El bono de la mentira: empresarios anunciaron que no pagarán ninguna suma de fin de año

Tras el acuerdo cerrado ayer por la CGT y el gobierno por un bono de $2000, sectores empresariales salieron a cuestionar o directamente a rechazar la medida. La CGT nuevamente advierte que "habrá problemas"

Meke Paradela

@mekepa

Jueves 20 de octubre de 2016 | 10:33

Luego del acuerdo cerrado en el día de ayer por la CGT y el gobierno en la primer reunión de la denominada Mesa de Diálogo Social entre funcionarios, gremialistas y empresarios sobre el otorgamiento de un bono de fin de año para el sector privado, cuya suma rondaría los $2000, el sector empresarial abrió el paraguas y deslizó que el plus extra se negociaría "sector por sector" y que por lo tanto no sería obligatorio.

Así lo afirmó José Urtubey, dirigente de la UIA, al declarar que el acuerdo es un documento político que habilita a cada sector discutir su aplicación o no en función al aumento de la inflación y a la realidad misma que los atraviese. En el mismo sentido se refirió el segundo de la UIA, Daniel Funes de Rioja, quién cuestionó la imposición de un bono ya que no todos los sectores estaban en condiciones de implementarlo.

La CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) sacó un comunicado ayer rechazando el pago del bono de fin de año, y Raúl Zylbersztein, presidente de la Federación Económica de la Ciudad de Buenos Aires (FECBA) luego de declarar que aumentaría el desempleo en caso de obligar a pagar el monto a las pymes, informó que fueron "ninguneados"

La postura empresarial sirvió para que desde la CGT nuevamente salieran con los botines de punta al considerar que de no abonarse la suma, "habría problemas". De esta manera, la tibia declaración deja a las claras que el acuerdo que tanto se anunció del día de ayer solamente fue un paso de comedia más entre el gobierno y la CGT, ya que al convertirse la suma en un bono no obligatorio, nuevamente dejará a la gran mayoría de los trabajadores en las mismas condiciones salariales tras la migaja que significaron las paritarias y la inflación atroz que se comió los salarios.

Una vez más, el rol de la CGT se encuentra a años luz de representar a los trabajadores al depositar falsas expectativas y a una distancia más que prudente del gobierno actual con su línea de no convocar a ninguna medida de lucha y al deslizar que se tomarán medidas que no les convienen para seguir manteniendo los favores del gobierno traducidos en millonarias compensaciones económicas a costa de los tarifazos, inflación y despidos que sufrieron los trabajadores a lo largo de toda la administración macrista.

Cabe destacar que el gran sector de estatales, el mismo que sufrió una sangría de enormes proporciones a principios de año, se encontró por fuera del "falso acuerdo" y las negociaciones quedaron pendientes, aunque ante las repercusiones actuales UPCN salió rápidamente a anunciar que ellos estarían dispuestos a pagar el bono

En declaraciones radiales, Juan Carlos Schmid anunció que "los empresarios tienen que abrir la billetera y cumplir con lo que se ha pactado", y también consideró que "las obligaciones siempre han sido bastante relativas en un país donde muchas veces se violan los decretos y no se respetan las leyes", confió en que "se discuta en cada uno de los lugares donde se ha plasmado esta firma, porque de lo contrario va a haber problemas".

Por si no suena el nombre, recordemos que Schmid no es un opinólogo más sino que es parte del triunvirato que dirige la CGT. El mismo que amenaza con "problemas" como toda respuesta parecida a lo que se entendería como una medida de lucha, similar a las "amenazas de paro" anunciadas por la CGT en forma de guiño al gobierno para seguir acordando negociados. Por supuesto, en todos los casos, con el ninguneo absoluto hacia la situación económica de la mayoría de los trabajadores, a los que, irónicamente, dice representar.







Temas relacionados

Juan Carlos Schmid   /    Bono de fin de año   /    CGT   /    Paritarias   /    Inflación   /    CAME

Comentarios

DEJAR COMENTARIO