×
Red Internacional

Para saber cuál es la situación que se encuentran las educadoras, y cómo viven quienes cuidan a las personas contagiadas, entrevisté a docentes y jóvenes de la comunidad educativa ante el descontrol de contagios y la continuidad de las clases presenciales. También una enfermera del hospital Enfermeros Argentinos me explicó sobre esta situación.

Lunes 3 de mayo | 15:43

Ilustración de Matias Ciccolella

En todos los medios masivos funcionales al gobierno o de la oposición, escuchamos diariamente a quienes toman las decisiones desde sus sillones, a los férreos defensores de la presencialidad y sus argumentos en defensa de la educación, aunque desconozcan la realidad material en la que se encuentran las escuelas y hospitales, no paran de elogiar sus medidas y ser oportunistas de la situación. Muy pocas veces son las trabajadoras las que se expresan en las noticias, no sólo porque se encuentran trabajando sin pausa asistiendo a decenas de contagiados y contagiadas, sino porque no se les reconoce el enorme esfuerzo que continúan realizando y su protagonismo en el tratamiento de esta segunda ola de Covid-19 en Argentina: continúan percibiendo salarios de miseria en comparación con la inflación y el Presidente los señaló “por relajarse”.

Parece importante aclarar que mantenemos el anonimato para cuidar a quienes nos contaron su experiencia.

¿Qué rol desempeñas en el hospital?

"Soy enfermera profesional. Trabajo en el servicio de terapia intensiva del hospital local".

¿Cómo está la situación en el hospital en cuanto a las camas? ¿Y cómo están los trabajadores de la salud?

"En el hospital las camas de terapia están al 100%. Pasaron de haber 4 camas a haber 19. Tenemos terapia intensiva. Terapia intermedia que se transformó en intensiva. Y una terapia 2 que abrió donde era maternidad. Maternidad se trasladó a un privado".

"Hacemos guardias de 12 hs, paramos solo para comer.
Estamos agotados pero damos todo. Contamos con recursos, que han ido implementando.”

¿Ves alguna relación con la vuelta a la presencialidad?

"No estoy de acuerdo con la presencialidad en las escuelas. Hay docentes sin vacunar y está cepa Manaos no distingue nada. Pueden ser víctimas y hasta no tener cama. Es terrible ver cómo se asfixian los pacientes o que pasan al respirador y no duran mucho por más cosas que les hagamos".

Te puede interesar: Unidad de las esenciales: Sute y Ampros le exigen al gobierno medidas para hacer frente a la crisis sanitaria

A pesar que las camas UTI están ocupadas en su totalidad, que el personal de salud no da abasto y que la cepa manaos circula en General Alvear y alrededores. El gobernador Rodolfo Suarez como también las autoridades municipales, mantienen su postura frente a la presencialidad, afirman que en las escuelas no hay riesgos de contagios y mientras decretan nuevas restricciones de horarios y salidas por DNI, obligan a que miles de docentes y estudiantes asistan a las aulas en el momento más crítico de la pandemia.

Incluso una profesora de Comunicación Social nos contaba que:

“Trabajo en 3 escuelas secundarias, en una virtual, otra presencial y otra malabareando. Hay muchos aislados, cursos y profes, hay contagiados desde celadores a directivos. Algunos padres deciden no enviar a sus hijos, por lo que nuestro laburo está constantemente entre lo presencial y virtual.
Hoy me pasaba que cada dos segundos les tenía que marcar que se acomodaran el barbijo, que respetaran las distancias. Osea todo es un estrés bárbaro.
Obviamente prefiero trabajar en la presencialidad, pero hay cosas que no puedo controlar. Las escuelas son un centro de contagio y los protocolos una farsa”.

Además consulté a una maestra de nivel inicial.

¿En tu escuela qué situación se vive?

“En mi escuela con respecto a la presencia hay muchos ausentes, muy poca matrícula en cada uno de los grados y en las salas de jardín. En mi caso tengo un grupo completo de 13 niños, de los cuales está asistiendo un 20%. Hay un ausentismo en la institución. Por otro lado, han habido varios docentes aislados y también los directivos, que se han ido incorporando esta semana, yo también estuve aislada y me incorporé hace 2 días".

¿Han recibido barbijos, mascaras y alcohol para dar clases?

"No hemos recibido barbijos. Se ha recibido dinero para la compra de las máscaras y alcohol, y bueno, alcohol si hay . Y las máscaras, al ser tantas docentes y el equipo de celadores, no alcanza el dinero para comprar para todos. Así que en ese caso yo me compre por cuenta propia".
.
¿Cuál es tu postura frente a la presencialidad?

"Siento que no tiene sentido seguir manteniendo la presencialidad en la situación que estamos viviendo. Debido a que los chicos están faltando, las familias están con miedo. De igual manera, en mi caso a los chicos que no van yo les envío la tarea virtual, así que los chicos siguen trabajando por más que no vayan, una trata de que ellos sigan con el ritmo del jardín".

Un estudiante secundaria de la escuela Jose Hernandez nos contó,
me parece una falta de respeto que no cierren las escuelas, todos queremos tener clases presenciales. Pero mi hermana es persona riesgo y solo dicen que si falta le hacen perder el año, mi familia trabaja en el hospital y no dan a basto. En mi curso hubieron positivos y no nos aislaron”.

Estos testimonios son sólo unos pocos de los tantos que se expresan en las redes sociales y que evidencian la necesidad de más presupuesto para salud y educación. La virtualidad urgente que hoy se reclama tiene que ir necesariamente acompañada de becas de conectividad, acceso a la red de internet y dispositivos para el estudiantado; condiciones que no se garantizaron en un año de pandemia. La vuelta a clases presenciales en marzo de este año se dio en edificios sin mantenimiento, con decenas de escuelas que se llueven; ahora mismo la presencialidad impuesta no va acompañada con la vacunación del personal.

Virtual o presencial, es urgente que el gobierno responda a las necesidades de la comunidad educativa, ya que no sólo se están vulnerando derechos básicos como el acceso a la educación de cientos de pibes y al salario digno de los trabajadores, sino que también está corriendo riesgo la salud y la vida como nunca antes lo habíamos vivido.

En este medio nos proponemos amplificar la voz de los y las verdaderas interesadas en garantizar la educación y la vida, la voz de quienes trabajan 12 horas en los hospitales y no gozan de salarios acorde pero así mismo lo dejan todo en sus jornadas, de quienes trabajan el doble en la virtualidad y en las aulas para que ningún estudiante se quede afuera.

En los siguientes días se realizaran plenarios departamentales y el provincial de los y las trabajadoras de la educación para darle continuidad a esta lucha.

Hay una situación de emergencia. Basta de muertes evitables, el estado es responsable.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias