×
×
Red Internacional

Universidad. El Rector amigo del trigo transgénico es el nuevo presidente del CIN

El plenario del Concejo Interuniversitario Nacional eligió a Enrique Mammarella para presidir el organismo, un perfil ligado al agronegocio y el extractivismo.

Natalia LópezDocente universitaria | FHYCS UNJu

Sábado 16 de abril | 19:42

El 87° Plenario de Rectoras y Rectores del Consejo Interuniversitario Nacional sesionó en Jujuy y contó con la presencia del Ministro de Educación Nacional Jaime Perczyk, provincial Maria Teresa Bovi y la visita con posterior reunión de Gerardo Morales. Éste plenario tenía previsto la renovación de autoridades para el período 2022-23, por lo tanto el presidente saliente y rector de la UNJu Rodolfo Tecchi presento el balance de su gestión y una serie de convenios a partir de la coordinación con otros organismos.

El CIN es el órgano que define los lineamientos políticos para todas las universidades nacionales, en la última sesión del año pasado, el desafío que se propuso era pensar "La universidad argentina para el desarrollo económico y el progreso social" documento que contiene siete puntos fundamentales, un análisis que tiene como marco de referencia el pacto del gobierno nacional con el fondo Monetario Internacional.

En este sentido Jaime Perczyk señaló que aún sin presupuesto desde el Ministerio de Educación se garantizarán salarios a docentes y la ejecución de 74 obras de infraestructura. Sin embargo el ajuste sobre los presupuestos, un recorte por vía inflacionaria que alcanza un 34% en los últimos cuatro años, es la contracara de ese desarrollo económico y progreso social del que habla el CIN, los pagos al FMI desde que asumió Alberto Fernández en diciembre de 2019 ya equivalen a 1,6 veces el presupuesto universitario, un límite para todo desarrollo y progreso, por lo menos para las mayorías populares y los que menos tienen.

Rodolfo Tecchi en el balance de su gestión remarcó el carácter expansivo de la universidad a nivel nacional y provincial, la cual permite mayor acceso y democrátización, destacó que hace 7 años la UNJu viene expandiéndose abriendo sedes en distintos puntos de la provincia. Lo qué Tecchi no menciona es que se construye en base a una precariedad laboral y edilicia. Consultado por otros medios, el todavía rector, rescata los aspectos positivos de la virtualidad como modalidad tendiente a mejorar el acceso y revertir la deserción universitaria, la mayor se dio en el año 2020 en medio de la pandemia, sin mostrar números Tecchi dice que en el 2021 se pudo ver la gran adaptación de miles de estudiantes a esta modalidad y el aumento de la matrícula de ingresantes revirtiendo la deserción del año anterior.

En horas de la tarde el plenario eligió a quién presidirá el organismo, Enrique Mammarella rector de la Universidad Nacional del Litoral fue electo para este período. Mammarella forma parte del bloque de radicales del CIN, Rodolfo Tecchi en el programa el Pulso de la Semana se explayó al respecto y comento que el CIN está compuesto fundamentalmente por dos bloques uno radical y otro peronista, en esta lógica bipartidista las coaliciones se van turnando la presidencia y esta vez le tocaba a ellos. Mammarella al frente de su institución jugo un rol destacado en la aprobación del trigo transgénico HB4, en un convenio con el Ministerio de Agricultura de la Nación, Conicet y Bioceres de Hugo Sigman, a lo que miles de científicos pronunciaron su rechazo y su aplicación por las consecuencias ambientales y sociales que acarrea, en la reunión con Gerardo Morales, Mammarella mostró su interés "por empaparse de todo lo que se desarrolla en Jujuy respecto a la energía solar, el litio, el proyecto de cannabis, es decir temas que nosotros tratamos habitualmente en el plano científico, pero que el gobierno de Jujuy lo convirtió en conocimiento aplicado” declaró. El nuevo presidente del CIN dejó bien claro su perfil ligado al agronegocio, al extractivismo y entrega de recursos a multinacionales.

Las declaraciones en medios e incluso la transmisión de la sesión muestran una foto que parece ser la confirmación de una gestión exitosa y prospera para las universidades nacionales y sobre todo la UNJu. Pero esto cómo todo fenómeno social implica un análisis de aquello que no se percibe a simple vista, aunque el beneplácito del CIN al acuerdo del gobierno con el Fondo Monetario Internacional fue bastante público.

Tecchi en su gestión frente al CIN y la UNJu se jacta de los proyectos de expansión de la universidad, sin embargo esto se sostiene bajo un sistema basado en precariedad de las condiciones de trabajo, como las extensiones de funciones y los contratos de monotributo, con los que sostiene carreras enteras como la recientemente aprobada Ciencias Políticas. Designaciones que llevan más de un año sin cobrar y expansiones que no cuentan con la infraestructura adecuada, teniendo en cuenta aforos en presencialidad.

Rodolfo Tecchi es un enérgico defensor de la LES menemista, que promueve todo tipo de carreras intermedias, tecnicaturas, o cursos de oficios que si bien responden a la necesidad de salida laboral de miles que no pueden acceder al empleo genuino en Jujuy dada su escasez, no obstante fomenta la dualización del mercado laboral.

Tecchi es un impulsor de la virtualidad en detrimento de la construcción social del conocimiento y éste como hecho pedagógico, político y colectivo, además sin garantizar ningún tipo de condición para el pleno acceso de las y los estudiantes. Defensor del Sistema Nacional de Reconocimiento de Trayectorias Académicas y la resolución 1254/18 que equipara la universidad pública con la privada, y degrada títulos. También de la injerencia privada en los lineamientos y planes de estudios con los cuáles establece convenios, como empresas mineras o la misma Ledesma.

Ministros, rectores y rectoras de las universidades nacionales como también las burocracias sindicales y estudiantiles están pensando como gestionar una universidad bajo los lineamientos del Fondo Monetario Internacional, aquí cae todo el relato de una universidad y la construcción crítica del conocimiento. Frente a ésta situación debemos contraponer una fuerza social de lxs trabajadorxs y estudiantes que defienda la educación pública, integral y de calidad, que apueste a poner su conocimiento y la investigación al servicio de las necesidades populares. La universidad no puede desconocer los niveles de pobreza, el hambre, la depredación de la naturaleza y la expoliación de nuestros recursos. Por el contrario poniendo el conocimiento científico y el avance de la tecnología en función de reorganizar la economía mediante el control de público y social de los principales centros de producción, tomando medidas como el reparto de las horas de trabajo, la reducción de la jornada laboral a 6 horas y 5 días, sin afectar el salario, de manera de crear 1 millón de puestos de trabajo (si lo aplicamos hoy en las grandes empresas) puede comenzar a modificar las condiciones de vida de gran parte de la sociedad, un proyecto de universidad que no se encargade de reproducir un status quo que sumerge en la miseria a las mayorías populares,sino que lo transforme.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias