×
×
Red Internacional

El viaje del ministro de Economía a Estados Unidos busca consolidar un clima de negocios profundizando el saqueo de recursos, a cambio de dólares para pagarle al FMI. En provincias como Salta, Jujuy y Catamarca ya están diseñando un acuerdo del litio para acelerar la llegada de inversiones. Además de los severos daños socio ambientales para la población, ¿quiénes ganan con el avance de este tipo de extractivismo en la Argentina?

Jorge Galmes Aguzzi@jorge_galmes

Escuchá esta nota
Lunes 29 de agosto | 22:15

1 / 1

Las exportaciones de litio alcanzaron valores récord en 9 años, según datos de la Secretaría de Minería crecieron 15% interanual en julio. La fiebre del litio avanza en el país de la mano de la necesidad imperiosa por conseguir divisas para pagar la deuda al FMI, o al menos eso dice el gobierno. Siguiendo la misma suerte que tuvieron las petroleras, ahora se espera que el Frente de Todos otorgue nuevos beneficios a la actividad minera, relacionados a la liquidación de los dólares generadas por la exportación.

En Salta, Jujuy y Catamarca están diseñando un proyecto en común para promover un aumento de inversiones en el "oro blanco", que sin lugar a dudas significará un relajamiento mayor de las exigencias en torno al control ambiental y la remediación de los impactos de la actividad sobre el entorno.

Las exportaciones en el NOA sumaron 128 millones de dólares en julio de este año, se trata de una suba aumento del 131,8 % en comparación con igual mes del 2021, según datos oficiales. Flavia Ávila, secretaria de Minería nacional remarcó en sus redes que “el sector minero representó el 70 % de las ventas mensuales al exterior en estas provincias.”

El Código Minero existente desde la Reforma Constitucional del año 1994, otorga el dominio originario de los yacimientos a las provincias pero sin embargo sólo el 3% de regalías sobre el valor en boca de mina (el litio tiene la misma regulación que cualquier otro mineral). A pesar de las denuncias de los habitantes, las gobernaciones provinciales de Jálil, Morales y Saénz, aceleran el avance de estos acuerdos con multinacionales para beneficiase de la entrega de los recursos del país.

Te puede interesar: Acuerdo regional. Mesa del litio: bon appetite, buitres mineros

Massaqueo de recursos

Si consideramos al conjunto de la actividad minera (metalífera y no metalífera), las mismas ya representan más del 4% del total de las exportaciones de la Argentina, por lo que se va constituyendo la actividad a la que todas las provincias con yacimientos minerales están buscando de explotar a toda costa.

En este sentido, si analizamos puntualmente el caso del Litio, la situación es mucho más alentadora tanto para las empresas como para el Estado (socios en esta iniciativa) dado que para el mes de julio con un crecimiento interanual del 459%, las exportaciones de litio ya representan casi un 30% del total de las exportaciones mineras.

A nivel regional, entre Argentina, Chile y Bolivia se encuentran cerca del 80% de las reservas de litio mundial de acuerdo con datos publicados por Fundamin.

Sólo la Argentina ocupa el cuarto puesto como productor mundial de litio; la distribución nacional del acervo de este mineral se distribuye de la siguiente manera: la provincia de Salta con un 40%, Jujuy 37% y Catamarca 23%. Juntas concentran alrededor de 40 proyectos mineros, tanto en planificación como en ejecución. No es de extrañar entonces que los Gobiernos provinciales busquen canalizar en sus arcas parte de esta maravillosa renta extraordinaria que el litio ya está evidenciando en los datos macroeconómicos.

Te puede interesar: Alberto Fernández visitó la fábrica de litio de Berisso que comenzará a producir en diciembre

En lo que respecta a los márgenes de ganancias existen proyecciones para el "mercado" argentino que la ubican en torno a los 70 dólares por kilogramo producido. Si tenemos en cuenta que para el año 2025 se estima que en el país se producirá cerca de 300 mil toneladas, podemos afirmar sin lugar a dudas que los márgenes brutos de explotación para los productores de litio superarán los 20 mil millones de dólares, incluso a pesar de que son cálculos en base a precio actuales y no futuros.

Gráfico. Margen de ganancias esperadas para el productor de litio en Argentina

Fuente: iLi Markets & Daniel Jimenez Sch

Tal como destaca el economista Gastón Remy en su informe, las empresas productoras de litio ya están estafando a la Argentina al declarar precios de venta al exterior menores a los vigentes en el mercado internacional, según trascendió el precio mínimo de declaración establecido por la Aduana era de U$S 53 mil la tn mientras los exportadores lo hacen por encima de los U$S 70 mil por tn. Un ejemplo de estas prácticas fraudulentas es la denuncia que recae sobre la minera Livent (Catamarca), realizada por la AFIP.

Te puede interesar: Alerta Litio: saqueo y estafa a cielo abierto

El estrés hídrico

En el caso argentino, a diferencia de otros países, la disponibilidad del litio se encuentra en la superficie lo que resulta mucho más accesible. Concretamente, se deposita en lagos de salmuera con una pureza mucho mayor producto de la acción de manantiales hidrotermales.

Al igual que en el caso de la mega minería metalífera la pregunta que surge inmediatamente es ¿a qué costo? De acuerdo con datos proporcionados en un informe publicado por Amigos de la Tierra, se requieren 2.2 millones de litros de agua para producir sólo una tonelada de litio.

Si consideramos la ubicación de la extensión de los salares donde se puede extraer el litio, son zonas sumamente áridas por lo que las comunidades cercanas van a sufrir el impacto en caso de sostenerse el nivel de actividad. Incluso si se tiene presente que en los salares también existen depósitos de agua dulce, cualquier alteración a gran escala puede significar la salinización del sistema hídrico.

La abogada ambientalista Verónica Gostissa fue entrevistada en el diario Perfil y allí denunciaba que una sola mina (Livent) consume en 15 días la misma cantidad que la localidad de Antofagasta en el término de un año.

Te puede interesar: El verso del ahorro energético: una sola mina consumirá más energía que todo San Juan

El objetivo estratégico de Fondo

Mientras en el mundo la demanda de energía aumenta a un ritmo mayor a su oferta, afectada por las sanciones económicas impuestas a Rusia; en Argentina las importantes reservas de litio atrajeron muchas miradas. Según un informe del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) de Washington al que accedió Página 12 de “Argentina tiene las segundas reservas de litio más grandes del mundo y es el cuarto mayor productor de carbonato de litio, detrás de Australia, Chile y China, y contribuyó el 6 por ciento a la oferta mundial con 33.000 toneladas métricas en 2021”.

En este sentido se entienden las declaraciones del embajador norteamericano en Argentina durante el Council of Americas, Marc Stanley: "Estados Unidos quiere tener una relación con Argentina para que sea líder en América Latina, su intención es ayudar con la infraestructura, alimentos, energía, litio”.

Algo no menor es lo que señalaron los especialistas, que el marco normativo minero en la Argentina es uno de los más liberales de la región. Las empresas que acceden a una concesión para explotar un yacimiento tienen total libertad para disponer de los recursos. El mismo informe del CSIS sostiene que el país “no ha impuesto ninguna regulación a la inversión extranjera en el sector del litio y permite que el mercado dicte el desarrollo de la industria." Esto ha generado que las provincias pierdan poder de negociación con las empresas multinacionales, ni hablar los efectos del daño ambiental que recae sobre las poblaciones.

No sólo ganan las multinacionales, en el medio de la disputa geopolítica entre China y Estados Unidos, la confiscación de las reservas de litio adquiere un carácter estratégico. “Queda claro que el litio argentino es un recurso fundamental para EE.UU. en su carrera con China”, admitía el informe ya citado. Es decir, el litio es una puerta de entrada directa de los EE.UU. en su conflicto comercial con China dado que bajo el nuevo paradigma tecnológico que se avecina no es un mineral con el que EE.UU. pueda contar.

De la mano del Frente de Todos se profundiza el ajuste y el modelo extractivista en el país. Bajo la bota del FMI, Estados Unidos presiona para avanzar en el saqueo de recursos que considera estratégicos. Para frenar esta entrega de los recursos nacionales, y combatir el daño ambiental asociado a estas prácticas que sólo priorizan la obtención de ganancias, es necesario romper el pacto con el FMI, que sólo empeorará el atraso y la dependencia nacional.

Te puede interesar: Editorial de editoriales: la política sponsoreada




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias