Juventud

UNIVERSIDAD

¿El Frente de mujeres UNGS va a luchar por Ni una menos sin vivienda?

A lo largo y ancho del país, miles son las mujeres con sus hijos y familias que están luchando por un terreno para vivir. El gobierno les responde con desalojo y represión. El conjunto del movimiento de mujeres de la UNGS tiene que construir la mayor solidaridad por ¡Ni una menos sin vivienda! ¡No al desalojo!

Belén Torres

Secretaria de Prensa y Difusion del CeUNGS/Pan y Rosas

Coki Lopez

Estudiante de Lic. En Comunicación UNGS

Miércoles 7 de octubre | Edición del día

El problema habitacional tiene rostro de mujer

El reclamo por el derecho a una vivienda digna no es nuevo. Sin embargo, con la crisis económica y social que acompaña a la pandemia, el problema estructural habitacional se profundiza. Sobre todo para las mujeres y sus familias, que hoy son las que ponen el cuerpo ante esta situación y luchan para que la calle no sea un hogar para ellas y para sus hijxs.

Muchas de las que resisten junto a sus familias en la toma de Guernica se vieron obligadas a tomar un pedacito de tierra por ser víctimas de violencia género. Otras, en su mayoría jefas de hogar, trabajadoras domésticas y mamás solteras, se quedaron sin trabajo y no pudieron sostener más un alquiler al igual que sus compañerxs. Tampoco pudieron acceder a la IFE. Esta es la situación que están viviendo todas las mujeres que resisten y luchan en cada toma de tierra que recorre lo largo y ancho del país. Desde Guernica hasta La Bibiana en Moreno y González Catán,porque la crisis habitacional recorre el Conurbano y toda la Argentina.

Lejos de preocuparse por el problema que viven miles de familias sin techo y proponer un plan de viviendas para estas mujeres y familias, la respuesta del gobierno es desalojo y represión, al igual que la oposición de derecha y los medios de comunicación que se han encargado de criminalizar a estas mujeres tratándolas a ellas y sus familias de “delincuentes”.

Desde Pan y Rosas planteamos que el “delito” es que el gobierno permita que haya miles de niños sin casa, que vivan descalzos en el barro, que tengan que dejar la escuela y que en plena pandemia no tengan acceso a agua potable. Violencia es tratar a las mujeres de delincuentes por pelear por su futuro y una porción de tierra. Violencia es que le den millones de pesos a los ricos y defiendan a los empresarios que se dedican a la especulación financiera y quieren construir enormes countries mientras miles son arrojados a la calle.

Miles de mujeres sin vivienda: ¿el frente de mujeres ungs va a continuar sin decir nada?

Mientras el derecho a una vivienda digna es vulnerado para miles de mujeres, familias y niñxs, seguimos esperando que organizaciones peronistas de mujeres en la UNGS se pronuncien a favor de las mujeres por #NiUnaMenosSinVivienda, y se pongan a la cabeza de organizar la mayor solidaridad.

Mientras seguimos esperando que se pronuncie el centro de estudiantes de “El puente” y el “FUNyP”, advertimos que el silencio y la indiferencia las ubica en el lugar de cómplices de las políticas de represión del gobierno. No hay medias tintas en esta situación: o están junto a las miles de mujeres que luchan en todo el país por una tierra para sus niños, o están del lado de quienes las criminalizan y las reprimen a balazos limpios como en la toma de González Catán, San Fernando y tantas otras que sufrieron el desalojo y la represión.

Desde Pan y Rosas en la Secretaría de Prensa y Difusión del CEUNGS, llamamos al Frente de mujeres UNGS, al centro de estudiantes de la universidad, a la rectora Gabriela Diker, a los sindicatos docentes y no docentes, a todos los comités de carrera (como el de Comunicación que permanece en silencio), a que levanten la mayor solidaridad con las familias y mujeres de Guernica que luchan contra el desalojo que el gobierno y la justicia para el próximo 14 de octubre.

Llamamos a las estudiantes de la marea verde de la UNGS a que tomen en sus manos la lucha de estas mujeres que se defienden, se organizan y pelean por un pedazo de tierra y una vivienda para sus hijos en Guernica y en todas las tomas del país.

Las jóvenes, mujeres y estudiantes que somos hijas de trabajadores, primera generación de estudiantes en nuestras familias, nos unimos a estas mujeres en su lucha, porque si ellas triunfan nosotras estaremos en mejores condiciones para enfrentar el ajuste a la educación y el ataque a nuestras condiciones de vida. ¡No al desalojo en Guernica! ¡Ni una menos sin vivienda!.







Temas relacionados

Toma de tierras   /    Crisis habitacional   /    viviendas   /    Emergencia habitacional   /    #NiUnaMenos   /    Crisis económica   /    Derecho a la vivienda   /    Crisis social   /    Crisis    /    Mujeres trabajadoras   /    Toma   /    Déficit Habitacional   /    Vivienda   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO