×
Red Internacional

Insolito decreto del decanato.Económicas UBA: sin consulta ni condiciones, el Decanato impone evaluaciones presenciales

Nuevamente la gestión de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA impone la presencialidad a docentes y alumnos, cambiando las reglas a horas del comienzo de clase y sin ningún tipo de consulta a la comunidad educativa

Julio PérezEstudiante de Economía- UBA

Viernes 12 de marzo | 11:34
Largas colas sin protocolos para rendir los finales de verano

El miércoles 10 de marzo, horas antes del comienzo del cuatrimestre, se envió un correo electrónico desde Sala de Profesores comunicando que por decreto del decano de la FCE, los alumnos tendrán que rendir de forma presencial el primer parcial y el recuperatorio, de ser necesario.

Las y los docentes denunciaron “improvisación y discrecionalidad” por parte de las autoridades, ya que se enteraron el día anterior al comienzo de clases, cuando ellos habían tenido que confirmar las normas de su curso en diciembre de 2020. Denunciando además que la decisión no responde a ningún criterio pedagógico, ni mucho menos sanitario. Pasando por encima de las condiciones de trabajo de los trabajadores de la UBA.

En el mismo sentido las y los estudiantes que se habían inscripto en febrero se les cambian las condiciones de cursada. Se impone así un primer parcial presencial que, sin ningún sentido pedagógico ni epidemiológico (cuando aún no se realizó la vacunación ni para los docentes) actuaría como un "filtro" hacia los estudiantes y mostrando una "normalidad" donde no la hay, a la medida de las patronales. ¿Cuál sería el motivo sino de los presenciales, luego de un año de virtualización forzosa donde el propio decanato obligó a tomar finales virtuales sin garantizar la conectividad ni las condiciones de acceso?

No hubo aviso institucional en este caso sino que la mayoría se enteró a través de un tuit de la agrupación radical Nuevo Espacio, conducción actual del centro de estudiantes (CECE), bajo el lema "certeza para los estudiantes" la cual tuvo numerosos repudios en sus redes sociales acusando de no representar a los estudiantes y de “ser voceros del rector”.

El decreto señala que “los alumnos deberán haber aprobado por lo menos una evaluación de manera presencial”, que la misma se realizará entre el “19 de Abril y el 21 de Mayo de 2021” y de ser necesario el recuperatorio, éste se realizará entre el “21 de Junio y el 9 de Julio de 2021”. Las modalidades virtuales y los seminarios de integración y aplicación rendirán un final presencial entre el “10 y 16 de Julio de 2021”. Por supuesto, todas estas fechas no tienen en cuenta la planificación que lleva adelante cada docente de sus cursos.

Sin embargo, dicho decreto no hace ningún tipo de referencia acerca de la situación de las y los docentes y estudiantes que sean de riesgo, sólo dice que los alumnos inscriptos a los cursos podrán renunciar a dicha inscripción entre “el 15 y 19 de Marzo de 2021”. Es decir, no se brinda una alternativa ni para los estudiantes que son personas de riesgo a los que solo los dejan al abandono de la cursada, ni a los docentes a quienes los eximen de asistir pero sin una solución para las cátedras a quienes sobrecargan de tareas, o a personal no docente a quien todo da a entender que otra vez (como ocurrió en los exámenes de verano) les asignarían tareas que no les corresponden.

Otro problema que sigue sin resolverse desde que se rindieron presenciales los finales de verano, es el hecho que en los cursos numerosos, para poder rendir en burbujas de 25 alumnos, se necesitan varios docentes por curso. Lo cual es un problema el nombramiento de docentes en la FCE, ya que la mayoría no percibe renta (6 0% son ad honorem), ni están nombrados si quiera.

Nuevamente la imposición de las autoridades de la facultad, en acompañamiento con Nuevo Espacio conducción del CECE, generan enorme malestar entre docentes y estudiantes a los cuáles se los obliga a viajar y exponerse a un virus, sin siquiera garantizar vacunación ni protocolos claros, ni haber relevado las condiciones de salud de docentes y estudiantes, como se demostró en el experimento (como ellos mismos dijeron) de los cursos de verano.

Estos “desmanejos” se dan en una situación de recorte a la educación en los últimos años. El presupuesto universitario 2021 presentado por el gobierno nacional sufrió un recorte del 9% (considerando una inflación de 29% para 2021). Donde los docentes vienen de tener un aumento de sólo el 7% en todo 2020 ante una inflación del 36,1% del año pasado. Se desfinancia la educación en post de pagar la “deuda odiosa” que somete al país bajo el mando del FMI y los acreedores privados.

Desde el Ministerio de Educación de Nación, encabezado por Nicolás Trotta, no hay un plan serio para la universidad. Mientras aumenta la deserción de los sectores más precarizados que no tienen acceso a la conexión o dificultad para la cursada.

¡Que no decidan por nosotros!

Desde EnClaveRoja-JuvPTS en el Frente de Izquierda creemos que es necesario que docentes, estudiantes y no docentes nos organicemos para impulsar Comisiones Mixtas de Higiene y Seguridad para el debate y la discusión de los protocolos o la creación de uno nuevo, para su control e implementación, así como relevar si están dadas o no las condiciones de infraestructura, insumos y los elementos de higiene para la prevención.

Empecemos a organizarnos en la lucha por nuestro derecho a poder decidir sobre la modalidad de estudio, porque el gobierno destine más recursos para becas para que nadie quede afuera y mejores condiciones de trabajo, cuidando la salud de todos y todas.

Te puede interesar: Vuelta a clases en la UBA: que no decidan por nosotrxs

Firma y difundi el petitorio contra la imposicion de las autoridades.. Que no decidan por nosotrxs!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias