Política

Ciudad de Córdoba

El Concejo aprobó robo del 15% del salario a municipales de Córdoba

El Frente de Izquierda fue el único en oponerse.

Sábado 9 de mayo de 2020 | 10:18

Prensa Concejo Deliberante

Como señalamos en esta nota, el intendente peronista Llaryora, quien responde al gobernador Schiaretti avanzó, mediante la reducción de la jornada laboral, en un recorte de al menos el 15% del salario de los trabajadores municipales. Se calcula que el descuento puede ser aún mayor ya que se están cortando también muchas de los otros ítems que completan el salario. El argumento del peronismo fue que no se tienen recursos, y buscó, lastimosamente, culpabilizar a los empleados municipales de la penosa situación en la que se encuentran muchos pequeños comerciantes.

Los concejales que responden a los tres bloques en los que está dividido Cambiemos, y Encuentro Vecinal, se retiraron de la sesión denunciando aspectos formales en el tratamiento del proyecto de ordenanza. Evitaron así, la contradicción en la que se encontraban: es un proyecto que le hubiera encantado aplicar al radicalismo en los 8 años que gobernó la ciudad, pero no querían darle un aval político al peronismo. La peronista disidente, Olga Riutort se abstuvo en la votación.

De esta manera, el único voto negativo que se expresó en la sesión virtual fue el de la concejala del Frente de Izquierda, Laura Vilches. Algo que muchos trabajadores que seguían la sesión de manera virtual, agradecieron.

Vilches denunció que detrás del recorte demagógico de las dietas del intendente y secretarios, por sólo tres meses, avanzan en una reforma laboral de hecho . La nueva ordenanza habilita al intendente a modificar todas y cada una de las condiciones laborales de los trabajadores. Reestructurando puestos, y abriendo la posibilidad de despedir interinos. Un ataque en regla a las condiciones de trabajo y, aunque el oficialismo lo niegue, también toca a sectores que durante la pandemia no solo están activos sino en la primera línea como salud y docentes.

También denunció que se está avanzando en el reemplazo por monotributistas de trabajadores que se jubilen en las tareas que realizaban.

Señaló que se presentó este ajuste como si fuera la única decisión posible, es decir optar por atacar abierta y decididamente a los trabajadores y sus condiciones de trabajo. La concejala expresó que algunos trabajadores le acercaron sus recibos de sueldo, donde se veía que por ejemplo el salario, con 8 años de antigüedad, de un empleado del Registro Civil está en 50 mil pesos, cuando la canasta básica está en 60 mil pesos.

Amigos y Enemigos

Luego, Vilches, realizó una necesaria reivindicación de las y los trabajadores municipales, que son cotidianamente vilipendiados por los medios hegemónicos y los partidos que han gobernado la ciudad y la provincia. El presidente del bloque oficialista, Viola, hipócritamente señaló que tiene “amigos que son empleados municipales”. Su defensa se pareció más al viejo dicho que alegan los racistas u homofóbicos que admiten tener un amigo gay o judío para negar su fobia.

A pesar de los relatos de Schiaretti y Llaryora sobre un origen obrero, en barrio Talleres y San Vicente respectivamente, estos relatos se caen a pedazos con esta avanzada.

Vilches remarco que sin que los trabajadores estén, esta ciudad no existe. Defendió algunas tareas como la de los trabajadores de la planta de líquidos cloacales de Bajo Grande que se ocupan de "la mierda de la ciudad", del área de tránsito que están al pie del cañón en una ciudad que desborda por la cantidad de vehículos. Los trabajadores de los cementerios que tratan cotidianamente con la muerte.

"Tratan de privilegiados" señaló, Vilches, a quienes hacen funcionar la ciudad, son indispensables y se demuestra que cuando los municipales realizan un paro, la ciudad se convierte en un caos. Asímismo desafío a los concejales del oficialismo a que realicen algunas de esas tareas.

También realizó una reivindicación de la organización y lucha de los empleados municipales que durante todos estos años les ha permitido mantener sus conquistas.

Las propuestas de la izquierda

El Frente de Izquierda presentó un proyecto de ordenanza para gravar con una tasa extraordinaria a estos sectores mientras dure la pandemia. Propone que la paguen las grandes superficies comerciales de la ciudad que, absorbieron las compras de los pequeños comerciantes. A ellos no se les tocan las ganancias extraordinarias que tuvieron en estos días. También propuso terminar con las eximiciones impositivas a la iglesia y las multinacionales radicadas en la ciudad.

De esta manera, junto a otras medidas como la estatización de los servicios de transporte y la basura, o la investigación de la deuda contraída por Ramón Mestre, se pueden garantizar los recursos para que los empleados cobren su salario en tiempo y forma.

Para finalizar, se dirigió al conjunto del pueblo trabajador advirtiendo que si van por los sectores que tienen conquistas, como hicieron con UTA o Luz y Fuerza, y ahora quieren hacer con los municipales, para los jóvenes trabajadores, en situación precaria no va a quedar nada.

Denunció que la finalidad y el objetivo es que los trabajadores se arrastren por un plato de comida, su modelo es el de los trabajadores municipales de Jesús María que cobran 15 mil pesos.

Quieren que los trabajadores no tengan derecho a irse de vacaciones, a poder hacer una salida con sus hijos y nietos.

Como también se oyó en el recinto, Llaryora optó por pagar convenios que implican 125 millones de pesos a consultoras internacionales para que lo asesoren en la administración de la ciudad. Como contracara, ataca a los y las trabajadoras municipales.

Sin embargo, los municipales no han sido derrotados, es de esperarse que avancen en un plan de lucha para tirar abajo el recorte.







Temas relacionados

Recortes presupuestales   /    Córdoba   /    SUOEM   /    Concejo Deliberante   /    Laura Vilches   /    Trabajadores municipales   /    Córdoba   /    Parlamentaria   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO