×
×
Red Internacional

La diputada del Frente de Todos, Lorena Pokoik, con el apoyo de la conducción de UTE, ha presentado un proyecto de titularización automática a los dos años de interinato, naturalizando que el Gobierno de Larreta no regularice los concursos de traslado, acumulación e ingreso. Para garantizar derechos y transparencia hace falta una ley de titularización masiva ya, como ha presentado el FITU, y luego la regularización de los concursos de ingreso en base a la restitución de las juntas.

Hernán CortiñasDocente delegado de UTE-CTERA

Miércoles 27 de octubre | 18:40

La mayoría de la docencia de nivel medio y superior trabaja en situación interina, es decir sin estabilidad ni los derechos de los titulares como son las licencias de mayor jerarquía o sin goce de haberes. Esto es consecuencia de más de una década de incumplimiento del Gobierno porteño con llevar adelante los concursos de ingreso. En el 2012, el macrismo eliminó la participación docente en los procesos de designaciones –juntas de clasificación mixtas. Y lanzó una titularización masiva con la excusa de regularizar la situación. Diez años después, no realizó ni un concurso de traslado, acumulación o ingreso.

Como corolario de esto, el Gobierno de Larreta estuvo negociando por meses con las conducciones de AMET, UDA y UTE el llamado a un concurso de ingreso sin una titularización masiva que regularice la situación de docentes que, por falta del propio Gobierno, vienen trabajando desde hace años sin estabilidad, y por fuera de sus derechos estatutarios. Al hacerse público el borrador de acuerdo en las escuelas, estalló la bronca, logrando que la conducción de UTE, finalmente rechazara dicha propuesta y convocara a una concentración en la Legislatura.

Te puede interesar: Docentes de nivel medio y superior paran y movilizan este jueves contra la precarización laboral

En estas semanas se multiplicaron, a pesar de la falta de información, las asambleas por colegios y se llevó adelante una importante convocatoria autoconvocada. En ellas podemos encontrar la fuerza para imponer a las conducciones sindicales una lucha por soluciones de fondo, y no más parches como quieren convencernos de hacer. Para esto, también es necesario sumar a estudiantes y familias, explicándoles pacientemente que para mejorar la educación es importante que la docencia pueda concentrar sus horas en pocas escuelas, mantenga la continuidad de los proyectos pedagógicos construidos en cada establecimiento y tenga un salario acorde a la canasta familiar, para no tener que trabajar triple turno para llegar a fin de mes.

Te puede interesar: Trabajar menos, trabajar todes, para enseñar mejor

Si bien en campaña electoral todos se llenan la boca de la importancia de la educación, quienes transitamos las escuelas conocemos que la política educativa de Larreta es mayor control burocrático y precarización, una visión tecnocrática acorde a los planteos de organismos internacionales como el Banco Mundial. Por su parte, el Frente de Todos, lleva adelante la misma precarización en provincia de Buenos Aires con programas como el ATR, y acá no enfrenta al Gobierno consecuentemente, a pesar de su influencia en la conducción del sindicato mayoritario UTE, y otros como UDA, AMET y Sadop, también de extracción peronista.

Por esto mismo, no es sorprendente que el Frente de Todos haya abandonado la lucha por la restitución de las juntas de clasificación, incluso presentando un proyecto de ley que naturaliza la falta de convocatorias a concursos de traslado, acumulación e ingreso. En la fundamentación del proyecto 590/18 de Pokoik afirma: “La realidad ha demostrado fehacientemente que, en la Ciudad de Buenos Aires, en los últimos años, muchos docentes que ocupan cargos y horas de clase vacantes permanecen como interinos durante largo tiempo porque no hay llamado a concursos en cargos iniciales del escalafón. En algunas oportunidades se ha querido subsanar esta irregularidad con titularizaciones masivas por Ley, regularizando la situación de un grupo de docentes, pero con el paso del tiempo la situación vuelve a generarse ya que el Ejecutivo, por las razones que fuera, vuelve a incumplir lo normado en el Estatuto”. En síntesis: ni en la Legislatura ni en las calles, el Frente de Todos ha demostrado querer enfrentar al Gobierno de Larreta. La conducción de UTE ligada al Gobierno Nacional, a pesar de una década de inestabilidad, ¿qué ha hecho? Nada, hasta que la docencia dijo basta.

Las razones que fuere de las que habla el proyecto de Pokoik, son claras, y las vivimos en carne propia con el intento de cierre de colegios nocturnos: ajustar en educación. Para avanzar en soluciones de fondo es necesario una inmediata titularización masiva, pero también la regularización de los concursos de traslado, acumulación e ingreso. No hay dudas que para la organización escolar y para la transparencia en la asignación de cargos, no es lo mismo acceder en un concurso de interinatos a mitad de año que en un concurso de ingreso, ni hablar del derecho al traslado y acumulación. Para hacer valer el conjunto de los derechos estatutarios y la transparencia en las designaciones es necesaria una titularización masiva ya, y luego la regularización de los concursos de ingreso en base a la restitución de las juntas.

Por todo esto la lucha, debe ser desde las escuelas, junto a estudiantes y familias, y que las conducciones sindicales acaten las decisiones de las mayorías que trabajamos en las mismas. Es esa fuerza la que podrá restituir las juntas y garantizar todos los derechos estatutarios, mejorar las condiciones de enseñanza y de aprendizaje, también, por qué no, luchar junto a las familias contra los proyectos de reforma laboral que empeorarían las condiciones de vida de nuestros estudiantes, con todo lo que eso implica, por ejemplo, en deserción.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias