×
Red Internacional
La Izquierda Diario

En los medios.Dudas sobre su eficacia y más control represivo: repercusiones de las nuevas restricciones

Funcionarios hablaron sobre las medidas que regirán hasta el 30 de abril. Dicen que habrá que “recauchutarlas” antes del plazo y que habrá que aplicar “un poquito de rigor” para que se cumplan.

Juana Galarraga@Juana_Galarraga

Jueves 8 de abril | 10:31

Distintos funcionarios de Gobierno se refirieron a las nuevas medidas restrictivas anunciadas por el presidente Alberto Fernández en los medios, que comenzarán a regir desde las 0 h de este viernes, hasta el día 30 de abril.

Según se desprende de sus declaraciones, hay dos aspectos que preocupan:

En primer lugar, la eficacia real de las medidas para frenar el avance de la segunda ola. Esto se manifiesta en la expresión de la posibilidad de recrudecer o revisar las medidas pasadas las tres semanas o incluso, antes del 30 de abril.

Te puede interesar: Pandemia.Segunda ola: ¿qué propone la izquierda?

En segundo lugar, cuál será la forma para garantizar el cumplimiento de las medidas. En este punto, las voces oficiales coinciden en la necesidad de apoyarse en sanciones severas a la población y en el auxilio de las fuerzas represivas.

“Vamos a tener que recauchutar las medidas"

Este miércoles por la noche, en el programa A dos voces que se emite por TN, el médico sanitarista y asesor del gobierno de la provincia de Buenos Aires, Jorge Rachid, polemizó con el macrista Hernán Lombardi respecto de las medidas anunciadas por el Gobierno. El debate venía picado, con tono elevado, típico de cuando los funcionarios del oficialismo y la oposición discuten en “modo grieta on”. Aunque nunca discuten cuestiones de fondo, como la necesidad de invertir más presupuesto en salud. El único punto en torno al cual discuten, es sobre la apertura o cierre de actividades económicas.

Rachid manifestó que desde la provincia de Buenos Aires, la recomendación había sido tomar medidas más duras que las que anunció Fernández, básicamente un parate y cierre total durante 15 días. Avanzado el programa, la discusión giraba en torno al acompañamiento o no de las medidas que impulsa el Gobierno por parte de la oposición. La oposición demagógica de derecha de Juntos por el Cambio, denunció Rachid, desde el inicio de la pandemia impulsó todo tipo de acciones y campañas negacionistas contra la cuarentena, contra el uso de barbijos, contra las vacunas.

Leé también: Decreto presidencial.Fernández anunció restricciones y responsabilizó a la población: "El relajamiento siguió en gran medida"

Como denunció La Izquierda Diario, las movilizaciones de la derecha alentadas por figuras de Cambiemos como Patricia Bullrich durante 2020, fueron totalmente funcionales a los intereses patronales que exigían una apertura indiscriminada de la actividad económica y en contra de cualquier medida que apenas amenazara con tocar sus ganancias, como evidenció el caso de Vicentín. Pero este no es el eje de la denuncia de Rachid, por supuesto. Tendría que asumir que el mismo Gobierno retrocedió sin chistar ante cada una de las apretadas de la derecha reaccionaria.

Respecto de la posición de Rachid de la necesidad de un parate total de 15 días, Lombardi sostuvo que desde Juntos por el Cambio son “mucho más cuidadosos. Decimos que hay que acompañar las medidas aunque no estemos de acuerdo…”

“No ponga palabras en mi boca que no dije. Yo no dije que no estaba de acuerdo, dije que nosotros proponíamos eso. Yo con mi gobierno apuntalo medidas porque sé que estamos en una instancia dramática, donde probablemente tengamos que entrar a boxes antes de las 3 semanas, qué quiere decir esto, vamos a tener que entrar a recauchutar las medidas y no les quepa la menor duda, esto que les estoy diciendo, también le digo a mi gobierno como también le digo que hacen falta lo que decía Sujarchuk (intendente de Escobar, localidad que ya anunció que tienen el 100 % de las camas de terapia ocupadas, presente en el debate, NdR), que son los instrumentos económicos para que aguantemos esta situación”.

La ministra de Salud, Carla Vizzoti, por su parte, fue un poco más optimista que Rachid. Según manifestó tras los anuncios presidenciales y advirtió que podrían tomarse medidas más duras si no surten efecto en unas tres a cuatro semanas. En diálogo con Radio 10 sostuvo que “el presidente Alberto Fernández dijo ayer que si siguen aumentando los casos, se ocupan las camas de terapia intensiva, lo que vimos en otros países son medidas más restrictivas”.

“Un poquito de rigor”

Otro aspecto a destacar de las repercusiones que tuvo el anuncio presidencial, es la necesidad de apoyarse en sanciones más duras contra la población y en el auxilio de las fuerzas represivas para garantizar el cumplimiento de las medidas restrictivas.

Como evidenció el inicio de la cuarentena en 2020, el discurso oficial respecto del rol de las fuerzas represivas, redundó en un envalentonamiento de las mismas, que se descargaron totalmente liberadas contra la población, sobre todo, la más pobre que habita las barriadas populares. La desaparición seguida de muerte de Facundo Astudillo Castro y otros casos espeluznantes como el de Luis Espinoza en Tucumán, fueron consecuencia de esto. Las denuncias de violencia institucional se multiplicaron a lo largo y ancho del país, así como los videos con imágenes de abusos, vejámenes, humillaciones contra la gente en la calle. ¿Sirvió esto para frenar el avance del virus? Nos permitimos dudarlo.

Podés leer: Zona Sur.La policía de Berni le dio una salvaje golpiza a joven víctima de gatillo fácil

En la previa del anuncio de Fernández, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, adelantó cómo hará el Gobierno para evitar fiestas clandestinas y que no haya circulación de personas no autorizadas durante la madrugada. En diálogo con A24, advirtió: “El hombre es bueno, pero si se lo controla es mejor”. “Todas estas medidas van a ir acompañadas de un sistema de multas, de incautación de autos para aquellos que transgredan el horario que no está permitido y que no sea personal esencial”, aseguró.

Va a haber medidas que acompañen para vigilándolo, a ese hombre que es bueno, realmente sea más bueno. Necesitamos de la colaboración de todos, pero obviamente que habrá que aplicar un poquito de rigor para los que no cumplan”, explicó.

Consultado sobre cómo se procederá ante las fiestas clandestinas, agregó que “las fuerzas de seguridad vienen actuando, tanto las municipales como provinciales. Cuando llegan a un lugar se desarma la fiesta. Durante la pandemia y ahora se va a volver a hacer, se van a aplicar multas importantes, se van a incautar los equipos de audio y otros equipamientos que estén usando, por lo cual lo van a tener que pensar varias veces antes de hacer una fiesta clandestina”, sostuvo.

Más información: Prioridades.En lo que va del 2021 se destinó más plata a la deuda que a Salud

“Además de aplicarle la multa, en la costa (Atlántica) se usó muy bien” ante la detección de una fiesta clandestina “se le quitaban todos los equipos de audio. Y además de eso se le aplicaba una regia multa, era una buena multa ¿eh? No recuerdo bien pero el monto era salado”, detalló. El mecanismo expresado para garantizar el cumplimiento de las medidas, va a tono con el discurso oficial: la conducta individual, particular de cada habitante, es la responsable del crecimiento de los casos. El mismo presidente acusó a la población de generar un aceleramiento de la segunda ola, después de permitir el turismo en Semana Santa, solo para no afectar las ganancias de los empresarios del turismo.

En diálogo con C5N, este miércoles por la noche, el ministro de Transporte, Mario Meoni, también recalcó todas las medidas de control para el uso del transporte público a través del seguimiento de las tarjetas SUBE y otras medidas que supuestamente siempre estuvieron vigentes, como las que se van a reforzar a partir de ahora. Consultado sobre cómo harán para garantizar que el transporte público sea utilizado solo por esenciales, respondió que el Gobierno se apoyará en las fuerzas represivas, así como en el personal de seguridad de las líneas de ferrocarriles.

¿Algún funcionario mencionó las sanciones para las patronales que obligan a trabajar con síntomas, que no cumplen protocolos, que no garantizan la higiene ni los mínimos insumos para resguardar la vida de su personal en los establecimientos laborales? ¿Algún funcionario mencionó las sanciones a las empresas de transporte que no aumentan la frecuencia de sus servicios, ni ponen más unidades para que las personas que tienen que ir a trabajar sí o sí no viajen como ganado, igual que en la era de la prepandemia? Por supuesto que no. A estos “hombre buenos” del capitalismo, no los controla nadie. Todo el rigor, es aplicado contra la población.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias