Sociedad

SALUD

Ébola: qué es y cómo se contagia

Alfredo González

@Alf_Gonzalez_

Jueves 9 de octubre de 2014 | Edición del día

A partir de la detección del primer caso de Ébola adquirido en España, esta enfermedad vuelve a ocupar las tapas de los diarios. La Izquierda Diario ha dado cuenta de la situación, analizando las causas de esta epidemia y sus mayores responsables.

En esta nota nos ocuparemos de hacer un repaso de las características más importantes de esta enfermedad, sus síntomas y sus vías de contagio.

La enfermedad por Ébola virus

Se trata de una patología de origen viral, producida por el Ebolavirus, que ingresa al organismo a través de materiales biológicos contaminados (más precisamente, sangre y fluidos corporales de personas infectadas).

Los síntomas pueden aparecer en un período de 2 días hasta 3 semanas después del contagio, aunque la mayor parte de los pacientes presentará los síntomas a los 8 - 10 días. Inicialmente, son los típicos de las enfermedades virósicas: decaimiento, dolores musculares, fiebre, dolor abdominal y dolor de cabeza. Estos síntomas, son completamente inespecíficos y por sí solos no hacen el diagnóstico de la enfermedad.

Posteriormente se presentan vómitos y diarrea, agregando luego sangrado (tanto externo como interno) e insuficiencias renal y hepática. Si la persona infectada no presenta mejoría, evoluciona hacia la falla multiorgánica y la muerte.

La transmisión persona a persona se da a partir del contacto con fluidos corporales de personas que se encuentran en fases avanzadas de la enfermedad. Estos contactos pueden ser en mucosas (nariz, boca), lesiones cortantes o abrasiones de la piel.

Pronóstico y tratamiento

Se trata de una enfermedad de alta mortalidad para la cual no existe un tratamiento de efectividad comprobada. Los pacientes que presentan la enfermedad reciben lo que se llama “medidas de soporte hemodinámico”. Es decir, se intenta ayudar al cuerpo a manetenrse estable supliendo las funciones que no puede cumplir (la respiración mecánica en el caso de los pulmones, diálisis en el caso de los riñones), mientras se espera la recuperación a partir de las propias defensas del paciente.

A partir de los nuevos casos y el riesgo de la extensión a Europa y América, se ha comenzado a probar nuevos tratamientos. El de mayor cobertura mediática es el “suero hiperinmune”, basado en el trabajo del Dr Maistegui en el tratamiento de la Fiebre Hemorrágica Argentina. Se trata de un suero obtenido a partir de la sangre de un paciente que haya sufrido la enfermedad y haya sobrevivido, aprovechando así los anticuerpos ya formados para combatir la enfermedad. Aún así, al contrario del caso de la Fiebre Hemorrágica Argentina, no se conoce la efectividad de este tratamiento.

Por otro lado, los grandes laboratorios se han lanzado a la carrera para llegar primeros al gran negocio de una cura, mientras se frotan las manos imaginando las ganancias que pueden llegar a obtener ofreciendo tratamientos “de urgencia” muy caros, sin efectividad comprobada.

La prevención, la única medida efectiva

Frente a esta enfermedad, la única medida de eficacia demostrada es la prevención. Esto implica la elaboración de protocolos y la capacitación del conjunto del personal de salud, así como la información de la población, para reconocer rápidamente las pautas de alarma y actuar en consecuencia.

Mientras la alarma por el ébola se enciende en Estados Unidos y Europa, la epidemia sigue cobrándose miles de vidas en África. Una enfermedad conocida hace décadas, que en su historia se ha cobrado miles de vidas y que, como tantas enfermedades infectocontagiosas, se propaga velozmente en la miseria del pueblo africano, sometido por las grandes potencias imperialistas y sus intereses económicos. Una enfermedad para la cual el desarrollo de potenciales curas se encontró bloqueado hasta que los grandes laboratorios vieron la posibilidad de hacer negocios a partir de su extensión. El ébola, así como la tuberculosis y tantas otras, es un asesino armado gracias al afán de lucro de las empresas farmacéuticas.







Temas relacionados

Ébola   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO