Mundo Obrero

TUCUMAN

Dos ingenios de Rocchia Ferro arrancan la zafra con obreros heridos

En unas pocas horas se registraron accidentes laborales en los ingenios Aguilares y Cruz Alta, ambos del empresario Jorge Rocchia Ferro, quien contradiciendo la versión de los bomberos y de la FOTIA, asegura ser víctima de un atentado con bomba de estruendo.

Jueves 11 de junio | 15:41

Cerca del mediodía de hoy se produjo una explosión en el Ingenio Aguilares, cuando dos obreros trabajaban con acetileno y oxigeno, gases altamente explosivos, con una manguera pinchada. Al momento de prender la maquina soldadora se habría producido la explosión.

Esta versión coincide con la de la FOTIA y se asemeja a la del jefe de personal de la fábrica, Jorge Martínez, quien aseguró que lo que explotó fue un tubo de oxígeno de un equipo de soldar provocando las lesiones a los dos trabajadores. La versión de los bomberos asegura que lo que explotó fue un equipo soldador que estaba dentro de un tubo que se utiliza para transportar jugo de caña.

Sin embargo, por increíble pueda parecer, desde la empresa aseguran ser víctimas de un atentando con bomba de estruendo y piden a la justicia que intervenga para buscar algún terrorista suelto.

Afortunadamente los obreros heridos fueron derivados al hospital y ya se encuentran fuera de peligro. Sin embargo un accidente mucho más serio ocurrió el día de ayer en el Ingenio Cruz Alta, también propiedad de Rocchia Ferro.

Allí un trabajador resultó gravemente herido por la caída de una chapa que le amputó un pie y le fracturó el otro. Esta versión fue confirmada por Roberto Palina, legislador, titular de la FOTIA y ex Secretario de Trabajo de la provincia.

Actualmente la Secretaría de Trabajo está en manos del número dos de la FOTIA, Andrés Galván, quien sigue los mismos pasos que su socio antecesor: no hacer inspecciones y controles que aseguren las condiciones de trabajo adecuadas en los ingenios.

Rocchia Ferro, dueño del Grupo Los Balcanes, fue señalado por el gobierno nacional como uno de los especuladores con los precios del azúcar y el alcohol durante la pandemia; tiene multiples procesos judiciales por la contaminación del Río Salí; fue procesado por evasión fiscal en 2016; ha sido denunciado por el Sindicato del Ingenio San Isidro (Salta) por no garantizar las condiciones de higiene y seguridad, ¿le falta alguna mancha más al tigre?. No, pero promete seguir sumando.

Tan fiel representante de la burguesía regional resulta, que ha sido nombrado presidente de la Unión Industrial de Tucumán y es la voz cantante de los industriales del NOA y NEA, que en el día de ayer se manifestaron en contra de la intervención sobre la fraudulenta administración del grupo Vicentín.

Comisiones de Higiene y Seguridad

Es claro que los empresarios azucareros tienen las manos libres para explotar a los trabajadores en las peores condiciones laborales. Según el último informe de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, la industria azucarera está registra la mayor carga de siniestralidad en el sector industrial de Tucumán.

Todos los años hay accidentes laborales producto de la desidia patronal. El año pasado 9 obreros murieron y decenas resultaron heridos en el incendio que se produjo en el Ingenio La Esperanza, del empresario tucumano Juan José Budeguer.

También la contaminación ambiental ocurre a la vista de todo el mundo. Pero estas patronales gozan de la impunidad que le garantiza el gobierno de Manzur y la complicidad de la directiva de la FOTIA.

La salud de los trabajadores no puede quedar en manos de ellos. Es necesario impulsar comisiones de higiene y seguridad formadas por trabajadores de todos los sectores, con apoyo técnico y profesional de las universidades, de manera de controlar que el trabajo se realice en las condiciones adecuadas y exigir a los sindicatos de fábrica que se pongan a la cabeza de estos reclamos.







Temas relacionados

NOA   /    Juan Manzur   /    FOTIA   /    Ingenios   /    Tucumán   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO