Deportes

DEPORTES

El Rayo Vallecano, orgullo de la clase obrera

La historia y la lucha dentro del mundo del fútbol de un Club obrero, en una ciudad donde se encuentran el Real Madrid y el Atlético de Madrid.

Miércoles 1ro de abril de 2015 | 14:36

El Rayo Vallecano se funda en 1924, en 1931 se crea en España la Federación Obrera de Fútbol, donde participa El Rayo Vallecano hasta el inicio de la Guerra Civil Española .

Desde su nacimiento, este club deportivo ha tenido que luchar en una ciudad donde se encuentran dos grandes clubes de fútbol, el Real Madrid y Atlético de Madrid, los que en comparación del Rayo, manejan miles de euros. Pero, esto junto a su afición, es justamente lo que lo hace diferente dentro de la clase obrera española y del mundo, y a pesar de no tener grandes títulos dentro de lo deportivo, cuentan con una gran admiración. Como su misma afición lo dice, “pequeño en lo deportivo, grande en sus valores, que viva el Rayo de la clase obrera”.

En los últimos años y producto de una gran crisis económica, la clase obrera de España ha tenido que sufrir desahucios, miles de familias quedaron en las calles, sin trabajo, y obreros se han quitado la vida por no tener como mantener a sus familias. En este sufrimiento y lucha no se queda fuera el Rayo Vallecano, el que ha demostrado junto a sus jugadores, la solidaridad de clase en varias ocasiones.

La más conocida es la ayuda que se le dio a Carmen Martínez Ayuso de 85 años, a quien la sacaron de su casa en noviembre de 2012, después que su hijo, de quien Carmen fue aval, no pudiese seguir pagándole un préstamo al banco. El entrenador del club mencionado, Paco Jémez, se comprometió con la causa a través de estas palabras: “Nosotros no nos vamos a quedar parados, vamos a ayudar a esa señora. No sólo yo, sino el cuerpo técnico, los jugadores… Vamos ayudarle y echarle una mano para que encuentre un sitio para que pueda vivir dignamente y no se sienta sola”.

Por otra parte, el 29 de septiembre de 2010 también marcó un hecho importante en la lucha obrera del Rayo Vallecano, haciéndose parte todo el club de la huelga general en España, cerrando las oficinas, sin entrenamientos, como manera de solidarizar con toda la clase obrera que ha sufrido con las medidas de un Estado que no da soluciones a una de las más grandes crisis económicas. Ese día la afición del Rayo, llamados los Bukaneros, declaró que “hoy podemos decir orgullosos que con acciones como esta nuestro equipo representa los auténticos valores de un club obrero de verdad. Hoy sí podemos decir que el Rayo Vallecano es el orgullo de la clase obrera".

La misma afición obrera mencionada se encarga en cada partido de denunciar al Estado con lienzos, cuyas consignas expresan frases como “lucha obrera, huelga contra el capital”, “el capitalismo está en crisis, nosotros en guerra, todos a la huelga general”, “no son suicidios, son homicidios, bancos culpables políticos cómplices, stop desahucios” o “si el capitalismo no tiene salida, no te quites la vida, uníos hermanos proletarios”.

Por todo esto y más, el Rayo Vallecano día a día crece en admiración entre los obreros del mundo entero, ya que no sólo es un club, no sólo juegan fútbol, también son obreros cambiándole el sentido a un deporte, en una de las ligas más grandes del mundo, llevando esa alegría deportiva al barrio Vallecas y a todos los obreros de España.






Temas relacionados

Fútbol   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO