×
Red Internacional
La Izquierda Diario

El dirigente gremial cuestionó al ministro de Trabajo, que se ubicó del lado empresario ante el reclamo sectorial que lleva adelante Camioneros.

Jueves 1ro de abril | 17:55

"Walmart es una empresa yankee que se llevó la guita afuera. Nos llama la atención el señor Moroni haya dicho que no corresponde el pago de la indemnización, siendo un reclamo legítimo. De última que lo digan los empresarios, De Narváez, Clarín o La Nación. O Macri, o Patricia Bullrich que dicen que somos extorsionadores”.

Pablo Moyano hizo sentir su enojo contra el ministro de Trabajo de la nación, Claudio Moroni. Como su hubiera descubierto la pólvora, dijo que el funcionario nacional “habla a favor de los empresarios”.

Moroni -un hombre más que cercano al presidente Alberto Fernández desde hace décadas- bien podría ser el ministro de los despidos ilegales. Bajo su “gestión” la desocupación no cesó de incrementarse. La prohibición de despidos se convirtió en papel mojado con mucha rapidez. Tanto que, apenas firmada, se violentó en el propio Ministerio de Trabajo con la aceptación de más de 1.400 cesantías en la construcción, llevadas a cabo por el mismo Paolo Rocca.

Ahora Moroni defiende a los grandes empresarios del Comercio. Este jueves se puso del lado de las nuevas patronales del Walmart y de Garbarino. Lo hizo criticando las medidas de fuerzas que viene llevando adelante el sindicato de Camioneros contra esas patronales.

En declaraciones a los medios afirmó “estamos tratando de entender el motivo del conflicto. El sindicato exige un pago de compensaciones de las cuales no entendemos el origen”. Agregó, además, que “no hay ninguna norma que obligue a la empresa a pagar” indemnizaciones, tal como lo exige la conducción de los Moyano.

Como se viene informando, el gremio de Camioneros reclama ante esas empresas que, en los últimos tiempos, cambiaron de dueño. Ante la patronal de Walmart -ahora en manos de Francisco De Narváez- el sindicato dirigido por Moyano exige que la empresa despida a los trabajadores, les pague doble indemnización y los vuelva a contratar con el mismo convenio y piso de derechos. Ante la marca de venta de electrodomésticos terminó reclamando un bono de $ 10.000, aunque había iniciado con un reclamo similar.

La respuesta de Moyano muestra, a la vez, otra interna del Frente de Todos. Entre sus críticas a Moroni, el dirigente camionero incluyó la extensión de los mandatos de la CGT.

La interna y los reclamos, sin embargo, no alteran lo esencial de la ubicación de la dirigencia sindical. Encabezando reclamos sectoriales -como lo hace el moyanismo- o haciendo la plancha de tanta tregua -como lo hacen la enorme mayoría de los gremios enrolados en la CGT- la burocracia sindical garantiza la continuidad del plan de ajuste que tiene lugar en el país.

La contracara son duras peleas de la clase trabajadora, donde son los sectores de base los que imponen métodos de lucha mas combativos para enfrentar los ataques patronales y de los Gobiernos que responden a sus intereses.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias