×
Red Internacional

A propósito de un debate en el Plenario Sindical Combativo y las tareas en el movimiento obrero frente a la nueva situación.

Viernes 16 de abril | 21:56

El compañero Sanchez Porta de Izquierda Socialista escribió una nota en la que hay más problemas o incomprensiones sobre las instituciones que se están poniendo en pie y las que se necesitan, que palabras.

IS se queja de que el MAC sea impulsor, junto a decenas de luchas reales y concretas, de un Encuentro de esas luchas. Su respuesta es sencilla: para eso ya está el PSC. Sin embargo, ese espacio no reúne a su mesa más que esporádicamente.

Según SP, para salir de esa situación "lo primero que debería estar en la agenda del PSC es el apoyo a los principales procesos de lucha de los trabajadores". Nombra a Neuquén, Ademys, Sutebas Multicolores y otros sectores de la salud. También, muy importante, sacar una "nueva declaración que (...) llame a la coordinación de todos los sectores de lucha contra el ajuste y contra la burocracia sindical traidora, invitando a los nuevos luchadores a sumarse al sindicalismo combativo".

Está muy bien empezar por Neuquén, lucha por la cual ya el FIT, por propuesta del PTS , hizo un primer acto en la Casa de esa provincia y hoy un segundo acto llamado por el PSC, porque allí se juega la principal batalla de la clase trabajadora. Allí nos estamos jugando todas nuestras fuerzas.

Pero es extraño no nombrar las cientos de luchas que recorren el país, desde los vitivinícolas de Mendoza hasta los del Citrus de Tucumán, pasando por todas las del AMBA que son medianas y justamente buscan coordinarse: MCM, Just, Clínica San Andrés, Larcade, EMA, Latam, tercerizados del Roca y Mitre, los jóvenes de Garbarino, Clínica Constituyente, el Parque de la Costa que sigue peleando condiciones de trabajo, el puerto de Buenos Aires bloqueado desde hace una semana con pérdidas milllonarias, Hey Latam en Rosario, y un larguísimo etc que pueden ver aquí.

Gran parte de estas luchas han decidido coordinarse entre sí. Los compañeros de IS dicen tener "acuerdo en la necesidad de convocar a reuniones que sirvan para apoyar y coordinar luchas en curso. Es la razón de ser principal del PSC".

Sin embargo, lamentablemente no lo ha sido hasta ahora. Pese a nuestra insistencia en los plenarios, hay cupos para participar y hablar, y no se pone a votación ninguna moción que no está previamente consensuada. Jamás un plenario fue preparado en común con las luchas en curso, mucho menos darles un peso central y algún poder de decisión.

IS se queja que el PSC no es el que organiza la coordinación de las luchas, aunque ellos ahora parecen proponerlo como dicen al principio. Sin embargo, hasta ahora la mayoría de la mesa ni se lo ha propuesto siquiera, porque con este método es imposible. Pese a esto, está muy bien que se hagan encuentros y acciones del PSC porque es un polo con un programa independiente de la burocracia que hace acciones callejeras para agitar una perspectiva distinta, pero nos autoimponemos (no por nuestra decisión) un límite importante para el desarrollo del PSC.

El PSC se vio paralizado, como se dijo finalmente en la reunión, justo en los momentos de mayor lucha de clases. Esto es porque por ejemplo en Guernica IS casi ni se acercó con sus dirigentes a la toma más que circunstancialmente. Ni siquiera, y con pedido de por medio, fueron los principales dirigentes a los cortes como el del Puente Pueyrredón. Lo mismo los dirigentes del SUTNA. Luego, en esta oleada de luchas se ve poco a parte de los dirigentes centrales del PSC como Sobrero y Crespo apoyando más que ocasionalmente. Ni siquiera yendo a las marchas de los trabajadores desocupados y las asambleas piqueteras donde no van ni los dirigentes sindicales de las propias corrientes convocantes, generando una división dentro de la lucha entre sectores de la clase obrera insólita. Hasta ahora, y eso que venimos insistiendo, ni se coordinan entre los sectores ocupados y desocupados de la misma corriente. Luego de mucho insistir, para el 27 se hará una columna de ocupados y desocupados, al parecer. Un gran avance sería realmente y por eso apoyamos la resolución de la ultima reunión del PSC.

IS se queja mucho. Dice: "en vez de llevar esa iniciativa a la Mesa del PSC, debatir a quiénes podríamos sumar, definir el funcionamiento del Encuentro, las propuestas que llevaríamos y ver de qué manera podríamos mostrar un polo de unidad que permitiera proponerles a todos los que participen que ingresen al PSC y así seguir fortaleciendo la única coordinadora de lucha, combativa, antiburocrática que existe en el país, en vez de eso el PTS decide hacer ’su encuentro’ diciendo que lo llama para “construir una coordinación de los sectores en lucha”… ¿Y el PSC qué es?

La prepotencia de aparato no podría ser más grande. El PSC debería ser el organizador del Encuentro. DEFINIR (NO PROPONER, NI BUSCAR CONSENSUAR, SINO DE -FI- NIR) EL FUNCIONAMIENTO DEL ENCUENTRO. No ponerse a disposición de quienes luchan sino ser los organizadores. A la vez les diría a los trabajadores en lucha, que tendrían una gran tarea en el aplauso del encuentro. Que ingresen al PSC!!! Ultimatismo sectario sin fin y oportunismo al mismo tiempo. Quienes luchan, que no comparten aún el programa avanzado del PSC, deberían entrar el PSC pero no tendrían derecho a DEFINIR EL FUNCIONAMIENTO DEL ENCUENTRO que tendría como objetivo coordinar sus propias luchas!. Nosotros los estamos acompañando en la lucha a que hagan esa experiencia con el Gobierno. El hecho de que se coordinen entre sí, es parte de su propia maduración, además de que los ayuda a tratar de ganar cada pelea, que están aisladas y son difíciles.

Sanchez Porta nos acusa de llamar junto a decenas de trabajadores a “construir una coordinación de los sectores en lucha y se pregunta indignado, ¿Y el PSC qué es?

Compañero Porta, en Neuquén hay una interhospitalaria que agrupa a cientos y cientos de trabajadores y trabajadoras y mantiene en vilo la provincia. Se coordinan los hospitales aunque aun no con otros sectores. Para el 24 de marzo se reunieron gremios y sectores en lucha por iniciativa de Cerámica Neuquén y se votó una columna encabezada por salud y ceramistas. Lo votaron los ceramistas en asamblea, igual que los judiciales, fueron también los movimientos de desocupados. En Mendoza hay autoconvocados vitivinícolas que hicieron un paro histórico de 48 h. Hay obreros del Citrus en Tucumán, autoconvocados de la UTA en varias provincias. Esos trabajadores no nos pideron permiso al PSC (la mayoría no debe saber de nuestra existencia) para autoorganizarse. Si todo lo que se coordina o autoorganiza tiene que pasar por el PSC o es declarado divisionista, ustedes deberían repudiar estas instancias "anárquicas" que en este momento en Neuquén reciben el apoyo de decenas de miles, incluso de ustedes.

El PSC no es una Coordinadora de sectores en lucha sino un reagrupamiento independiente de la burocracia y por lo tanto es progresivo. Lo que sí debería hacer es impulsar la coordinación sin ultimatismo como lo hacemos nosotros para poder fortalecerse. Por eso el titulo de su nota ya es toda una definición: "Retomemos la coordinación en el PSC". No que el PSC ayude a organizarla, sino que se haga allá adentro, donde la Mesa va a "definir el funcionamiento del Encuentro". Es de imaginar el rostro de un trabajador que empieza a organizarse en su lugar de trabajo con sus compañeros y se van coordinando con otras empresas y gremios, cuando lea que para hacer eso, debe hacerlo bajo nuestra supervisación y "definiendo el funcionamiento". Los sindicatos recuperados tienen un enorme valor pero para cumplir con su propósito clasista deben ayudar a la organización independiente de todos los sectores oprimidos, y eso se hacen sin ultimatums y sino, sencillamente no se puede hacer.

Esto no es una discusión secundaria. Se necesitan organismos amplios y democráticos de organización de la vanguardia ocupada y desocupada que va surgiendo y no hará más que aumentar. Sin esto, es imposible que exista la fuerza necesaria para enfrentar la parálisis que impone la burocracia mientras avanza el plan de las patronales, el Gobierno y el FMI. Sin esta fuerza que debe basarse en la organización democrática en los lugares de trabajo, por gremio, por zona y si fuese posible a nivel nacional, la lucha para imponerle a la burocracia el fin de la subordinación con el gobierno es la impotencia hecha volante o whatsapp. No es una discusión menor cuando está empezando una crisis histórica en el país. Habrá en el proceso que se abre instancias de autorganización, desde las más elementales hasta llegar a las coordinadoras. Ya sabemos que sin ellas, con la forma que adquieran, no hay manera de derrotar a las fuerzas que agrupan empresarios, gobierno, estado, burocracia con sus patotas incluídas también.

El PSC y sus integrantes podríamos jugar un gran papel ayudando a que esto se desarrolle y pelear dentro de esas instancias de coordinación por un sector conscientemente clasista contra los sectores conciliadores que necesariamente habrá si se desarrollan organismos que tiendan a transformarse en verdaderas Coordinadoras. Si lo hacemos, podemos no solo sacar al PSC de la situación actual sino además fortalecerlo. Tenemos una gran tarea por delante. Se puede salir de la pasividad y se lo puede hacer bien. De esta manera sectores cada vez más amplios de trabajadores podrán reconocer la autoridad del PSC y adherir a su programa y perspectiva clasista

Pie de pagina: el papelón más grande en la reunión de la Mesa del PSC lo jugó el PO que nos atacó de divisionistas por unir luchas mientras el SUTNA hizo un llamado solitario a un encuentro y a una marcha, a la que pese a eso concurrimos. Luego un llamado inconsulto con el PSC desde el Polo Obrero y sectores aliados a dos asambleas piqueteras donde no se nos dio el uso de la palabra pese a haberla pedido.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias