Cultura

A 40 AÑOS DEL GOLPE

El clan Prat-Gay y los militares genocidas

Se conoció una investigación en curso sobre al menos cinco secuestros ocurridos en el Ingenio Leales, propiedad de la familia del actual ministro en los 70.

Constanza Cattaneo

Arqueóloga- Investigadora LIGIAAT

Martes 1ro de marzo de 2016 | Edición del día

El vinculo entre el empresariado azucarero y los militares durante la última dictadura militar fue estrecho, renombrado es el caso de Blaquier, dueño del Ingenio Ledesma en Jujuy. Sin embargo aun poco se ha denunciado esta particular alianza de clase entre el empresariado azucarero tucumano y los militares.

Numerosos ingenios y ex ingenios-cerrados durante la dictadura de Onganía- fueron utilizados como Centros Clandestinos de Detención, donde pasaron miles de trabajadores vinculados a la industria azucarera que fueron detenidos, sometidos a torturas y recluidos en estos espacios desde el inicio de los Operativos represivos en el monte en el año 1974 y ya sistemáticamente a partir de los inicios del Operativo Independencia en Febrero de 1975.

Entre los trabajadores detenidos más de doscientos se encuentran en condición de desaparecidos, estos fueron participes de las principales luchas durante los 60’ y 70’, y en su mayoría eran delegados combativos, activistas y miembros de los principales sindicatos y la Federación Obrera de los Trabajadores del Azúcar (FOTIA).

La complicidad de los patrones del azúcar llega incluso a la constitución del Fondo Patriótico Azucarero mediante del decreto 4536 de Agosto de 1976 por el cual el gobierno dictatorial con Bussi a cargo, recibió una cuantiosa suma en forma de donación de numerosos ingenios y empresas de la provincia.

El Clan Prat-Gay

Fachada del Ingenio Leales

El Ingenio Leales fue fundado en la década del 30 por un grupo de cañeros entre ellos Solano Peña, Guzmán y Prat Gay y se encontraba dentro de los ingenios de menor producción, siendo el más grande el Ingenio Concepción. Prat Gay compartió una estrecha relación con los dueños de los Ingenios de Salta y Jujuy, y fue a partir de Diciembre de 1965 miembro de la comisión especial dentro del Centro Azucarero Argentino (CAA) encargada de revisar los cupos de producción que tendría de trasfondo la restructuración económica que implicó el cierre de once ingenios a partir del año 1966. (1)

La CAA fue fundada en 1894 y aglutinaba la mayor parte de los industriales azucareros, y se encontraba dirigida desde 1956 por el empresario del Ingenio Ledesma Herminio Arrieta hasta 1973 año en que asumiría la presidencia Fernando Prat Gay, abuelo del actual Ministro de Economía de la Nación.

Parte de los beneficios del clan familiar de los Prat-Gay durante la dictadura fueron denunciados en 2013 por la Comisión Nacional de Valores, como miembro del directorio del Banco Nación entre 1976-1981 Jorge de Prat Gay, miembro del clan familiar que era dueño de Compañía Azucarera del Norte. Podría ser un dato anecdótico si no fuera porque dicha empresa fue ampliamente favorecida por la política crediticia del banco oficial que, según recuerda la documentación recogida por la investigación de la CNV, le otorgó en mayo de 1980 facilidades por 1400 millones de pesos para financiar la producción de azúcares blancos de la zafra de ese año. (2)

En estos días Página 12 se hizo eco de una investigación a cargo de la Justicia Federal de la provincia, sobre al menos cinco secuestros ocurridos en el Ingenio Leales, entre ellos trabajadores del azúcar con actividad gremial en la FOTIA.

Secuestros y Detenciones

Desde mediados de 1974 en paralelo con el inicio de la última gran huelga de la FOTIA se inician los secuestros y detenciones en la provincia, en el marco de los llamados “Operativos Antiextremistas” con el objetivo de atacar al movimiento obrero azucarero tucumano que daba muestras de su organización y tenaz combatividad desde la lucha del cierre de los ingenios a fines de los 60.

En el mes de Septiembre del 74 un trabajador zafrero de la zona del Ingenio Leales, propiedad de los Prat Gay- es detenido, Julio C.B con 17 años fue secuestrado y se encuentra entre los primeros desaparecidos de la provincia. Estas detenciones irían in crescendo a partir del Operativo Independencia e iniciado el golpe el 24 de Marzo de 1976.

Entre otro de los detenidos se encontró J. Q, delegado seccional de los talleres del sindicato de Obreros de Fábrica y Surco del Ingenio Leales, que fue liberado tras su detención por una campaña en los medios de la provincia, luego se fue escondido a la Provincia de Buenos Aires.

(Recorte extraído de La Gaceta, 18 de mayo de 1976)

Más del 40% de las detenciones fueron trabajadores entre estos mayormente los trabajadores azucareros y sus dirigentes. Además de una avanzada sobre las organizaciones guerrilleras –el PRT-ERP había instalado un Compañía en el monte–, las Fuerzas armadas se abocaron a perseguir y secuestrar al activismo obrero que constituía un indoblegable bastión contra la aplicación de políticas económicas y sociales propugnadas por la burguesía local y el imperialismo.

Al cumplirse 40 años del golpe genocida, seguimos denunciando el carácter de clase del genocidio, que tuvo entre su principal objetivo la detención y desaparición de miles de trabajadores que formaban parte del ascenso obrero que se venía produciendo desde el Cordobazo a fines de los 60, que recreando sus propias formas de organización y enfrentándose a la burocracia sindical, las patronales y el gobierno empezaba a cuestionar las bases del sistema capitalista argentino. El clan Prat Gay forma parte de los “dueños de la Argentina” que implementaron el golpe genocida del 76. Para ellos también exigimos juicio y castigo.

Notas:

(1) La comisión la completaban Carlos Pedro Blaquier (ingenio Ledesma) y los tucumanos Paz (ingenio Concepción, Ambrosio Nougués y Juan José Sortheix.

(2) Los días de los Prat Gay como dueños del ingenio Leales llegarán hasta la década del 90, cuando se declararon en quiebra. En 1990 pidieron un préstamo de un millón y medio de dólares al gobierno provincial. El gobernador José Domato salió como garante del financiamiento a la compañía concursada. Como la firma era deudora del entonces Banco de la Provincia de Tucumán, se trianguló el crédito a través de la Caja Popular de Ahorros. Una intervención federal terminó con la detención de Domato por presunta malversación de fondos públicos. En el 2000, fue declarado inocente junto a Jorge y Máximo de Prat Gay.







Temas relacionados

Alfonso Prat Gay   /    FOTIA   /    Ingenios   /    Libertades Democráticas   /    Tucumán   /    Historia   /    Cultura   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO