×
×
Red Internacional

ATE había confirmado que el bono sería de $25.000; pero al parecer, el ministro Guzmán pasó la tijera. Los salarios del sector siguen por debajo de la canasta de pobreza. Una vez más, el ingreso de los estatales es variable de ajuste para alcanzar las metas del FMI.

Martes 21 de diciembre de 2021 | 14:40

El presidente Alberto Fernández anunció este mediodía, el pago de un bono "de fin de año" para los trabajadores del Estado nacional, que se pagará con el salario de diciembre. Lo hizo desde la quinta de Olivos, junto al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, el jefe de gabinete, Juan Manzur y los secretarios generales de UPCN, Andrés Rodríguez y de ATE, Hugo Godoy. El anuncio se da a un mes de la fecha pautada para la revisión de los acuerdos paritarios.

El bono le correspondería a al rededor de 350 mil personas, siendo solo la mitad trabajadores estatales y el resto, efectivos de las fuerzas armadas y de seguridad.

Se trata de un pago por única vez de $20.000, que sorprendió ya que, hasta el lunes por la noche, ATE había confirmado que sería de $25.000. Según Infogremiales, la quita de los $ 5.000 fue a pedido del ministro de Economía, Martín Guzmán. La misma fuente aclara que las negociaciones previas se dieron entre las conducciones de ambos gremios, el ministro Moroni, la secretaria de Empleo y Gestión Pública y el secretario de Hacienda; como de costumbre, a espaldas de la base de los trabajadores.

Alberto Fernández afirmó que "es una medida más para recomponer los ingresos de los estatales” y que “cumplimos con nuestro compromiso de que en 2021 los salarios le ganen a la inflación”. Según el último informe de la junta interna de ATE INDEC, dado a conocer a fines de noviembre, los salarios estatales están, en su enorme mayoría, por debajo de la línea de pobreza, que se estima una canasta $72.000. Para cubrir las necesidades de dos adultos y dos hijos, estiman que el piso salarial debería ser de $116.000; cifras muy lejos de este bono extraordinaria y de los acuerdo paritarios que han ido cerrando los dirigentes gremiales.

Por otro lado, es importante destacar que gran parte de los trabajadores estatales se encuentran bajo una relación laboral encubierta por el monotributo, sin derechos laborales como el cobro de aguinaldo, y tampoco recibirán este bono.

En promedio, los empleados públicos perdieron alrededor del 30% del poder adquisitivo del salario, desde el año 2015; a pesar de las promesas del Frente de Todos de recuperar lo perdido durante el gobierno de Macri.

Y el propio escalonamiento en el régimen de los empleados público, hace que la pérdida sea mayor en las categorías más bajas. El mismo informe de la de junta interna de ATE, revela que un trabajador estatal del convenio SINEP con la letra D, debería cobrar $85.000 para tener el mismo poder de compra que en diciembre de 2015, y no $56.000, como dice la grilla salarial. Y, según la calculadora online de la lista Blanca Violeta Granate, tomando una categoría C: la pérdida del salario acumulada en el último año, fue de $45.000 a valores actuales.

De conjunto, el Gobierno continúa tomando el salario del sector público como variable de ajuste. El pedido del ministro Guzmán de recortar $5 mil pesos en el bono previamente pactado, es significativo en el marco la intención del Gobierno de cerrar un acuerdo con el FMI, que exige disminuir el déficit fiscal.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias