Sociedad

ACTUALIDAD

El cinismo de Alfredo Coto sobre el crimen de Vicente: “Nadie mató a nadie”

En el almuerzo de los grandes empresarios, el supermercadista negó los hechos. Además, dejó picando una amenaza: “no sé si puede volver a pasar”. Su reivindicación del arsenal “anti-saqueos”.

Jueves 5 de septiembre | 09:51

Foto: Infobae

Alfredo Coto es el dueño de la cadena supermercadista más grande del país, con millonarias inversiones en otros rubros. Por eso este miércoles estuvo en el almuerzo de AEA, Asociación de Empresarios Argentinos.

En su mesa bien servida en el Hotel Sheraton, habló con periodistas de distintos temas. Alejandro Bercovich le preguntó entonces por el caso de Vicente Ferrer, un jubilado de 70 años que murió en las puertas de Coto tras recibir una golpiza de los custodios que siguieron el protocolo la empresa. Vicente había querido llevarse un aceite, un queso y dos chocolates.

Te puede interesar: Custodios de Coto asesinaron a golpes a un jubilado que se llevaba mercadería sin pagar

Luego de una respuesta formal, Don Alfredo dijo lo que en realidad opina:

  •  Nadie mató a nadie, pero eso averígüenlo ustedes, que son periodistas.

    Don Alfredo recurrió al manual de Clarín, que ante el crimen de Maxi Kosteki y Darío Santillán, tituló “La crisis causó dos muertes”.

    La muerte de Vicente en las veredas de la sucursal generó la indignación de millones e incluso movilizaciones de vecinos. Llevaban pancartas: “Coto asesino”.

    Entonces el periodista le dio una oportunidad, al menos para una disculpa formal.

  •  Coto, pero esto no va a volver a pasar, ¿no?
  •  No sé lo que puede pasar -, sentenció el empresario.

    Su conciencia de clase le terminó de dictar la última parte del diálogo. Cuando le preguntaron sobre el arsenal de guerra que habían encontrado en uno de sus depósitos. Armas de guerra, granadas y municiones.

  •  Acá no hubo errores. Si vos tenés empresas de seguridad, es parte de lo que pasó en el país. Ustedes son muy jóvenes, no saben lo que pasó en el 2001. Vendrán, vengan, acá estamos.

    "Vendrán, vengan, acá estamos". Don Alfredo estará protegiendo sus toneladas de aceites y queso ante el hambre de la gente, con su arsenal de guerra y su ejército matabuelos.

    Te puede interesar: Así es el imperio de Coto que se cobró la vida de Vicente







    Temas relacionados

    Coto   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Sociedad

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO