×
×
Red Internacional

Familiares, amigos, vecinos y organizaciones solidarias realizaron ayer una nueva marcha en Alejandro Korn exigiendo su aparición con vida. También hubo acciones en la Ciudad de Buenos Aires. Los días pasan, y la bronca crece. Cómo profundizar la lucha, por Tehuel y por todes.

Miércoles 7 de abril | 14:27

Ya pasaron más de 26 días desde que Tehuel, un pibe trans de la localidad de San Vicente, en Alejandro Korn, salió de su casa en busca de un trabajo y no volvió. Una de sus hermanas cuenta que “iba a encontrarse con Luis Alberto Ramos, que el sábado anterior le había propuesto un trabajo como mozo en un evento. Ese día le canceló y el jueves siguiente lo llamó de urgencia. Mi hermano estaba mal económicamente, necesitaba el trabajo”, cuenta.

Seguramente Tehuel salió esperanzado por tener un laburo, como muchos pibes y pibas que hoy en día no consiguen nada, y si encuentran algo seguro es precarizado. Esta situación se agrava para las personas trans, todavía más excluidas por la sociedad patriarcal y el mercado laboral.

A casi un mes de ese 11 de marzo, los días pasan y no hay una respuesta sobre dónde está Tehuel. Cuando la familia junto a los vecinos decidieron buscar por su cuenta, después de 5 días sin respuesta a la denuncia de su desaparición, recibieron amenazas desde la policía y la fiscalía a cargo.

No es el único hecho que da cuenta de las irregularidades que hay detrás de su desaparición. Aunque fueron detenidas dos personas, acusadas de encubrir la desaparición de Tehuel, la causa a cargo de la fiscal Karina Guyot y del juez Martin Rizzo no prospera. “Como ambos se negaron a declarar, dependemos de lo que haya en sus teléfonos”, sostienen, incluso reconociendo que “hay cosas que se podrían haber hecho antes, desde el primer momento de la desaparición”.

Las mismas instituciones del Estado que nos criminalizan y nos persiguen por “portación de cara”; la misma policía que nos ejecuta con su gatillo fácil, como pasó con Luciano Arruga o con Facundo; las mismas instituciones que garantizan el funcionamiento de las redes de trata; que encubren a los femicidas y nos reprime con la policía de Berni cuando salimos a reclamar contra la violencia que sufrimos, como pasó con Úrsula; las mismas que desalojan a las familias, a las mujeres víctimas de violencia, a la población travesti trans sin techo, como pasó en Guernica. Esas mismas instituciones ahora nos vuelven a decir que tenemos que esperar.

Podés ver: Entrevistas.¿Dónde está Tehuel? Voces por su aparición con vida

Ya pasó casi un mes de la desaparición de Tehuel. No nos alcanza que el gobernador Kicillof o la ministra Estela Díaz hablen de nuestros derechos. Salimos a las calles porque queremos que se garanticen. Porque queremos encontrar a Tehuel con vida, y porque sabemos que él es uno más de los miles de pibes que no tienen acceso al derecho a la salud, al trabajo, a la vivienda por el sólo hecho de ser jóvenes, pobres y trans.

Por eso, junto al reclamo de aparición con vida de Tehuel, nuestra exigencia de implementación del cupo laboral travesti- trans para todes; de acceso de calidad a la salud, a la continuidad de nuestros tratamientos hormonales y a la gratuidad de los medicamentos que necesitan las personas con HIV; a la implementación de la ley de identidad de género en todo el país; a la educación sexual integral sin injerencia de las iglesias; a la declaración de la emergencia en violencia de género, para que se garanticen las licencias, los equipos integrales, el techo para y el trabajo para quienes son víctimas de este flagelo, se reactualizan.

Decimos con claridad: los gobiernos y el Estado son responsables de esta situación de violencia estructural que recae sobre miles de jóvenes, sobre las, los y les trabajadores y pobres en todo el país. Por eso también, desde Pan y Rosas y la Juventud del PTS en el Frente de Izquierda peleamos por avanzar en un gran movimiento de lucha, que se organice desde abajo, de manera independiente de las instituciones del Estado y de los gobiernos de turno, confiando en nuestra fuerza y uniendo nuestra lucha a la de quienes también salen a pelear por sus derechos más elementales.

La fuerza que empezamos a desarrollar con acciones en la Ciudad de Buenos Aires y en Alejandro Korn, logró que comience a visibilizarse el caso de Tehuel. Ahora tenemos que profundizarla y multiplicarla por miles, impulsando una gran campaña nacional y preparando una gran movilización desde los Centros y Secretarías estudiantiles, desde los sindicatos, barrios, las agrupaciones y el activismo LGTTBI, para seguir rodeando de solidaridad a su familia y para que Tehuel aparezca con vida.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias