×
Red Internacional

La empresa que almacena y distribuye fertilizantes líquidos y sólidos en Puerto Quequén debía cumplir una serie de condicionantes que el OPDS indicó en el año 2015. Por ello, rigió una medida cautelar que fue levantada intempestivamente. Entre los componentes que se almacenan hay nitrato de amonio y urea, ambos contaminantes y con riesgo ambiental.

Luciana NogueiraLic. en Psicología y doctora en Historia

Viernes 19 de marzo | 13:00

La banca del FIT-U de la legislatura provincial, representada actualmente por el diputado Claudio Dellecarbonara, presentó el pasado 2 de marzo un pedido de informe para conocer las causas por las que la empresa Pier Doce comenzó a almacenar y distribuir fertilizantes líquidos y sólidos, de alto riesgo ambiental, en Puerto Quequén, ciudad de Necochea.

La solicitud de información radica en una serie de condicionantes que el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) solicitó en el año 2015, de los cuales se desconoce si la empresa cumplió a pesar de haber tenido que interrumpir por ello su construcción, a causa de una medida cautelar que rigió durante ocho meses.
Algunos de los condicionantes requeridos por el OPDS fueron:

● Contar con las autorizaciones del RENAR, la Prefectura Naval Argentina, Secretaría de Energía, Administración Nacional de aduanas y Secretaría de Ingresos Públicos.

● Contar con un Plan de Gestión Ambiental y un Plan de Contingencias, procedimientos y diagramas de emergencias, conocidos por todos sus empleados.

● Realizar acciones de divulgación en los medios de comunicación de mayor alcance local, a la población del área de influencia, así como la realización de encuentros, consultas y reuniones con la comunidad previo al inicio de sus obras.

En diciembre de 2020 esta empresa realizó su primer desembarque. Durante los anuncios previos a su inauguración, los empresarios manifestaron que su intención era almacenar urea y “UAN”, una solución compuesta por urea, nitrato de amonio y agua. La misma tiene un carácter altamente explosivo: “con el calor o en contacto con combustible o una explosión, el agua se evapora y el nitrato de amonio puede explotar”, explicó Susana Laborde, referente de la organización ambientalista “El Parque no se vende”.

Las instalaciones de esta empresa están ubicadas a escasos metros de una zona totalmente urbanizada, en donde hay barrios enteros, el polideportivo municipal, dos jardines, tres escuelas, comercios; y por otra parte a 150 metros de la central termoeléctrica de la ciudad, que cuenta con depósitos de fuel oil. Cualquier contacto entre el UAN y el fuel oil derivará en una explosión cuya magnitud podría ser mucho mayor a la de la planta ubicada en Beirut, que el 4 de agosto del 2020 provocó un centenar de muertos y más de 5.000 heridos.

La urea también es un compuesto peligroso y contaminante porque produce óxido nitroso -que produce más efecto invernadero que el dióxido de carbono y es acidificante para los suelos- que en caso de liberarse en el río Quequén produciría un aumento en la cantidad de algas y flora que impactaría negativamente en los peces y toda fauna regional que viva allí.

El anuncio de la construcción de esta planta se produjo en septiembre de 2015. En ese momento, organizaciones ambientalistas junto a integrantes de la comunidad presentaron una carta de denuncia al OPDS.

Dada la identificación, por parte de dicho organismo, de una serie de condicionantes necesarios para proseguir con la obra, la organización Surfriders con el apoyo de la organización “El Parque no se vende” solicitó una medida cautelar, que generó la detención de la construcción de la planta por ocho meses. Sin embargo, esta medida fue levantada a fines de 2018, sin mediar información ni respuesta alguna a la comunidad de Necochea y Quequén. La reactivación de la construcción de esta planta motivó movilizaciones de organizaciones ambientalistas, sociales, políticas y miembros de la comunidad.

Te puede interesar: Puerto Quequén: una bomba de tiempo y de nitrato de amonio

Por ello, desde la banca del FIT-U se solicitó un pedido de informe al Ejecutivo provincial y el OPDS que ya cobró estado parlamentario, a fin de que brinden información acerca del impacto ambiental de esta empresa, ya en funcionamiento.

Solicitud de informes sobre el impacto ambiental de empresa ubicada en el puerto Quequén by La Izquierda Diario on Scribd




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias