×
×
Red Internacional

El ajuste en la Provincia de Buenos Aires se viene dado en etapas y con reformas regresivas, la vía central pasa por bajar los salarios a través de la inflación. Que los sindicatos rompan la tregua: asambleas de base, paro y plan de lucha.

Lorena TimkoDelegada ATE – Ministerio Desarrollo de la Comunidad | @LorenaTimko

Escuchá esta nota
Miércoles 31 de agosto | 09:00
Foto: Télam (Correa, Ruiz Malec y Kicillof)

Los salarios se quedaron en el descanso de la escalera mientras los precios suben por el ascensor

Mientras la inflación acumulada a julio es de 46,2% los salarios estatales aumentaron 36% en cuotas (16% en marzo, 10% en mayo y 10% en julio). En alimentos el aumento acumulado es de 48,3% y del 56,5% en vestimenta, lo que agrava la situación de las familias trabajadoras, ya que esos rubros implican los principales gastos, junto con los alquileres y los servicios que empezaran a llegar con duros tarifazos.

ATE, UPCN, SSP, festejaron los acuerdos celebrados con la ex ministra de trabajo Mara Ruiz Malec, quien se lleva en su curriculum haber logrado paritarias a la baja sin que los gremios amagaran con alguna medida de fuerza. Se recuerda aún el informe de la mesa del CDP de ATE, en el único plenario de delegados de La Plata en lo que va del año, donde defendían la firma de la paritaria (en ese momento de 40% anual en 3 cuotas) porque estaba por arriba de la “peor” de las estimaciones de inflación. Los sindicatos tan integrados al gobierno del FdT se guiaban por los números de Guzmán.

Ahora, frente al Massazo que ajusta las cuentas públicas, recortando presupuestos de áreas sensibles como salud, vivienda y educación, así como las transferencias a las provincias para cumplir con el FMI, los gremios están rogando una reapertura de paritaria (rogando es una forma de decir, porque a lo sumo piden por las redes) y el gobierno de Kicillof les propone (también por los medios) una suma fija, sin fecha y sin monto. Mientras tanto los y las trabajadoras somos convidados de piedra cuando lo que se deteriora son nuestras condiciones de existencia.

Las 40 hs encubren la pérdida salarial

La otra vía de ajuste fue iniciada en pandemia y consolidada durante 2021 en cada paritaria sectorial en las que se aprobó, ministerio por ministerio, una bonificación del 125% del básico a quienes se pasaran el régimen de trabajo de 40 horas, lo que implico que crecieran los ingresos a costa de aumentar las horas de trabajo, encubriendo así la pérdida salarial. A pesar de esta maniobra un salario inicial estatal (régimen de 40 hs y con bonificación de 125%) está en 88 mil pesos y el de quienes quedaron en 30 hs de 57.500, una verdadera miseria cuando el informe del Indec indica que en julio un hogar necesitó $ 111.298 para no ser pobre y la Junta Interna de ATE Indec estimó que ningún trabajador debería ganar menos que $ 179.990

Indec. Golpe al bolsillo: la canasta de pobreza aumentó 6,8 % en julio

Jubilados estatales y trabajadores cada día más precarios y más pobres

Esa reforma promovida por Kicillof también hundió los ingresos de los jubilados que quedaron enganchados a un régimen con salarios de indigencia y, a la vez hay cantidad de trabajadores en edad de jubilarse, con más de 35 años de servicio, que si lo hacen su haber será calculado en base al salario del régimen de 30 hs. Mientras tanto en las estructuras se han incorporado a miles de trabajadores y trabajadoras a través de becas, la más precaria de las formas de contratación, lo que también profundiza el vaciamiento del IPS y del IOMA, nuestra obra social.

Sindicatos al servicio del plan de ajuste del gobierno y el FMI

Todo esto se hizo gracias a las direcciones de los gremios estatales que con este gobierno y sin grieta entre ellos, han convalidado la política de ajuste, salarios de pobreza, que se consolide y amplíe la pérdida salarial, que se avance en reformas regresivas como el cambio de régimen horario y que se mantenga, con otras figuras, la precarización laboral.

En el caso de ATE no hubo ni una medida de fuerza, ni siquiera plenario de delegados para discutir la situación de los sectores. Lo que si hubo fueron todo tipo de selfies y reuniones amigables con los ministros de la provincia y con el gobernador Kicillof, apoyando incluso los planes privatistas en el Astillero Rio Santiago y el Instituto Biológico Tomás Perón, donde quieren avanzar con proyectos de Sociedad del Estado a pesar de la negativa de sus trabajadores. Vemos que los sindicatos ni siquiera cumplen con lo más elemental de su razón de ser que es mantener el valor de la fuerza de trabajo, y no lo hacen porque están integrados al gobierno, militan codo a codo con los funcionarios del oficialismo.

Romper la tregua y organizar la fuerza de los estatales para enfrentar el ajuste

Desde la Agrupación Marrón Clasista creemos que hay que canalizar la preocupación (que en algunos casos esbronca) de los trabajadores y trabajadoras llamando a asambleas de base en cada sector para discutir cual es el mejor camino para conquistar aumento salarial YA y un salario al valor de la canasta familiar, restituir el régimen de 30 hs sin pérdida salarial y terminar con la precarización laboral. Tenemos que imponerle a los sindicatos un paro y plan de lucha, en unidad con los sectores en lucha y las organizaciones territoriales que pelean por trabajo, para enfrentar, los tarifazos y el plan de ajuste del gobierno y el FMI.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias