×
×
Red Internacional

La partida de seguridad social tendrá un recorte de 3,6% en términos reales. La inflación como mecanismo de ajuste del gasto social. La jubilación mínima perdió 10 % desde 2019. Un presupuesto a la medida del programa de ajuste con el FMI.

Escuchá esta nota
Jueves 27 de octubre | 21:04
Los jubilados perdieron más de 10 puntos frente a la inflación desde 2019.

El Presupuesto 2023 que tuvo media sanción en Diputados el pasado martes con los votos a favor de todo el Frente de Todos y gran parte de Juntos por el Cambio, contempla un importante ajuste en la partida de Seguridad Social.

El diputado del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, [denunció el recorte en jubilaciones, que llegará al 3,6 % si se toma la inflación promedio (76 %) que contiene proyectada el propio Presupuesto.

De acuerdo al Mensaje que acompaña al proyecto de ley, la partida en Seguridad Social será en 2022 de $ 7.697.541,4 millones. Para que estos montos no pierdan capacidad de compra frente a la suba de precios, el año que viene debiese alcanzar $ 13.524.580,24 millones, proyectando la inflación al 76 % (que ya es menor a la que anticipan la mayoría de los especialistas).

Sin embargo, en el Presupuesto votado el pasado martes dicha partida suma $ 13.036.365 millones, considerando su monto inicial de $ 12.945.535 millones más una partida adicional a la Anses de $ 101.890 millones que se agregó en la Comisión de Presupuesto del Congreso, con destino a "Políticas Alimentarias".

La diferencia, de unos $ 488.215 millones, es exactamente el ajuste que recaerá sobre las prestaciones sociales como jubilaciones y pensiones, asignaciones familiares, AUH, entre otras.

Si bien en términos relativos los mayores ajustes vendrán por el lado de los tarifazos en los servicios públicos , ya que el Gobierno buscará que el recorte de los subsidios económicos (-12,1 %) a las empresas privatizadas no recaiga en la rentabilidad empresaria sino que lo trasladará a los precios finales de las tarifas, el ajuste en seguridad social (-3,6%) adquiere una enorme magnitud al traducirse en recursos debido a que es la partida que representa casi la mitad del Gasto de la Administación Nacional (45 %).

El único rubro que crece, a un ritmo del 14 % por encima de la inflación, es el de servicios de la deuda pública.

Te puede interesar:Presupuesto 2023: claves del ajuste que votarán en Diputados el Frente de Todos y Juntos por el Cambio

Se comprueba también la denuncia que hizo el mismo legislador del bloque del Frente de Izquierda en relación a la pérdida de las jubilaciones. Gracias a la suspensión de la movilidad previsional en 2020 y la nueva fórmula del Gobierno para ajustar los haberes que rige desde 2021, los haberes mínimos se derrumbaron un 10 % en los últimos tres años.

Si en diciembre de 2019 el haber mínimo era de $ 14.068, en septiembre de este año llegó a $ 43.353 (sin considerar el bono de $ 7.000 que se deja de cobrar en diciembre), un aumento nominal de 208 %. Sin embargo, quedó por debajo del aumento inflacionario en el mismo período, de 241 %, lo que implica una pérdida de 10 puntos. Mes a mes, la pérdida se acumula en miles de pesos durante estos tres años.

Fuente: La Izquierda Diario en base a Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social e IPC-Indec.
Fuente: La Izquierda Diario en base a Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social e IPC-Indec.

Si se toma como referencia un haber equivalente a dos jubilaciones mínimas, en diciembre de 2019 era $ 28.136 y en septiembre de 2022 llegó a $ 82.613, una suba de 183 %, aún más por debajo de la inflación, con una pérdida real de 14 %. Y para los haberes máximos es un ajuste de 17 % real.

Se comprueba así que la fórmula de movilidad jubilatoria que impulsó el Frente de Todos, al rechazar incluir una garantía o piso frente a la inflación, perjudicó a las jubiladas y jubilados.

Todo lo contrario a lo que intentó sostener la titular de la Anses, Fernanda Raverta, en el debate de Comisiones en la Cámara Baja, donde afirmó que las jubilaciones recuperaron casi 5 puntos este año. No solo falso, sino que ni siquiera así se hubiese acercado a recuperar una cuarta parte la pérdida de 20 puntos desde el 2015 con el macrismo.

Pero también sufrieron este recorte el conjunto de prestaciones sociales como asignaciones familiares, pensiones y AUH que además de las jubilaciones se actualizan trimestralmente con la fórmula de actualización previsional.

El Gobierno busca continuar reduciendo esa partida aprovechando el mecanismo inflacionario, en post de alcanzar rápidamente la meta de reducción del déficit fiscal primario a 1,9 % del PIB el año entrante, para cumplir con el Programa con el FMI. La contraparte un deterioro de las condiciones de vida de los más vulnerables.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

El-Presupuesto-2023-recorta-500-000-millones-a-jubilaciones-y-asignaciones