Télam, la ficha del escritor fue hallada entre "las 217 000 fichas personales" del archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (Dipba), que decidió investigar a Cortázar en esos años, dijo la directora del programa de investigación de la Comisión, Samanta Salvatori.

​También, en 1974, junto a otros escritores como Borges, Bioy Casares y Octavio Paz, pidieron la liberación de Juan Carlos Onetti, apresado por deliberar como jurado en favor del cuento El guardaespaldas de Nelson Marra, y cuyo encarcelamiento le significó secuelas traumáticas.

Se rescata un intercambio espistolar entre ellos.

París, 12 de enero de 1980

Querido Onetti:

Una vez más encontré todo ahí, todo lo que te hace diferente y único entre nosotros. La gran maravilla es que el reencuentro no supone la menor reiteración ni la menor monotonía. Parecería casi imposible después de la saturación que dejan en la memoria tus libros anteriores, pero es así: todo es otra vez nuevo bajo el sol, mal que le pese al viejo Eclesiastés.

Con poco escritores me ocurre eso. Los leo hasta un punto dado y después pienso, "muchachos, sigan solos, yo me corto en la esquina". Con los años, prefiero autores nuevos, probar otras marcas de whisky. Y ... pasa que tu novela es eso, siempre whisky pero con un sabor que es el mismo y diferente. Pasa que una vez más has escrito un gran libro, y lo que parecía irrepetible se repite sin repetirse, si me perdonáis esta jerga que busca abrirse paso y se enreda un poco.

Medina, carajo. Qué tipo sos, Onetti. En fin, tu libro lo voy a caminar mucho por las calles de París (ojalá, alguna vez, de Buenos Aires).

A sus textos lo acompañan sonidos. Fanático de Chet Baker y Louis Armstrong el jazz recorre toda su obra, donde más se nota esto es desde ya en El Perseguidor.

Lo realmente extraordinario de Julio era su pluma. Según él, "su estilo no se define por el diccionario". Creía que si tenía una cosa que decir quería decirlo de manera exacta y si no que no se diga. Algunas de sus novelas son 62 Modelo para armar, escrita en el año 1968. En 1973 saca el Libro de Manuel. Ya en la década siguiente publica en 1986 Divertimento (escrita en 1949).

Los más reconocidos son Final del juego publicada en 1956 y dos años después Las armas secretas. En1966, Todos los fuegos el fuego.

De su prosa breve está Historias de cronopios y de famas y Un tal Lucas de 1979.

*************************************************************************

Compartimos una serie de notas para recordar su aporte a la literatura argentina.

Claudia Piñeiro: "Los cuentos de Julio Cortázar están vivos"

  •   Los mapas de Cortázar de Javier Gasparri
  •  Julio Cortázar: “Parezco haber nacido para no aceptar las cosas tal como me son dadas” de Lara Paula de Lara Paula
  •  Julio Cortázar: un pasaje a lo fantástico
    de Lucía Batista Lo Bianco
  •  Julio Cortázar: los caminos del escritor de Jazmín Jimenez y Martín Espinoza


  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Banner elecciones 2019

    Destacados del día

    Últimas noticias