×
×
Red Internacional

Ajuste. El Gobierno suspenderá casi 160 mil Potenciar trabajo y aún le debe alimentos a los comedores

La ministra Tolosa Paz dijo que se "ahorrarían" 2.500 millones con estas suspensiones. Mientras, el Gobierno sigue retaceando alimentos a merenderos y comedores populares. La economía conducida por Sergio Massa profundiza el ajuste a pedido del FMI.

Escuchá esta nota
Lunes 16 de enero | 18:47

Éste lunes la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Victoria Tolosa Paz, comunicó que 154.441 beneficiarios del Potenciar trabajo serán suspendidos, por no haber revalidado sus datos a través de la app Mi Argentina.

Te puede interesar: Recortan el Potenciar, pero el Gobierno le paga al FMI otros U$S 641 millones

Desde Casa Rosada, la ministra hizo incapié en lo que se "ahorrarían" con esta decisión: "el impacto fiscal de suspender 154 mil beneficiarios del Potenciar Trabajo representa "algo más de 2.500 millones de pesos". A su vez aclaró que si para el mes de febrero, estos beneficiarios continúan sin revalidar su identidad, serán dados de baja.

Recordemos que el programa Potenciar trabajo se trata de una contraprestación laboral, en condiciones precarias y con un ingreso de a penas $30.000 mensuales, para jornadas que en muchos casos son de 8 horas; y cuyos beneficiarios también suelen realizar otras actividades informales para llegar a subsitir.

Te puede interesar: Un Ministerio para el orden social: ¿por qué tanta saña con el Potenciar Trabajo?

Ni un mes de tregua dio el Gobierno nacional en su ataque a los trabajadores más precarios y pobres del país, muchos de los cuales se organizan en los llamados movimientos sociales. Hacia fin de año, la ministra Tolosa Paz había anunciado que preparaban la baja de alrededor de 400.000 beneficiarios, luego de una campaña de criminalización que desmintieron tanto las organizaciones independientes, como afines al Gobierno.

La ofensiva se frenó por respuesta de la Unidad Piquetera y de otras organizaciones que salieron a las calles. También protestando contra el pobre bono de fin de año que entregó el Gobierno, mientras la inflación del 2022 cerraba en un 95% anual.

A su vez, denuncian que hay barrios que se quedaron sin alimentos en merenderos y comedores populares, durante las fiestas de fin de año, y aún les deben las entregas. La pelea por el retaceo de la comida por parte del Ministerio de Desarrollo se dio a lo largo de todo el 2022. En estos comedores asisten también personas ocupadas y sus familias, porque los sueldos no alcanzan.

Te puede interesar: Inflación: ¿Cuáles son los alimentos que más subieron en el 2022?

Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero, organización impulsora de la Unidad Piquetera, twitteó éste lunes:

El Gobierno busca aumentar la recaudación y alcanzar las metas que impone el organismo con sede en Estado Unidos, ajustando sobre los más pobres. El 2023 comenzó con fuertes subas de tarifas en los servicios públicos, autorizadas por el ministro Sergio Massa, quien sigue los lineamientos pactados entre el FMI y el exministro Martín Guzmán.

Por otro lado, los beneficios a las grandes patronales, no cesan. Y éste mismo lunes, se desembolarán 641 millones de dólares a la fraudulenta deuda externa.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias