×
×
Red Internacional

La ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz firmó esta tarde un acuerdo con dirigentes de movimientos sociales oficialistas para evitar protestas contra el Gobierno, a cambio de un bono a cobrarse recién en marzo para los beneficiarios del Potenciar Trabajo. Las organizaciones de izquierda no fueron parte.

Escuchá esta nota
Martes 27 de diciembre de 2022 | 18:10

En las últimas semanas, organizaciones sociales afines al oficialismo habían anunciado de protestas y manifestaciones en reclamo por las políticas sociales del Gobierno: se oponían a las bajas del Potenciar, y al desdoblamiento de la paritaria de los planes de la del salario mínimo, en una actitud nueva e inusual tras dejar correr el ajuste brutal a la ayuda social mediante inflación y reducción de las partidas. Sin embargo, no duró mucho.

Esta tarde Victoria Tolosa Paz, ministra de Desarrollo Social, en una reunión con la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), encabezada por su secretario general, Esteban “Gringo” Castro, logró un acuerdo con los dirigentes oficialistas en la que se comprometieron a desactivar las protestas a cambio de un nuevo bono para los titulares del programa Potenciar Trabajo. El bono sería de 17.375 pesos, pero recién a cobrarse en abril. También se prometieron compra de bolsones de fruta y verduras a cooperativas agrarias para destinar a comedores que administran las organizaciones.

Estuvieron presentes, entre otras organizaciones, el Movimiento Evita, liderado por los funcionarios Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro; Daniel Menéndez de Barrios de Pie; el Frente Popular Darío Santillán, referenciado Dina Sánchez y el Movimiento de Trabajadores Excluidos de Juan Grabois. No participaron los movimientos sociales de izquierda, como Unidad Piquetera, que viene de realizar una jornada de lucha la semana pasada en reclamo por las bajas en los programas sociales y el ajuste que hace el Gobierno para cumplir con el FMI, y denuncian que siguen los incumplimientos de entrega de alimentos a comedores.

Te puede interesar: Por una navidad sin hambre: nueva jornada de lucha de la Unidad Piquetera

Según la Junta Interna de ATE-Indec, estimó que la canasta de consumos mínimos al 30 de noviembre para un hogar constituido por dos adultos y dos menores fue de $ 227.392, muy lejos del monto del plan Potenciar Trabajo y los bonos prometidos. La firma del acta acuerdo vuelve a confirmar que las organizaciones sociales que son parte del Frente de Todos dejan pasar el ajuste del Gobierno y a cambio aceptan migajas, que aunque sean fundamentales para millones de personas que padecen cada día más el aumento de los alimentos y servicios, no alcanzan para cubrir las mínimas necesidades básicas.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias