Medios de comunicación

MEDIOS Y POLÍTICA

El dueño de 678 arregló con Macri sacar el programa de la TV Pública

Cristóbal López, el empresario que hizo fortunas con el kirchnerismo, priorizó sus negocios. Su productora PPT no renovará el contrato del programa “militante”, del que se desconoce su futuro.

Daniel Satur

@saturnetroc

Sábado 19 de diciembre de 2015 | Edición del día

El ciclo televisivo 678 no va seguir saliendo al aire por la Televisión Pública. Al menos eso confirmó a varios medios Hernán Lombardi, el titular del Sistema Nacional de Medios Públicos. Según el funcionario macrista, no pasó lo que muchos especulaban. Desde hace días se barajaba la posibilidad de que el gobierno nacional, a modo de revancha, sacara del aire el programa. Sin embargo fue la propia productora del ciclo, Pensado Para Televisión (PPT), la que determinó no renovar el contrato.

“El contrato vencía el 31 de diciembre y tenían hasta el martes próximo para notificar si continuaban pero hoy (por ayer) llegó la carta donde nos informan no renuevan el contrato”, explicó Lombardi al portal Perfil.com.

Es así entonces que el programa inaugurado en abril de 2009, en pleno desarrollo de la puja de poder entre el gobierno de Cristina Fernández y el Grupo Clarín, llega a su fin con el nuevo gobierno de Mauricio Macri. Al menos como se lo conocía hasta ahora, formando parte del paquete de programas con el que el kirchnerismo sustuvo sus políticas y relatos desde los medios estatales.

El derrotero de PPT

En 1997 Diego Gvirtz fundó la productora. En los primeros años Televisión Registrada (TVR) y Duro de Domar serían las perlas de la empresa, pasando por varios canales de la televisión abierta.

Durante el gobierno de Néstor Kirchner, y nada menos que desde la pantalla de Canal 13 (Grupo Clarín), Diego Gvirtz se convirtió en una filosa espada de la Corpo. Cuando el pingüino y Magnetto rompieron su romance en 2008, y al calor del conflicto entre el gobierno y las patronales agrarias, TVR y Duro de Domar usaron sus archivos y ediciones para combatir al gobierno kirchnerista.

Pero al año siguiente sorprendió la aparición de 678 en la pantalla de canal 7, la TV Pública. No sólo por su propuesta cuestionadora de los sentidos comunes y las operaciones clarinistas, sino porque su productor no era otro que el propio Gvirtz, ahora pasado con armas y bagajes al campo k.

Desde entonces, con 678 en la TV Pública y con TVR y Duro de Domar en Canal 9, a base de una suculenta suma de dinero proveniente de la pauta oficial, el productor se convirtió en una de las espadas oficialistas. Al punto que no sólo se dedicó a propagandizar fanáticamente las acciones de gobierno sino también a justificar las peores políticas del kirchnerismo, llegando a ocultar casos emblemáticos como los de Julio López y Luciano Arruga, las represiones a la protesta social y los negociados del gobierno con multinacionales como la Barrick Gold y Chevron.

En abril de este año, al calor del retroceso del kirchnerismo a nivel electoral, Gvirtz vio que sus negocios peligraban. Entonces logró cerrar un acuerdo con Cristóbal López, quien se quedó con el 81 % de las acciones de PPT y se convirtió en el dueño de 678.

Autocensura

La decisión de retirar el programa del canal estatal por parte de López no es más que una jugada empresarial en esta nueva etapa política. Sin embargo no deja de tener un fuerte efecto simbólico. Fue el programa por excelencia dedicado a batallar contra Clarín, La Nación y todas las empresas que no se llevaron del todo bien con el gobierno de Cristina (defendiendo a los funcionarios y a las empresas que sí se alinearon con oficialismo).

Incluso fue el programa que se caracterizó por ningunear a las voces disidentes con el kirchnerismo que de todos modos no se alineaban con las grandes corporaciones mediáticas y económicas. Por caso, ningún referente del Frente de Izquierda fue invitado durante los seis años y medio que duró el programa a debatir e intercambiar opiniones.

Recién después de la derrota de Scioli (a quien ellos mismos habían referenciado como "candidato de los fondos buitre") a manos de Macri, se dignaron a invitar a Myriam Bregman, la diputad nacional del PTS/FIT.

Ahora que “cambió la bocha”, el programa no tenía mucho futuro en el canal manejado por el macrismo. Paradójicamente, las caras visibles del ciclo que nunca quiso abrir debates francos y democráticos con la izquierda pasó en las últimas semanas a esgrimir la defensa de la “libertad de expresión” para no ser retirados del aire.

Pero lo que no esperaban era que, en lugar de ser echados por Macri, fuera su propio patrón quien decidiera terminar el contrato. Y no porque estuviera enemistado con Macri, precisamente. Sin ir más lejos Fútbol Permitido, el otro programa que tiene PPT en el canal estatal, aparentemente seguirá al aire.

¿Vacaciones o retiro voluntario?

Lo que resta saber es si Carlos Barragán, Sandra Russo, Jorge Dorio, Orlando Barone, Cynthia García, Nora Veiras, Dante Palma, Edgardo Mocca y el resto de los empleados de Cristóbal López seguirán trabajando en 678. Y sobre todo si 678 seguirá existiendo.

Quizás en breve PPT informe lo que vaya a pasar con el ciclo. Todo dependerá de lo que decidan desde el área “media” del Grupo Indalo (el conglomerado de López), que posee entre otras empresas C5N, Radio 10, MinutoUno, la productora fundada por Tinelli Ideas del Sur y varios medios más.

Circula el rumor de que 678 pasaría a ser un programa dominical emitido por C5N. Lo que no dice el rumor es si el staff kirchnerista seguirá estando al frente del mismo.

Todo dependerá del tipo de arreglos económicos, políticos y empresariales que Cristóbal López haga con Mauricio Macri. Y en ese sentido, el panqueque Diego Gvirtz es poco menos que el "Topo" Gigio al lado del zar de los casinos, el petróleo y la compra-venta de medios.







Temas relacionados

678    /    Grupo Indalo   /    TV Pública   /    Mauricio Macri   /    Cristóbal López   /    Kirchnerismo   /    Medios de comunicación   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO