×
×
Red Internacional

Acto en Santa Cruz. El establishment aplaude a Wado de Pedro y CFK lo puso como ejemplo para un gran acuerdo nacional

Durante su discurso en Santa Cruz, Cristina Kirchner rescató la figura del ministro del Interior por su participación en el foro empresario de CICyP y llamó a avanzar en un gran acuerdo nacional. Al funcionario lo llenaron de elogios grandes empresarios como Funes de Rioja y Eurnekián, después del llamado a consensuar “un modelo de país” que incluía a Cambiemos y a todo el establishment. El tono conciliador de la vicepresidenta busca acercar posiciones con los dueños del país de cara a lo que viene, algo que marca el fuerte contraste con el ataque a los movimiento sociales que sirve como caldo de cultivo para la criminalización de estos últimos días.

Juan Manuel Astiazarán@juanmastiazaran

Viernes 8 de julio | 19:45

Durante el acto organizado en El Calafate, la vicepresidenta mostró un tono conciliador y moderado, buscando bajar las tensiones de las últimas semanas dentro del oficialismo y la crisis que se produjo tras la salida del ministro Guzmán. Pero detrás de los titulares que destacan los grandes diarios, hubo un llamado que no debe pasar desapercibido.

Iban 20 minutos de su discurso cuando la vicepresidenta aseguró que “en la Argentina hace años que estamos discutiendo personas y no políticas”. Y destacó: “Si es difícil ponerse de acuerdo en las políticas, yo les diría que es casi imposible si situamos la discusión en el término de las personas. Por eso me gustó mucho la intervención que tuvo ayer el ministro Wado de Pedro, que lo invitaron de la central de empresarios de CICyP”.

Para quien no haya seguido la participación del ministro del Interior en la reunión empresaria, quizá esa frase pase desapercibida. Pero la reivindicación se da después de que Wado de Pedro haya sido elogiado por los grandes representantes del establishment nacional. Durante su participación en el foro de CICyP (Consejo Interamericano de Comercio y Producción), De Pedro destacó que era necesario consensuar “un modelo de país” en el que incluía a los grandes industriales, a las patronales agrarias y a la oposición de derecha. “Yo sí quiero que participe Cambiemos de la discusión de qué modelo de país vamos a consensuar. A partir de ahí tenés el poder político para torcer el rumbo” había asegurado, recibiendo elogios por todos lados.

Te puede interesar: Wado de Pedro llamó a Juntos por el Cambio a consensuar un modelo de país

Para evitar todo tipo de especulaciones, solo hay que prestar atención a las declaraciones que hicieron dos grandes industriales sobre la presencia del funcionario. Daniel Funes de Rioja, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), destacó: “Es un honor tener esta figura del gobierno, es un político joven con mucha experiencia, oficio y dialoguista”. Además, Eduardo Eurnekián, titular de Aeropuertos Argentina 2000, también destacó su “conocimiento y sabiduría” y manifestó que "tiene el absoluto apoyo del sector empresario para su gestión".

El elogio de dos de los máximos representantes de los industriales argentinos había sido correspondido con las palabras del ministro durante su discurso, quien definió a los empresarios del establishment como “los verdaderos protagonistas, los que arriesgan e invierten” y destacó: “Queremos un país mejor desde el diálogo y el consenso”.

La repetida frase de consenso, casi trillada, tiene que analizarse en contexto. El pedido de acuerdo de Wado de Pedro, llamando a los grandes empresarios y a la oposición de Juntos por el Cambio, refleja para que se prepara el kirchnerismo. Por si quedara alguna duda, el mismo De Pedro se encargó de aclararlo: “Yo como kirchnerista quiero convocar al jefe Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires también a consensuar cuál es el perfil productivo, cuál es la estrategia productiva, que nos vamos a dar para la Argentina".

La reivindicación de Cristina a la participación de Wado de Pedro en el foro empresarial no puede separarse del mensaje que el ministro fue a llevar a la reunión, ni de los elogios que recibió como respuesta. En esa sintonía debe leerse el llamado a “ponerse de acuerdo en las políticas, y no en las personas”. Un mensaje que deja planteada la intención de la vicepresidenta de lograr un acercamiento y un “consenso” con el poder económico, y que se suma a las señales que viene dando en las últimas semanas, marcadas por el ataque a las organizaciones sociales, el encuentro con Melconian y la reivindicación de su gestión al frente del Estado como garante de los negocios capitalistas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias