Sociedad

LA SALUD EN EMERGENCIA

El Gobierno recorta hospedaje para familias de pacientes del Hospital Garrahan

El Ministerio de Desarrollo Social dejará de pagar los hoteles para las familias que vienen de las provincias del país. Una cara más del ajuste y del vaciamiento en salud.

Belén Antonela

Trabajadora Social. Agrupación Marrón Clasista

Martes 15 de mayo | Edición del día

Son aproximadamente sesenta familias del interior del país que dejarán de contar con el pago de los hoteles en los cuales se hospedan.

El Ministerio de Desarrollo Social de Nación se encuentra sin enviar los fondos a las casas de las provincias, necesarios para sortear los costos una vez que se instalan en las mediaciones del hospital.

Como es de público conocimiento, el gigante de pediatría recibe niñas y niños de todo el país e inclusive de países limítrofes, que precisan llevar adelante tratamientos de alta complejidad, como un trasplante o realizar quimioterapia.

Al no haber centros especializados en sus lugares de residencia que puedan responder a las diversas enfermedades, la única opción que resta es concurrir al Garrahan.

Con este nuevo recorte, es la misma familia la que pagará de manera particular la estadía en la Ciudad de Buenos Aires, haciendo más compleja la realidad que las atraviesan.

El ajuste en la salud llegó para quedarse, como una parte más del ajuste generalizado que recae sobre las espaldas del pueblo trabajador.

A la falta de insumos, superpoblación de camas y jornadas extenuantes que pretenden imponer a los trabajadores de la salud, se le suma este recorte del subsidio.

Pereciera que sólo es un slogan la preocupación de las autoridades del Consejo de Administración del hospital, de cuidar por la salud de los más pequeños. Hasta el momento no hubo una respuesta a las familias, las que siguen en la incertidumbre sobre el futuro del alojamiento.

El traslado de una provincia a la ciudad de Buenos Aires debe contemplar todos los gastos necesarios, en particular cuando se trata de población que se atiende en el sistema público de salud.

Aunque no es novedad que ningún gobierno se ha preocupado por destinar presupuesto a la salud pública, el mismo desciende año tras año, mientras que las obras sociales y prepagas aumentan sus ganancias a partir de la mercantilización de la salud.

La Agrupación Marrón Clasista del Garrahan apoya a las familias en este reclamo porque entiende que la salud pública, gratuita y de calidad es un derecho y no un negocio. Y exige a las autoridades del Hospital, que responden al Gobierno nacional, que envíe las partidas necesarias para pagar los hoteles a todas las familias que lo precisen, sin trámite burocrático alguno.

Porque la salud no es sólo la ausencia de alguna enfermedad, sino que también estén dadas las condiciones para poder acompañar a los niños en esta instancia, por lo que una vivienda cercana y con el mencionado subsidio, es fundamental para garantizar los tratamientos necesarios de los más pequeños.







Temas relacionados

Hospital Garrahan   /    Ministerio de Desarrollo Social   /    Salud pública   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO