SEMANARIO

[Dossier] Los liberfachos y el verso de su discurso antisistema

LIBERALES

[Dossier] Los liberfachos y el verso de su discurso antisistema

Ideas de Izquierda

Los ultraliberales como Javier Milei o José Luis Espert se quieren presentan como la gran novedad en estas elecciones, después de que en 2019 el segundo fuera candidato presidencial con una magra cosecha de votos. Se autodefinen como “libertarios” aunque la única libertad que defienden es la del capital.

En un contexto de crisis, donde al desencanto con el oficialismo se suma el rechazo de la oposición por el recuerdo fresco de la bancarrota de Macri, estos se presentan como una cosa completamente distinta a los principales partidos que gobernaron la Argentina. Pero son apenas una versión reciclada y recalcitrante del ideario proempresarial que se aplicó tantas veces en el país. La ligazón con los partidos tradicionales de los que buscan separarse se pone en evidencia si consideramos que hasta último minuto Espert buscó negociar participar de la interna de Juntos. O si consideramos la similitud entre sus planteos y los de Ricardo López Murphy, que se presenta en la interna de esta fuerza en CABA.

Buena parte de lo que pregonan los “libertarios” se aplicó en distintos momentos desde Martínez de Hoz hasta acá, pero su argumento es que el fracaso en que terminaron estas políticas se explicaría por no haberlas aplicado consecuentemente. Son impulsores de una reducción sin anestesia del gasto público y los impuestos, y reivindican una especie de “anarcocapitalismo” en el que el Estado se reduzca a las leyes elementales para que funcione la economía privada, y al rol de policía. Milei y otros llegan a plantear la eliminación del Banco Central, una forma de que la creación de dinero y su manipulación quede en manos privadas, para ventaja centralmente de los bancos. Para estos el keynesianismo es un “socialismo”, y como el macrismo aumentó episódicamente el gasto público y no redujo el déficit (porque ajustó pero también bajó impuestos para los ricos y grandes empresas) es tratado por estos como un “socialismo de buenos modales”. Tienen un discurso antisistema y muchos medios los tratan así, pero son una voz rabiosa de defensa de los derechos de la clase dominante, los mismos “empresaurios” que se enriquecieron durante décadas con las políticas de todos los que estos ultraliberales repudian. Su “rebeldía” es pura impostura. La alianza de Milei para las elecciones con figuras que reivindican la dictadura muestra que su pose libertaria solo se reduce a la economía.

A continuación podés leer las notas de Ideas de Izquierda en las que polemizamos con los planteos de estos exponentes.

Las ideas de Del Caño que ponen nerviosos a Milei y a los CEO por Pablo Anino y Esteban Mercatante

Liberales horror show: Milei y Espert, caníbales al ataque por Pablo Anino

El liberalismo y su fracaso histórico por Pablo Anino

José Luis Espert y la Argentina devorada por sus propios dueños por Gastón Remy

Más que libertarios, un refrito neoliberal conservador por Julio Pérez y Ezequiel Silva

¿Y si la rebeldía es de izquierda? por Matías Maiello


VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN
COMENTARIOS
CATEGORÍAS

[Ideas & Debates]   /   [José Luis Espert]   /   [Javier Milei]   /   [Mercado]   /   [Derecha]   /   [Liberalismo]