×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Precios imparables.El Gobierno creó un registro confidencial para que empresas informen sobre precios, ventas y stocks

En un marco donde el gobierno busca atenuar el alza inflacionaria (uno de los pedidos del FMI), desde la Secretaría de Comercio se lanzó un régimen de carácter confidencial para que las empresas informen sobre sus precios, ventas y stocks. Aclararon que no apunta a revisar márgenes de ganancias. Algo similar se aplica ya sin éxito a los grandes supermercados y el macrismo había implementado algo en el mismo sentido. Al momento los salarios llevan tres años de pérdida de poder adquisitivo.

Miércoles 17 de marzo | 10:56
Foto: BAE

A través de una resolución publicada este miércoles en el Boletín Oficial, se creó el Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica (Sipre), un régimen informativo obligatorio y confidencial con el que la Secretaría de Comercio Interior buscará tener un monitoreo de lo que ocurre en las cadenas de valor que consideran más relevantes en la generación de los precios generales.

En medio de una alta inflación y faltantes de productos, el Gobierno busca tener información mensual de los precios, el nivel de producción, las ventas y el abastecimiento de productos de unas 1000 empresas grandes en la Argentina.

Según fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo conducido por Matías Kulfas “la idea es tener una pintura global de las cadenas de valor y lograr alertas tempranas por parte de las empresas” ante faltantes de mercadería o “desequilibrios de precios” entre los eslabones de la cadena. Con ello según afirmaraon, pretenden desenmascarar “conductas especulativas ligadas a incrementos injustificados de precios”.

Leé también Golpe al bolsillo: con el aumento de hoy, el precio de la nafta subió un 50 % desde agosto

Vale mencionar que la resolución resalta el carácter confidencial de la información para dejar tranquilas a estas grandes empresas, lo cual a lo sumo llevará a pujas y negociaciones que no cuestionarán las abultadas ganancias de quienes especulan con los precios y el abastecimiento de productos. Una medida que realmente apunte a controlar la especulación de los productores de las cadenas de valor sería el control popular de precios, junto con la eliminación del secreto comercial, como forma de poner a la luz las maniobras de los grandes actores económicos que conspiran contra los intereses del pueblo trabajador.

A su vez desde la Secretaría de Comercio explicaron al diario Página 12 que “no se trata de un análisis o control de precios que apunte a revisar márgenes de ganancia”. Con estas garantías para los empresarios se muestra difícil un escenario donde el salario de las mayorías trabajadoras deje de perder ante la suba de precios de los productos y sobre todo de los alimentos.

Leé también Los pobres, los más castigados por la inflación: los alimentos subieron el 43,9 % en un año

En los últimos años no es la primera vez que se intenta una medida de este tipo, el macrismo también estableció regímenes de información a las empresas, el más conocido fue Precios Claros, sistema que pedía a los supermercados brindar información cada 24 horas sobre sus precios. A su vez, el SIPRE es de algún modo similar al SEPA, el mecanismo por el cual los grandes supermercados le informan en tiempo real al Gobierno la data de precios y cantidades. Pero con la diferencia de que ese registro tiene una parte de acceso pública, mientras que la información del SIPRE no será publicada y quedará al interior de las puertas de algunas carteras del Estado.

Te puede interesar La gran estafa: ¿cuáles son las causas de la inflación en Argentina?

El contexto inflacionario para el gobierno es complicado. La inflación fue de 3,6 % en febrero y ya acumula 7,8 % en los primeros dos meses del año. El aumento de precios en los últimos doce meses alcanzó el 40,7 %, según la tasa de variación anual del IPC en Argentina de febrero.

A la vez los alimentos vienen subiendo más que el índice general, lo cual pega más directamente a la población que se encuentra bajo la línea de la pobreza, ya que una mayor proporción de sus ingresos es destinada a comprar alimentos. Mientras que como se señaló, en febrero la inflación alcanzó el 3,6 %, el rubro de alimentos y bebidas fue del 3,8 %, y lo mismo ocurrió en enero y en diciembre. En tanto, la suba de precios generales acumula un 40,7 % en el último año mientras el incremento interanual de los alimentos trepó el 43,9 %.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias