Mundo Obrero

PROGRAMA MONETARIO

El Banco Central espera una inflación “cercana” a 25 % para fin de año

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, presentó ayer el programa de Política Monetaria de la entidad. El énfasis estará puesto en la inflación, que para este año aspira que sea “lo más cercana al 25 por ciento”.

Viernes 29 de abril de 2016 | Edición del día

Fotografía: wikimedia

El día de ayer, el presidente del Banco Central (BCRA) Federico Sturzenegger, realizó su presentación del programa de política monetaria de este año, destacando que el principal objetivo será la inflación, mientras que el tipo de cambio se mantendrá “flexible, con intervenciones ocasionales”. Respecto de los precios, Sturzenegger manifestó su expectativa de bajar el ritmo de aumento “al 25 %” para fin de este año.

Se trata del primer funcionario que, casi elípticamente, reconoce que la famosa meta del 25 % que hasta hace pocos días el ministro de Hacienda Prat-Gay y otros funcionarios sostenían todavía para este año, no podría cumplirse (algo evidente si consideramos que incluso los pronósticos más benevolentes consideran que el aumento de precios acumulado hasta el cuarto mes del año se acercará a ese nivel).

Sturzengger apuntó que hoy los precios avanzan a un ritmo anualizado del 33,4 %. “Nosotros vamos a tratar de bajarlo al 25 %” para fin de este año”, apuntó. Eso no significaría que la inflación del 2016 vaya a cerrar con ese acumulado sino que el “ritmo anualizado” de diciembre sea del 25%. “En septiembre el mercado está esperando una tasa de inflación del 1,5%”, agregó.

En función de esa meta, el BCRA mantuvo el pasado martes las tasas del 38 % para las Letras que emite el organismo (LEBAC) a 35 días. Consultado sobre el impacto negativo que tiene este nivel de tasa de interés sobre la economía, el funcionario recalcó que "no habrá nada más expansivo para la economía que la baja de la inflación" y subrayó que "ese es nuestro objetivo principal”.

El jefe del BCRA pasó por alto que la fuerte desaceleración de la toma de crédito ocurrida en los primeros meses del año está directamente vinculada al encarecimiento del mismo por la suba de tasas del BCRA en la emisión de LEBAC.

“Falta la certeza de que la inflación está en baja para bajar la tasa de interés”, señaló el funcionario ante una consulta.

Flexibilidad en la relación peso/dólar

El presidente del Banco Central también se manifestó a favor de un tipo de cambio flexible, “con intervenciones ocasionales”. Agregó que “para la Argentina, un tipo de cambio fijo fue siempre una trampa. A veces los reajustes se dan de la peor manera. El régimen monetario que tomamos es el que rige en el mundo, que genere expectativas, con un tipo de cambio que se mueva libremente”. También habló de “desdolarizar la mente del Central”. En su evaluación “esa flotación va a hacer que en un momento se desconecten los precios locales de los internacionales”.

Metas de inflación

Sturzengger anticipó que “en septiembre vamos a hacer una migración formal al régimen de metas de inflación”. Se trata de la política monetaria que más interesa a los sectores del capital bancario, ya que asegura una política monetaria restrictiva (que puede tener impacto recesivo sobre la ecomonía) para asegurar el valor de la moneda, y subordina también a este objetivo lo que puede ocurrir con el tipo de cambio.

Esta política fue aplicada en Brasil durante los mandatos de Lula da Silva, y celebrada por los “mercados”. En la Argentina también fue implementada por Prat-Gay cuando presidió el BCRA durante los gobiernos de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner (2002-2004). El jefe del BCRA dijo que aspira a “un 5% de inflación en 2019”.







Temas relacionados

Estímulo monetario   /    Banco Mundial   /    Banco Central Europeo   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO