×
×
Red Internacional

Escándalo.El Consejo Superior de la Universidad del Comahue consolida un nuevo recorte presupuestario

En la última sesión las autoridades de la Universidad Nacional del Comahue se negaron a discutir un proyecto de aumento de becas de ayuda económicas a estudiantes y la expulsión de un estudiante de trabajo social de la residencia.

Karla TiersenPresidenta Centro de Estudiantes de Humanidades - Univ. del Comahue (Unco)

Viernes 28 de mayo | 11:02

La sesión del día 27 de mayo tenía como objetivo principal la votación de distribución del presupuesto universitario. El presupuesto nacional destinado a Universidades viene de ser recortado un 9% respecto al del año pasado, por el gobierno nacional, con una inflación proyectada del 29%, por lo que si ésta es mayor, el recorte va a ser peor. Las autoridades lejos de denunciar que es insuficiente para afrontar las necesidades de la comunidad universitaria, lo votaron a favor imponiendo, una vez más, una adaptación a la crisis presupuestaria que viene arrastrando hace años al conjunto de las universidades nacionales, entre ellas la UNCo.

En concordancia con esta línea, la mayoría se negó a discutir y rechazaron el tratamiento del proyecto de becas presentado por la consejera Florencia Beltrán, de la agrupación En Clave Roja, para la ampliación de la cantidad de Becas de Ayuda Económica y el aumento de las mismas. En el presupuesto propuesto por el rectorado plantean aumentar de 850 a 1.000 becas de $6.000. Pero si tenemos en cuenta que en la UNCo cursan aproximadamente 34.000 estudiantes y, según la encuesta institucional de la UNCo, el 42% estudia y trabaja (más de la mitad en la informalidad), resulta evidente que 1.000 becas es insuficiente para la verdadera demanda. Además, vale acotar, el monto actual de la beca y el aumento propuesto, están ambos muy por debajo de los costos reales de vida y las ayudas realizadas por el gobierno nacional, que viene de dejar afuera del plan progresar a miles de jóvenes.

Te puede interesar: Resultado de la beca Progresar: negativo para miles de estudiantes

El decano de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Ponce de León propuso sobre tablas votar la modificación del plan de estudios de la carrera de abogacía, argumentando el apuro de tener la presión de parte del Ministerio de Educación y confesando que era parte de una acreditación por la CONEAU. Una votación express sin consulta al conjunto de la comunidad académica, con docentes y estudiantes participando del debate. Los únicos que parecen haberse enterado, son la conducción del centro de estudiantes y la Federación Universitaria, en manos del MILES (alineados al gobierno nacional) que aceptaron entregar el plan de estudios en nombre de todos los y las estudiantes. Un método que denunciamos porque de esta manera intentan avanzar para acreditar las carreras.

Al faltar 2 proyectos presentados sobre tablas, la propuesta presentada por la consejera En Clave Roja para que se revea la expulsión de la residencia a un estudiante de Trabajo Social, distintos consejeros se desconectaron de la sesión para no dar quórum.

Te puede interesar: Quieren dejar sin ayuda económica y sin residencia a un estudiante de la UNCo


Una muestra de la consolidación de un régimen universitario cada vez más antidemocrático

Por la pandemia las autoridades universitarias de la Universidad Nacional del Comahue, mediante la resolución N° 0457/2020 aprobaron el reglamento con el procedimiento para la realización de sesiones virtuales del Consejo Superior. Sin garantizar el acceso público para que toda la comunidad sea parte de lo que allí se discute, permitiendo una cierta impunidad y especulación en las maniobras para definir lo que se puede o no discutir.

Actualmente la UNCo mantiene todos sus recursos guardados y cerrados bajo 5 llaves y se posiciona con declaraciones condenatorias a los trabajadores que luchan, como lo hizo el rectorado con los trabajadores de la salud que exigían mayor recurso para enfrentar la nueva ola de COVID-19, en pos de defender los intereses de las petroleras y grandes grupos económicos.

¿Qué participación estudiantil para discutir los planes de estudio, van a impulsar los mismos que quieren expulsar pibes precarizados de la universidad?

No hay ninguna política de parte de las autoridades universitarias para la permanencia, garantizando conectividad a estudiantes y docentes, ni becas para poder estudiar, porque se quedan en el marco y límites que impone el criterio nacional, no plantean ir más allá cuando sabemos que los recursos están. No permitamos que la pandemia sea una excusa para los gobiernos de desfinanciar cada vez más la universidad, ni que la educación superior se vuelva aún más elitista e inaccesible para les trabajadores y sus hijes.

La consejera Florencia Beltrán, invita: “a impulsar una campaña para que nadie se quede afuera, junto a les miles de pibes que hoy sufren este problema o que lo ven y quieren enfrentarlo. También a las organizaciones de la izquierda e independientes con quienes nos encontramos en varias peleas. Además, exigimos a los centros de estudiantes y la Federación Universitaria del Comahue (dirigida por MILES y CEPA, parte del Frente de Todos), que dejen de mirar para otro lado y tomen esta campaña. Ya tenemos claras muestras de cuanto les es funcional a las autoridades y al gobierno la pasividad del movimiento estudiantil”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias