Política

ELECCIONES 2019

El Kirchnerismo porteño jugando con Alberto, la devaluación y los gobernadores

Devaluación al salario, promesas a sus amigos del campo y migajas para los jubilados. Estas son algunas de las promesas de campaña de Alberto Fernández, quien se encuentra en reuniones con la Sociedad Rural. Las alianzas con los gobernadores celestes y los que bancan la megaminería. El progresismo, quizá para otro momento.

Jueves 1ro de agosto | 22:02

La campaña se endurece y las dos coaliciones que buscan la hiperpolarización, junto a sus grandes medios de comunicación, juegan a captar los votos del centro. Lo único bueno de esto, es que ambos están diciendo relativamente “la verdad”. Van a ajustar los bolsillos de los y las trabajadoras y entregarse a los deberes del FMI.

Devaluación, ajustes, reformas, y grandes negociados para sus amigos los capitalistas de los bancos, el agro power y los industriales.

Macri y Larreta, ya tienen claro que el camino en caso de ganar, será el mismo que hasta ahora, apretando el acelerador: entregarle el verdadero cetro de mando al FMI, y hacer todos los negociados posibles mientras tengan prioridad en la timba financiera.

¿Pero qué pasa con el llamado “mal menor”?

Las diferentes declaraciones del pre-candidato presidencial Alberto Fernández, se alejan de cualquier intento de que las prioridades sean las del pueblo trabajador.

Alberto pidió por un “dólar alto” para promover la producción “como en 2003”cuando en aquella oportunidad fue una devaluación brutal que implicó una caída del 30 % del salario. Dichas declaraciones realizas en el programa de Navarro, dejaron mudo hasta el propio conductor. ¿Qué dicen ante esto los dirigente sindicales kirchneristas de ATE, Subte, Aeronáuticos, Docentes? ¿Van a quedarse mudos como Navarro ante el saqueo al bolsillo de los trabajadores, en caso de que ganen FF? ¿Callan y otorgan?

"Solo así vamos a poder producir en la Argentina y poder exportar”, agregó Fernández. “Tenemos una cosecha récord este año que no se está liquidando. Todos saben que el dólar está retrasado". Estas promesas de campaña se acompañan con el “agrotour” que Alberto tiene en lista, para enamorar a sojeros y devaluadores.

No es mucha novedad, de la mano de quien en el conflicto de la 125, tomo partido por el campo.

Pero…. ¿Y Pino y Donda?

Hace poco Pino Solanas, cuyo pasado va desde los documentales de Perón en puerta de Hierro, hasta las listas con Lilita Carrio y que ya nos marea un poco, dijo que: "La fórmula que tenemos en la Capital es un lujo" y una “expresión de pluralidad”, agregando que "Matías Lammens es un dirigente social muy respetado y un hombre joven con mucha llegada".

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.com/De-que-lado-esta-Pino-Solanas-12-preguntas-para-desafiar-tu-mente

Es que tanto Pino como Vicky Donda, se sumaron a la lista de Todos con la expectativa de “agregar” un perfil de centro izquierda, a la edulcorada lista encabezada por el empresario deportivo y vacío de definiciones Lammens, quien además está casi desaparecido de la campaña y no se conocen sus propuestas, aunque sí, en el 2015 votó por Lousteau.

Pino Solanas, debemos reconocerlo, tuvo un pasado de pelea contra la mega minería y el fracking que le llevó incluso a disputas judiciales y hasta persecuciones políticas. Ahora sin tapujos apoya al Frente de Todos, y termina asociado al gobernador de San Juan, José Luis Gioja, quien Solanas supo tildar de “exmenemista y principal personero de Barrick Gold”.

Como vemos, hay sumas que no suman. ¿Le dieron más votos? Eso está por verse, pero parece que tampoco. Solo es un acompañamiento para fortalecer a un peronismo que gobierna y ajusta en las provincias.

La impronta de la campaña de Todos en la ciudad de Buenos Aires, está dada por la suma cero de las dos caras del panqueque que formaron.

La suma de abortistas y anti abortistas no da un debate al interior del frente sobre el tema, sino un silencio atroz sobre los derechos de las mujeres.

Donda se limitó a plantear que "Las discusiones que traemos desde el feminismo tienen que ver con la ley de Educación Sexual Integral”. Lo suficientemente general para no ir al hueso: ¿Se puede hablar de ESI en la ciudad donde la mitad de las escuelas son privadas y en su gran mayoría bajo la órbita de la reaccionaria iglesia católica? ¿Se puede hablar de ESI estando en la misma lista con el gobernador de Tucumán, Juan Luis Manzur, quien torturó a una niña de 11 años obligándola a parir?

Pino, después de aquel discurso en el Senado sobre “el placer”, también ha hecho mutis por el foro en lo que va de la campaña, y se limitó a hablar de otros placeres, por ejemplo los de los senadores que cobran más de 150 mil pesos, pero que a el igual le parece poco.

Tal vez por eso, varias referentes del feminismo, incluso sin estar referenciadas en el Frente de Izquierda, salieron a apoyar la candidatura de Myriam Bregman, reconociendo que se trata de la única candidatura consecuente con respecto a los derechos de las mujeres, revindicando su coherencia.

Lo mismo sucede cuando en la misma campaña se pretende denunciar la entrega de tierras a los empresarios, pero el armador de tu lista esta en manos de Víctor Santamaría, dirigente del PJ de la ciudad, con quien Horacio Rodríguez Larreta negoció todas las votaciones en la legislatura porteña, como denuncio hace poco Horacio Verbitzky. Por eso Donda, limitó su denuncia a que “se venden tierras públicas de forma ilegal, sin pasar por el Congreso”. O sea, que si pasa por el Congreso, igual que en la Capital, todo bien.

Es que el objetivo de campaña del frente es lo opuesto a las convicciones y los programas claros. Cuanto más se parezca al duranbarbismo de Larreta, mejor.

El Frente de Izquierda-Unidad, una alternativa para las y los trabajadores, las mujeres y la juventud

Lo que queda claro es la coherencia del Frente de Izquierda-Unidad, que contra el panquequismo político, consiguió la unidad de más del 90% de la izquierda y que plantea un programa para que la crisis la paguen los que la generaron, los grandes bancos, terratenientes y empresarios.

En una Ciudad donde las diferentes fuerzas que componen el Frente de Izquierda-UNIDAD tienen una enorme presencia en sindicatos, comisiones internas y cuerpos de delegados, en los centros de estudiantes de las escuelas y facultades, en el movimiento de desocupados y con presencia en todos los barrios de la Ciudad.

Y cuya lista la encabezan referentes contra la represión y la impunidad de ayer y de hoy, como su candidata Myriam Bregman, Alejandrina Barry, Lili Mazea y La “negra” Verdú. Con decenas de candidatas mujeres que estuvieron a la cabeza de esa gran marea verde que se expresó en todo el país, y que hoy son parte de la única lista que tiene el derecho al aborto en su programa. Y como no era de esperar, llena de juventud y trabajadores y trabajadoras.

Todos ellos, en la ciudad, son parte de una gran campaña militante, que con Nicolás Del Caño y Romina Del Pla en todo el país, busca darle un mensaje a los poderosos: que las mujeres, los trabajadores y la juventud, no nos vamos a resignar. Que esta vez no vamos a ser nosotros, los que paguemos su crisis. Que queremos darlo vuelta todo, porque así como están las cosas, siempre perdemos los mismos.

Por eso, en estos últimos días de campaña, queremos que todos se sumen a este mensaje hacia los poderosos. Desde ya con el voto el próximo domingo.

Pero hasta ese día, ayudando a que estas ideas lleguen a millones. Por las redes sociales, hablando con amigos, acercando nuestros materiales a tu barrio, o fiscalizando, queremos terminar con todo esta campaña militante, desde abajo y pulmón.

¡Vamos con el Frente de Izquierda-Unidad!







Comentarios

DEJAR COMENTARIO