×
×
Red Internacional

Opinión.Editorial de editoriales: ¿feliz 2023?

Termina el 2021 con agenda cargada y largada a las presidenciales del 2023 en el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. El acuerdo con el FMI y la amenaza de Chubut.

Domingo 26 de diciembre de 2021 | Edición del día

Papel mojado del FMI

Esta semana se conoció la auditoría que se hizo a sí mismo el FMI sobre la deuda que contrajo el gobierno de Macri. La “Evaluación ExPost” confirmó lo que ya sabíamos: fue una deuda que financió la fuga de capitales. El organismo ahora liderado por Kristalina Georgieva, tiene prohibido en su estatuto prestar fondos para la fuga, podría haber sido motivo suficiente para declarar la deuda como ilegítima. Sin embargo, esta misma semana el gobierno le desembolsó otros U$S 1.900 millones al FMI, “un bono navideño con el hambre del pueblo” denunció el diputado Nicolás del Caño del Frente de Izquierda. Este nuevo pago engrosa los U$S 6.454 millones que le lleva pagando el gobierno del Frente de Todos desde que asumió, sin importar que sea un estafa.

El dossier de 135 páginas del FMI no tendrá ninguna consecuencia en la negociación, y es un paso formal y burocrático. Diego Genoud en El DiarioAr explica que no mejora en nada la situación de Argentina: el organismo “no acepta quitas, no da señales de reducir las sobretasas y no habilita tampoco una línea de crédito a 20 años”. Marcelo Di Bari en Tiempo Argentino hace una lectura similar: “Lo que pone de mal humor al gobierno es que esta catarata de errores, que produjo «sustanciales riesgos financieros y de reputación al Fondo», según reconoce la declaración oficial, no alcance para torcerle el brazo y obligarlo a negociar por fuera de sus manuales”.

Una auditoría que podrá ser usada en discursos oficiales, aunque en los hechos hagan todo lo contrario a lo que implica esa denuncia.

Consensos

En el gobierno hubo distintas lecturas del informe del Fondo: para el presidente Alberto Fernández “fue lapidario”, mientras que para el ministro Martín Guzmán y otros fue “tímido”. De todas maneras, como cuenta Alejandro Rebossio en El DiarioAr “En el Frente de Todos (FdT) crece el consenso de que se necesita el acuerdo con el Fondo”. Si bien siempre acordaron internamente en que había pagar, pareciera apuntar a la convergencia en acelerarlo. Para graficarlo, estuvo la reunión filtrada entre Alberto Fernández y Cristina Fernández a solas en Olivos este martes. Allí, según las fuentes, los ejes fueron la negociación con el FMI y el rechazo del presupuesto 2022 en el Congreso. Rebossio cita el comentario de un secretario de Estado que le dijo: "En el Frente tomamos conciencia de que no ganará ninguno de los nuestros en 2023 si no hay unidad en la acción y mejor articulación entre el Ejecutivo y nuestros bloques legislativos".

El mismo día Alberto Fernández se reunió con 13 gobernadores peronistas, como una movida para salir de la derrota del presupuesto 2022 tras su rechazo en el Congreso. Fue la antesala para pulir los detalles del “Consenso Fiscal” que se firmará este lunes 27 de diciembre a las 17 horas con todos los gobernadores oficialistas y opositores, con la excepción de Horacio Rodríguez Larreta. El jefe de gobierno porteño encuentra sus motivos en la disputa judicial que tiene con Nación en la Corte Suprema por los fondos de coparticipación que le redujeron en 2020. El Consenso Fiscal que se firmará el lunes establece la suspensión por un año de los juicios contra el Estado Nacional, y debilitaría su disputa por los recursos si participara.

Brenda Struminger sintetiza las intenciones del gobierno nacional con el pacto fiscal: “será utilizado como muestra de fortaleza del Presidente dentro del Frente de Todos, pero también de iniciativa y consenso político nacional en el marco de las negociaciones con el FMI”. Luego del show en la cámara de Diputados, los gobernadores de Juntos por el Cambio aportarán su consenso al gobierno. Por necesidad de recursos en sus provincias, pero también para reacomodar su propia interna que quedó sobre expuesta en la sesión que rechazó el presupuesto, y que sumó esta semana el papelón una diputada que les hizo perder la votación por un viaje a Disney.

Genoud grafica la situación de Juntos por el Cambio con el rol de Elisa Carrió: que “se haya convertido en la voz de la responsabilidad y la moderación alcanza para entender la confusión general”. Agrega que Cristian Ritondo (PRO), que aspira a ser el jefe del interbloque en Diputados, “anuncia a los suyos que llegó la hora de acordar con el Gobierno”. En LetraP confirman que este lunes se reúne la mesa nacional de Juntos por el Cambio para definir sus integrantes tras las elecciones legislativas.

El martes se suma otro consenso entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. En esta oportunidad, será en territorio bonaerense y para habilitar la reelección de los intendentes. El gobernador Axel Kicillof lleva esta propuesta acordada, y en la misma sesión se votará el presupuesto provincial del 2022, “un endeudamiento por 95.000 millones de pesos y una ley fiscal impositiva, a la que la oposición considera ´razonable´” según fuentes de La Nación. La rosca del gobernador Kicillof tiene como trasfondo una nueva postal represiva contra los sectores más vulnerables y necesitados de la provincia: incendiaron comedores y hasta colchones y comida de los merenderos de vecinos de Ciudad Evita el mismo 24 de diciembre.

Hola 2023

Hasta Eduardo Van Der Kooy en Clarin alerta a Juntos por el Cambio por las apresuradas internas presidenciales: “demasiados dirigentes de la coalición se encandilan con el 2023. Promueven candidaturas presidenciales. Soslayan el durísimo tránsito que espera hasta aquel horizonte de recambio”.

Las disputas presidenciales anticipadas también atraviesan a la coalición del Frente de Todos. Alberto Fernández hizo declaraciones en Perfil, donde confirmó que buscará la reelección mediante la utilización de una PASO. Horacio Verbitsky en El Cohete a la Luna cuestiona al presidente porque “hablar en este contexto de la próxima elección presidencial no sintoniza con los intereses de ningún sector de la sociedad”.

Pero Cristina Fernández tuvo una semana pública activa con mensajes que fueron leídos a la luz del 2023. No solo hizo reiterados posteos en sus redes sociales, también se mostró en un evento en Pilar rodeada de artistas publicando una síntesis de su discurso. Gimena Fuertes en Tiempo Argentino analiza que el “2023 se acerca y cuando hay que salir al escenario, Cristina no duda en primerear”. “Hoy quiero hablar de las cosas hermosas que hemos podido construir juntos y de las que seguramente vamos a volver a construir”, dijo la vicepresidenta en un fragmento. Según Fuertes “algunos quieren leer como una postulación prematura, y otros interpretaron apenas como el anuncio de una búsqueda de mayor protagonismo”.

Diego Genoud también destaca de ese discurso de Cristina Fernández su reivindicación de Unidad Ciudadana en 2017 como la antesala para “reordenar el peronismo” y ganar en 2019 con el Frente de Todos. Es de los que interpreta que “CFK no está pensando en retirarse después de 2023 sino buscando cómo continuar, de alguna forma, en el poder”. A los mensajes del tándem presidencial, se agrega que La Cámpora confirma que tendrá su candidato propio en 2023, y un Axel Kicillof que se decidió por apostar a la reelección en la provincia de Buenos Aires. Por eso Genoud habla de una sola certeza: “delegar se demostró inviable y todo se resolverá en una PASO”.

Dilemas estructurales

La agenda política sigue cargada y todos los esfuerzos siguen puestos en acordar con el FMI y el retrasado “plan plurianual”. Claudio Mardones en Tiempo Argentino dice que se “pondría en juego en febrero o a partir de la última semana de enero, como una forma de abrir el período de extraordinarias”.

El presidente Fernández habló por cadena nacional horas antes del brindis de navidad para dar un mensaje de total optimismo: “vamos bien y vamos a estar mejor”, destacando que “el 2021 fue el año de la recuperación económica”. Pidió por un 2022 que “sea el año de los grandes acuerdos”, interpelando a Juntos por el Cambio para el siguiente paso de acordar con el FMI.

Un optimismo que contrasta con los propios datos que publicó el INDEC esta semana: el 60% de los trabajadores gana menos de $50.000. Uno de los datos más impactantes es el de la desigualdad de ingresos promedio entre trabajadores formales e informales: $ 62.038 versus $ 27.301. La recuperación económica tiene la gran contradicción de que no está llegando a “los últimos” que, según las promesas que sigue repitiendo Alberto Fernández, deberían “estar primero”. Los nuevos empleos retroalimentan la precarización de informales y monotributistas, y aun así el gobierno oficializó que se terminará la prohibición de despidos y la doble indemnización.

Horacio Verbitsky señala los datos de CIFRA de la CTA donde apuntan que “en el marco de un elevado proceso inflacionario, la reactivación fue contemporánea a una caída significativa en el peso de los salarios en el PIB (del 49,8% al 40% entre el segundo trimestre de 2020 y mismo período de 2021)”. Siguen perdiendo las y los trabajadores.

Otro dilema estructural es el “precario esquema económico nacional que, diseñado a la medida de la urgencia de dólares para pagar una deuda odiosa, tiene en el extractivismo una de sus esperanzas negras” como describe Fernando Rosso en Tiempo Argentino. La lucha del pueblo de Chubut impuso la derogación de la zonificación minera con su persistente movilización y la entrada de la clase trabajadora parando en sindicatos claves de la provincia. Es la segunda derrota por la movilización popular que sufre el Frente de Todos en dos años por sus iniciativas extractivistas. La primera la asestó el pueblo de Mendoza que triunfó evitando la modificación de la ley 7722.

Rosso repasa lo que hizo el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, con la rebelión chubutense fresca: se reunió “con representantes de la Unión Industrial Argentina y de la Mesa Minera que le manifestaron ´su preocupación por los hechos ocurridos en Chubut que responden a conductas contrarias a la legalidad y que no respetan el orden jurídico vigente´”. En la misma sintonía cuenta Alejandro Rebossio que se expresaron los popes de la AEA (Asociación Empresaria Argentina) que nuclea grandes empresas del calibre del grupo Techint de Paolo Rocca: “manifestaron su espanto por la quema de la casa de gobierno de Chubut ante la aprobación de la ley minera”. Lo cuenta a propósito de una línea que gana más terreno en el Frente de Todos: “no solo acercarse al establishment internacional sino también al local”. Las prioridades del gobierno hay que verlas en los hechos.

“El ejemplo chubutense demuele los discursos de la resignación que impone el peronismo para justificar un nuevo pacto entreguista para honrar la deuda odiosa contraída por Macri con el FMI” dice Esteban Martine en el Semanario Ideas de Izquierda. Una alianza social que se mostró poderosa y reaparece amenazante frente a un poder político y económico que profundiza su incapacidad de futuro para las mayorías con su desigualdad, ajuste, saqueo y destrucción del medio ambiente.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias