Sociedad

LEGISLATURA PORTEÑA

"El Gobierno porteño quiere volver a las escuelas, pero sin discutir conectividad, alimentación y cuidado de los pibes"

Así lo expresó la diputada por la Ciudad Alejandrina Barry, del PTS/FIT, en la reunión de la Comisión de Educación de la Legislatura porteña. También se presentaron más de 11 cartas de docentes sin trabajo, que interpelaron al presidente de la Comisión, perteneciente a Cambiemos, sobre la problemática de más de 1500 docentes sin cargo, y niños sin maestras.

Sábado 22 de agosto | 15:08

Alejandrina Barry en Comisión de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. - YouTube

El viernes 21 de agosto se reunió la Comisión de Educación de la Legislatura porteña, presidida por de Cambiemos, donde participó la diputada Alejandrina Barry del PTS/FIT U.

Barry comenzó su intervención interpelando al presidente respecto a la medición que hace el Gobierno de la Ciudad de los 6500 niños que no tienen acceso a la escuela. debido a que los números que informan son inferiores a los reales. Esto tiene que ver con la falta de acceso a computadoras y wifi en los barrios populares, aspecto que se replica en todo el país.

No se puede discutir la vuelta a clases, cuando la realidad muestra que no pueden garantizar a todos los chicas y chicas el acceso. Tampoco se puede responsabilizar a las familias, que en muchos casos solo tienen un celular sin datos para realizar las actividades escolares, porque en su gran mayoría son familias desocupadas.

Un relevamiento realizado por escuelas de Bajo Flores y Soldati, muestra que en la zona del bajo Flores un 94% de las y los chicos utilizan el celular para acceder a las tareas de la escuela, de los cuales el 63% lo utiliza con todo el grupo familiar. A diferencia de Villa Soldati, que solo el 14% tiene wifi y el 7% tiene computadoras entregas por el GCBA que funcionan, pero hay un 95% que hicieron reclamos y al día de fecha no obtuvieron respuesta.

La diputada pidió explicaciones del plan de vuelta a clases, que se informe el presupuesto destinado para garantizar los trabajos de infraestructura que necesitan las escuelas para garantizar el distanciamiento social y elementos de higiene necesarios.

Alejandrina Barry remarcó otro aspecto importante en relación a entrega de canasta alimentarias que reciben en las escuelas las familias. Mencionó que el martes la jueza Tesone emitió una nueva resolución en el fallo por alimentación saludable, junto con asociaciones cooperadoras, familias, docentes, junto a la legisladora Myrian Bregman. En esta resolución, se plantea una multa de $8000 para el ministro Luis Bullrich y el inicio de una causa penal por incumplimiento del deber como funcionario público. Porque no se cumplió con el fallo y porque pasaron dos meses sin informar cuántas canastas se entregaron, el costo de las canastas, cuál es el presupuesto destinado y cuánto se les paga a las concesionarias.

La diputada también habló sobre la situación de los sectores más vulnerables en la ciudad más rica del país, donde la desocupación subió un 21% en la zona sur, la mayoría mujeres y sostén de hogar cuyos hijos e hijas dependen del servicio de comedores escolares para acceder a la alimentación. Es importante que den respuesta a este reclamo, porque nos importa que las y los chicos en las escuelas reciban alimentos de calidad.

Después de casi dos meses de reclamos las voces de los docentes cesanteados y sin cargo de la Ciudad llegaron a los oídos de los legisladores porteños. Se realizó la lectura de 11 cartas de docentes de distintos niveles y distintas realidades.
Por ejemplo, el caso de Noelia que se quedó sin cargo en marzo y sin obra social en junio, con dos hijas que necesitan medicación costosa; de Natalia, que tiene 4 hijas a cargo con distintas enfermedades, también con medicamentos muy costosos y sin acceso a la obra social; Ramiro, que tuvo que recurrir a changas y exponerse al contagio. La diputada pidió que el GCBA explique cuál es la solución para este sector de docentes.

La legisladora le respondió a Yamil Santoro, haciendo referencia a su provocación, cuando habló de “contratar profesionales” para volver a clases porque los docentes no quieren hacerlo. No se puede atacar a los docentes cuando se les recorta el salario o se les paga el aguinaldo en cuotas. Lo “invitó” a Santoro a dar clases en las condiciones en que lo hacen los docentes, con miles de pibes que siguen sin tener acceso a la conectividad, que les falta agua en sus barrios y tienen cortes de luz, diciendo que son los docentes las y los que ponen en cuerpo para garantizar el acceso a la escuela. Le recordó también que el plan de llevar profesionales a las escuelas fracasó cuando fue propuesto por Maria Eugenia Vidal.

Lo que queda claro es que la educación no es prioridad para el gobierno de Larreta, con su plan apoyado por el ministro Trotta. Pretenden hacer volver a los chicos y chicas más vulnerados durante la pandemia a que sean los primeros en exponerse, y también a las y los trabajadores de la educación. Tendrían que garantizar primero agua y luz en los barrios, alimentación saludable y de cantidad para todos los estudiantes, y su cuidado, seguridad e higiene, a la vez que no haya ni un solo docente que esté sin trabajo ni chicos sin docentes.

Los trabajadores de la educación, junto a las familias y estudiantes de la escuela pública, son quienes deben decidir organizados cuándo y cómo volver a las escuelas. La próxima semana será clave la organización de la comunidad educativa de conjunto y el rol que jugará UTE-CTERA en propiciar asambleas conjuntas para definir las medidas a tomar.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Legislatura porteña   /    Alejandrina Barry   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO