×
×
Red Internacional

Estado español. El Gobierno español denuncia espionaje con el software Pegasus al presidente Sánchez

La crisis que comenzó con el espionaje masivo a líderes políticos y sociales del independentismo catalán, da un nuevo salto. Los teléfonos del presidente y la ministra Margarita Robles, también fueron “infectados” con el programa israelí.

Ivan Vela @Ivan_Borvba

Lunes 2 de mayo | 20:37

El Gobierno español denunció este lunes que los teléfonos móviles del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron infectados con el programa de ciberespionaje Pegasus en 2021, según informes del Centro Criptológico Nacional (CCN).

En una rueda de prensa extraordinaria convocada por el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, se ha comunicado la noticia del espionaje, hecho que, por otro lado, ya está en conocimiento de los tribunales.

El método de espionaje ha sido confirmado tras dos informes técnicos del Centro Criptológico Nacional, y el método ha sido el mismo que se ha realizado a las espiados del “catalangate”, que descubrió escuchas a dirigentes independentistas vascos y catalanes, también con Pegasus, un sistema israelí.

El caso por el espionaje a los líderes independentistas generó una grave crisis entre el Gobierno y el partido independentista catalán ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), uno de sus socios parlamentarios habituales hasta ahora. La semana pasada votó en contra de un importante paquete de medidas económicas para paliar los perjuicios de la elevada inflación, aunque el Gobierno pudo sacarlo finalmente adelante.

Los dispositivos de ambos miembros del Gobierno español fueron llevados al Centro Criptológico que verificó la “infección” de los dispositivos. En el caso del presidente del Gobierno se establece la fecha de mayo del 2021, mientras que en el caso de Margarita Robles, la “infección” de su dispositivo móvil fue en junio de 2021, siempre según las conclusiones de este informe.

Como también se ha informado en rueda de prensa, el Ejecutivo está ahora analizado los móviles de todos sus miembros, para validar el alcance del supuesto espionaje, ya que todavía se desconoce el posible alcance “

A pesar de la sorpresa de la noticia y de la velocidad a la que se suceden los acontecimientos, el propio ministro Bolaños se ha adelantado a definir la acción como “externa e ilícita”, y así lo ha explicado: “Cuando decimos intrusiones externas, queremos decir que son ajenas a los organismos estatales y no cuentan con autorización judicial de ningún organismo oficial. Por eso las calificamos de ilícitas y externas. Por ahora no hemos terminado la verificación de los terminales del conjunto del Gobierno”.

La noticia se conoce luego de que el discurso de ERC fuera subiendo el tono hasta pedir responsabilidades políticas en forma de dimisiones, especialmente después de la intervención de la ministra Margarita Robles en el Congreso el pasado miércoles, preguntando en forma retórica y justificativa “Qué iba a hacer “¿Qué tiene que hacer un Estado cuando alguien declara la independencia?”

También lo hace antes de que se haya puesto en marcha la Comisión de Secretos Oficiales que investigará la acción del CNI que provoca pocas expectativas de que pueda aportar claridad a todo este entramado de espionajes.

El software Pegasus es un software principalmente usado por Estados, si bien agencias privadas pueden también adquirir sus servicios, así que se hace difícil manejar un escenario donde el propio presidente del Gobierno y la ministra responsable de los cuerpos de inteligencia, no estuvieran al tanto de su contratación y uso y con el añadido de haber sido víctimas.

Del mismo modo que es inevitable preguntarse cómo ha podido haber esa intromisión y no se ha destapado hasta ahora, en medio de la mayor crisis del Gobierno con sus socios, especialmente con ERC.

Para terminar con estos mecanismos represivos y de espionaje hay que plantear una investigación independiente de las actuaciones del Estado, para determinar el juicio y castigo a los responsables materiales y políticos del espionaje. Otras medidas elementales son la disolución del CNI, la apertura de todos los archivos secretos, el fin de toda persecución política y la libertad de los presos políticos que todavía permanecen en la cárcel como consecuencia del proceso independentista catalán y de todas las luchas sociales y ciudadanas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias