×
Red Internacional
La Izquierda Diario

El martes se llevó adelante la quinta audiencia en el juicio por los crímenes perpetrados en los centros clandestinos Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes e Infierno. Luego de que el imputado Fernández se negó a declarar, expusieron como peritos las integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense Patricia Bernardi y María Mercedes Salado Puerto.

Maine GarcíaHija de desaparecidos | Miembro del CeProDH y de Justicia Ya!

Jueves 26 de noviembre de 2020 | 08:43

El tribunal decidió que el imputado Ricardo Armando Fernández está en condiciones de ser parte de este juicio. Él mismo se presentó en la audiencia virtual vía zoom en pijama y se negó a declarar por sus delitos como represor en el Pozo de Quilmes y el Pozo de Banfield .

El represor Fernández está imputado por el secuestro de 350 personas; entre ellas les estudiantes secundaries de La Noche los Lápices, de 4 homicidios, dos abusos sexuales, ocultamiento de 6 menores cautivos en ese centro y por el crimen de genocidio. "No tengo nada que declarar", dijo Fernández ante el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata.

Se expresó de manera dubitativa a la hora de ser identificado por el TOF 1, afirmó no recordar su documento nacional de identidad ni los nombres completos de sus padres ni si último destino. Pese a ese comportamiento, los informes del cuerpo médico determinaron que el teniente coronel retirado estaba en condiciones de ser juzgado y ayer se leyeron las acusaciones en su contra.

Posteriormente hizo su exposición Patricia Bernardi, integrante del Equipo Argentino de Antropología Forense (en adelante EAAF). La misma estuvo dividida en dos partes, en la primera presentó al EAAF y en la segunda hizo referencia a los casos por los que la fiscalía la convocó.

Expresó que el EAAF es una institución científica no gubernamental e independiente que desde 1984 ha trabajado en la aplicación de las ciencias forenses en investigaciones sobre violación a los derechos humanos en Argentina y en otras partes del mundo, colaborando a la reconstrucción de la historia reciente. Abarca diferentes áreas científicas. Está formada por antropólogos, arqueólogos, médicos, biólogos, genetistas, físicos informáticos y arquitectos entre ellos.

El equipo es convocado por familiares de las víctimas, jueces, fiscales locales e internacionales, cortes internacionales, comisiones de la verdad, Naciones Unidas, Comité Internacional de la Cruz Roja, organismos de derechos humanos internacionales como Amnistía Internacional y Human Right Watch. Luego explicó sobre los procedimientos como la excavación, el cuidado del material, las fuentes y las diferentes etapas de trabajo.

A partir del 2007 se comenzaron a realizar análisis de ADN (ácido desoxirribonucleico) lo que permitió la identificación de muchas personas desaparecidas cotejando con muestras de sangre de sus familiares con vida.

La fiscalía la convocó por 13 casos, la mayoría del cementerio de Avellaneda, uno de Lomas de Zamora, uno de La Plata y uno de General Villegas.

En su exposición a través de power point explicó las zonas y sub zonas en las que se organizaba el circuito represivo. Mostró un plano de la zona 1 sub zona 11 en la que se encontraban el cementerio de Avellaneda y los centros clandestinos de detención, la Brigada de Investigaciones de Avellaneda, conocido como el “Infierno”, en Lomas de Zamora se encontraba el Pozo de Banfield, en Quilmes el Pozo de Quilmes y Puesto Vasco, en La Matanza la Brigada de Investigaciones de San Justo, el Sheraton, el Banco y el Vesubio. En La Plata lo que se llamó el Circuito Camps Brigada de Investigaciones, Comisaría 5ta.

Explicó que en el cementerio de Avellaneda había fosas comunes a las que se los sepultureros las llaman vaqueras porque entra una vaca. Se registraron en el libro del cementerio 245 personas inhumadas en ese sector entre los años 1976 y 1978 sin fecha de muerte. Sobre esa área – área 134 - realizaron un exhaustivo trabajo de excavación desde 1988 hasta 1992, no sin problemas como la falta de personal que cuidara el área, y los efectos del sol y de la lluvia de los que tuvieron que resguardar los restos hallados. Recuperaron 336 esqueletos, con lo cual 91 entraron sin registro al cementerio y sin acta de defunción. Hasta el momento se identificaron 82 personas inhumadas en ese sector.

Las personas que fueron identificadas y por las cuales fue convocado el equipo son Ana Teresa Diego que desapareció el 30 de septiembre de 1976 en La Plata, Gladis Noemí García, secuestrada el 19 de junio de 1976 en Mar del Plata y asesinada el 23 de Julio de 1976, quien fue secuestrada junto a un grupo de personas cuyos restos fueron inhumados el 9 de agosto del mismo año, Liliana Molteni secuestrada el 13 de junio de 1976, Roberto Raúl López secuestrado el 30 de junio de 1976, Graciela Beatriz Sagues, desaparecida el 25 de enero de 1977 en La Plata y cuyos restos fueron inhumados en el primer cuatrimestre de ese año, Anahí Silvia Fernández, desaparecida el 10 de enero de 1977 en La Plata e inhumada en el primer cuatrimestre de ese año, José Roberto Bonetto, desaparecido el 1ro de febrero de 1977 e inhumado en algún momento del primer cuatrimestre de ese año y Carlos Francisco Simón, desaparecido el 7 de febrero de 1977 e inhumado en algún momento del primer cuatrimestre de ese año.

Luego hizo referencia a los dos primeros restos que encontraron en el cementerio de Avellaneda y que fueron identificados por características vinculadas a operaciones y enfermedades de las personas y sin necesidad de análisis de ADN. Fueron los casos de María Adelia Garín, secuestrada el 13 de enero de 1977 embarazada de dos meses y Luis Adolfo Jaramillo secuestrado el 29 de Noviembre de 1976.

Por genética también fueron identificades Miguel Ramón Galván, secuestrado el 10 de septiembre de 1976 en Lomas de Zamora, María Magdalena Mainer, secuestrada el 18 de septiembre de 1976 y Pablo Mainer y Nilda Susana Salomone.

Luego hizo referencia a los restos de María Consuelo Álvarez de Arias encontrados en el cementerio de Avellaneda en donde también hubo inhumaciones de cuerpos sin identificar Eduardo Rosen, 16 de Septiembre de 1976 fue secuestrado y asesinado

Relató que en el cementerio de La Plata entre 1975 y 1983 fueron inhumados los restos de 641 personas sin identificar, como NN. Gracias al trabajo del EAAF se identificaron, entre otros pero de interés para este juicio, los restos de Ernesto Enrique Canga quiern fuera secuestrado el 25 de septiembre de 1976 en City Bell.

En lo que respecta al cementerio de General Villegas, Isidro Casanova, La Matanza, hubieron 392 ingresos de restos NN. Entre ellos los pertenecientes a Manuel Coley Robles desaparecido el 27 de octubre de 1976 en Quilmes y asesinado el 5 de febrero de 1977 en San Justo

Posteriormente expuso María Mercedes Salado Puerto, también integrante del EAAF y citada como perito. Ella explicó el trabajo realizado en el cementerio de General Madariaga, en donde en 1986 se realiza la exhumación con intento de identificación de los restos hallados entre los cuales recuperaron los de Omar Rodolfo Farías que es una de las víctimas de los crímenes que se investigan en este juicio.

La próxima audiencia será el martes 1ro de diciembre a las 10hs. La misma será nuevamente transmitida por La Izquierda Diario en vivo desde el canal de Youtube del Centro de Información Judicial (CIJ). Desde el CeProDH, integrante de la querella de Justicia Ya! convocamos a acompañar el juicio y a seguir peleando contra la impunidad de ayer y de hoy.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias